Go to the content

La pupila insomne

Full screen Suggest an article

La pupila insomne

Aprile 3, 2011 21:00 , by Unknown - | No one following this article yet.
Licensed under CC (by)

La desmesura política o la revolución por Facebook

Giugno 6, 2013 21:00, by Unknown - 0no comments yet

internet_espionaje_corporativoTodo está fuera de lugar. El quehacer político de la información se encuentra en manos de actores mediáticos que han sustituido al periodista profesional y los científico-sociales. Su lugar lo ocupan hombres y mujeres cuyo principal atributo consiste en proyectar imagen, tener cierto dominio del lenguaje y vestir a la moda. Un sinsentido. El conocimiento ha sido trasladado al desván de los trastos inútiles. La osadía de opinar pontificando copa lo cotidiano. Resulta penoso ver a destacados líderes de audiencia, no de opinión, discutir sobre leyes sin saber distinguir entre lo civil y lo penal, confundiendo, además, una querella con una demanda o una estafa con evasión de capitales. Para estos nuevos abogados todo es lo mismo. Asimismo, cuando se refieren al orden económico los gazapos son descomunales. Confunden balanza comercial con balanza de pagos, crisis con recesión, comercio exterior con exportaciones y crecimiento con desarrollo. Y no digamos cuando se trata de hablar de política. En ese instante se sueltan la lengua, les da igual ocho que 80. No tienen el menor empacho en homologar autocracia con dictadura, democracia con partidos políticos, gobernabilidad con seguridad ciudadana o legitimidad con legalidad. Sus intervenciones se miden por el grado de ignorancia, desfachatez y ridículo. Siguen guiones prestablecidos. Están en todos los medios de comunicación. Radio, prensa, televisión, páginas web y YouTube. Tienen su ranking de popularidad, cuya medida consiste en el número de veces que su intervención es visitada. Cien, 500, mil, 10 mil o 100 mil veces. Tienen un millón de amigos que comparten día a día, hora a hora, minuto a minuto y segundo a segundo, sus sesudas reflexiones sobre el desayuno, su estado de ánimo, su último libro, sus lecturas, sus desengaños amorosos, viajes y particular forma de entender la vida política. En 140 caracteres vierten todo su saber. Un prodigio de síntesis y sintaxis. No tienen límites. De allí su desmesura.

No matemos al mensajero. Pero cuando un medio como Twitter o Facebook se transforma en un fin, el despropósito crece hasta límites insospechados. La polémica política se constituye en un simulacro en el que desaparecen la realidad y el sentido común. Lo debatido se vuelve irrelevante. Es la trivialización de la política. Ya no se trata de fundamentar, dar argumentos, situar un acontecimiento o describir un hecho. Sólo se busca hacer ruido. Un discurso plano, en el que no es posible encontrar dos ideas hilvanadas coherentemente. No hay dialogo, es un monólogo entre un emisor y receptores anónimos que buscan ser complacidos en tanto consumidores de bagatelas oportunistas. Otro tanto ocurre con los tertulianos de moda que acaparan Facebook y Twitter. Atraen la atención mediante el chascarrillo, la anécdota, la descalificación o el insulto. Y eso vale para todos aquellos que forman parte de esta farándula político-mediática. Sociólogos, politólogos, periodistas, abogados, historiadores o economistas, sin olvidarnos de los dirigentes políticos adictos a tales formas de comunicar su pensamiento. Es un disparate, sí, pero efectivo. Ese es el problema. Igualmente sirve como herramienta para patrocinarse, dejar constancia del éxito y poner al corriente del mundo la agenda personal. Relatan dónde han sido entrevistados, quién les increpó, cuál es su artículo más reciente y cómo acceder a su página web. En definitiva, se venden como cualquier otro producto de consumo.

Resulta poco halagüeño ver a miembros de la izquierda política y social más interesados opinando sobre lo humano y lo divino que preocupados por dotar de herramientas teóricas a los movimientos sociales. Sólo quieren ser famosos, viajar por el mundo haciendo turismo político, firmar autógrafos y convertirse en trending topic. Sin olvidar la parte crematística. Ellos forman el conglomerado totalitario de las redes de Internet, blogueros de todo pelaje. Liberales, conservadores, progresistas, democristianos, socialdemócratas, radicales y los autodenominados nueva izquierda del contrapoder. Se pelean por ser los amos de Twitter. Han renunciado al rigor, el conocimiento y la labor formativa. Que lo haga la derecha, puede tener sentido ideológico y político: el control y la configuración de la opinión pública; pero que en este circo participen intelectuales etiquetados de izquierda es un dislate. En este mar extravían la bitácora de viaje, el compromiso ético, la dignidad y el sentido de la lucha por la democracia, el socialismo y el pensar reflexivo. Se transforman en seres sin escrúpulos, incapaces de discernir entre la función divulgativa, formadora del saber contrahegemónico y subversivo y la sociedad-espectáculo que les absorbe el seso y los reduce a objetos de consumo.

El mundo de lo efímero es desmesurado, caricaturesco y grotesco. Pierde las proporciones y se ubica en el terreno de lo artificial y la simulación. Sus actores representan papeles intercambiables, según el escenario y el público al cual se dirigen. Gelatinosos, amorfos, se escabullen entre los focos, Facebook, blogs y páginas web. Sus caras son recurrentes, los vemos aparecer en la televisión pública y privada. Se reconocen entre ellos por sus enormes teléfonos móviles, arma arrojadiza para señalar en cualquier momento de su intervención, su último SMS o WhatsApp. No se escuchan. Se insultan, hacen aspavientos, se interrumpen, producen ruido, pero se quieren, son ególatras, oportunistas y cuentan en su favor con un handicap social que les facilita su éxito mediático, la desarticulación de la ciudadanía política. Son un producto, como puede ser un lavavajillas, un desodorante, unas bragas o una hamburguesa. Sólo existen como objetos en las redes sociales. La revolución vía Facebook y Twitter. Constituyen una manada. Trabajan día y noche, no descansan. Solidarios entre ellos, han construido una aberración social de la cual viven, reproduciendo las formas de dominio de un capitalismo complejo donde Internet y las tecnociencias se han apoderado de la praxis teórica para negarla y proponer en su lugar un mundo de simulación en el cual desaparece la experiencia y la realidad. Zombis capaces de engullir la vida eliminando todo vestigio de alternativa política anticapitalista y radicalmente democrática.

Artículos relacionados:




¿Dónde nace tu esfera sucesiva?

Giugno 5, 2013 21:00, by Unknown - 0no comments yet
José Luis Fariñas

Fariñas,_Disolución,_acuarela,_2012 (1)Fase conjugada

Giras,
lámina de carbón,
en aguas divididas,
ligado solamente a todo
por el turbulento lazo
de la ecuación sin cuerdas.
¿Dónde está tu punto?
¿Dónde acaba tu línea?
¿Dónde nace tu esfera sucesiva?
Hielo de sustancia, giras;
como lámina de grafito,
¿serás diamante?
Arriba, los abismos.
Abajo, el celaje,
y lo refractado en puntas de traviesa.

No importa ya el invento cavernario;
no importa si terminas de cabeza,
como Ezequiel ante la nave de fuego.
Importa, y no siempre, la chimenea clausurada,
y el vidrio,
el vidrio solamente.




El preso político más antiguo de América Latina

Giugno 5, 2013 21:00, by Unknown - 0no comments yet
Ángel Guerra Cabrera

Oscar López Rivera

Oscar López Rivera

Estados Unidos ocupó Puerto Rico contra la voluntad de su pueblo en 1898 y hasta hoy lo mantiene en condición colonial. Ha hecho cuando ha podido por despojarlo de sus raíces culturales, su idioma, su sentimiento nacional y su autoestima y por reprimir o ningunear a quienes reivindican estos derechos. Sin embargo, la identidad puertorriqueña ha sido más resistente que el poderío económico, político y militar de Washington.

De tanto en tanto, y por sobre banderías político-ideológicas, creencias religiosas y diversidades esa identidad estalla en rebeldía desde lo profundo del alma nacional. Entonces a Puerto Rico lo une una causa común que desafía al opresor y no hay fuerza en el mundo capaz de quebrarlo. Ocurrió en la victoriosa batalla por sacar a la marina yanqui de Vieques y en la lucha por la libertad de sus presos políticos  en los setentas y los noventas. En la unánime condena en 2005 al premeditado asesinato por la FBI del líder independentista Filiberto Ojeda y sus posteriores honras fúnebres, comparables con las del venerable prócer Pedro Albizu Campos en 1965. En ambos casos, la isla se paralizó y les rindió  su más sentido tributo.

Hoy ocurre igual con el reclamo por la libertad del también militante por la independencia puertorriqueña Oscar López Rivera, el preso político más antiguo de América Latina. El 29 de mayo Oscar cumplió 32 años tras los inclementes barrotes de las cárceles de Estados Unidos.

Ese día cientos de personalidades en San Juan y otras cuatro ciudades de Puerto Rico se encerraron simbólicamente en celdas diseñadas por el pintor Nick Quijano, iguales en sus diminutas dimensiones a la que ocupa Oscar.  Dijeron presente representantes de todas las tendencias políticas, entre ellos connotados independentistas como Carlos Gallisá o Martha la viuda del finado líder Juan Mari Bras, el ex gobernador Aníbal Acevedo Vilá, las alcaldesas de San Juan  Carmen Yulín y de Ponce María Meléndez así como sus pares de otros municipios, René Martínez el Residente de Calle 13, otros relevantes artistas e intelectuales, conocidos periodistas, la presidenta del Colegio de Abogados Ana Irma Rivera, peloteros de grandes ligas, universitarios, obispos y líderes de todas las iglesias, activistas de la comunidad LGBT, diputados, senadores, empresarios, eminentes médicos y abogados. El cantante Ricky Martin envió un cálido mensaje de solidaridad desde Australia y el gobernador Alejandro García Padilla expresó que su excarcelación es un asunto de “justicia social, humanidad y compasión” por lo que la había reclamando al presidente Barak Obama.

Nacido en el pueblo de San Sebastián, los padres de Oscar lo llevaron a vivir a Chicago intentando huir de la pobreza. Combatiente condecorado de Vietnam, allí comenzó su toma de conciencia anticolonial. Al regreso de la guerra a la ciudad de los vientos devino un dinámico activista por la educación descolonizadora, la cultura puertorriqueña, contra la discriminación racial y por la independencia de su patria.

Acusado de pertenecer a las independentistas Fuerzas Armadas de Liberación Nacional la fiscalía gringa le levantó el difuso cargo de conspiración sediciosa (“intento de derrocar por la fuerza al gobierno de Estados Unidos en Puerto Rico”). El premio Nobel Desmond Tutu –una de muchas personalidades internacionales que piden su liberación- ha dicho que lo que el cargo quiere decir es “conspirar para liberar a su pueblo de la justicia imperial”. Negado a aceptar la jurisdicción de los tribunales yanquis, Oscar se declaró prisionero de guerra en una lucha anticolonial y rehusó cooperar con el proceso. Aunque no pudieron probarle ninguna acusación y su conducta como recluso ha sido ejemplar, la exorbitante sentencia impuesta expiraría en 2023.

Mantenido en confinamiento solitario 12 años, no salió de su celda más que unas pocas horas a la semana, nunca vio la luz natural y se le impidieron las visitas. Cuando las pudo recibir fue al otro lado de un cristal antibalas. Su hija se hizo mujer sin poder tocarlo y su nieta sólo lo pudo abrazar siendo una adolescente.  Ha sufrido constantes tratos inhumanos y degradantes incluyendo negativa de asistencia médica, debidamente documentados. La ONU ha pedido su liberación.

Hombre de gran sensibilidad, ha hecho una notable obra pictórica y epistolar en prisión. Nací boricua, seguiré siendo boricua y moriré boricua, ha dicho.  Apoyémoslo para que así sea, pero en su patria y libre. ¡Viva Puerto Rico libre!

Twitter. aguerraguerra

Artículos relacionados:




En El País escriben a ciegas y de Primera mano sobre Cuba

Giugno 4, 2013 21:00, by Unknown - 0no comments yet
Iroel Sánchez
maye_primera

Maye Primera en “El País”

Hace rato no escribía sobre el diario español El País pero parece ser mi karma. Ayer comenzaron los servicios de acceso comercial a Internet desde 118 salas de navegación en Cuba y el cotidiano de Madrid ha querido explicárselo a sus lectores. Y nada mejor para contarlo de primera mano que encargar un reportaje a alguien que no está en la Isla sino en Miami.

Para saber qué pasa en Cuba con Internet, Maye Primera, corresponsal de El País en Miami, llamó a un tal Constantin por “el mismo teléfono celular que aún utiliza para navegar a ciegas en Internet porque el dinero no le alcanza para visitar alguno de los 118 centros públicos de conexión a Internet que este martes ha inaugurado el Gobierno de Raúl Castro en toda la isla, y por pura precaución”. Aguda entevistadora que no se le ocurre preguntarle a este señor que si casi no tiene para comer cómo puede pagarse un móvil que permite navegación por Internet si además en una entrevista  de un viceministro cubano de la que ella misma cita tres palabras -por tanto debe haberla leído- se afirma que la navegación desde celulares sólo estará disponible en la Isla próximamente.

“Navegar a ciegas” es un término que la señora Primera toma del “tuitear a ciegas” fabricado por la inefable Yoani Sánchez, también citada en su artículo y a quien, al parecer,  ella le toma desde Miami la plaza de corresponsal en Cuba. “A ciegas”, quiere decir con capacidad de pagar  los altos precios del servicio de Internet en los hoteles cubanos que Sánchez frecuenta -más altos que los de la salas de navegación que abren ahora en la Isla-, o desde un “teléfono celular” como el de Constantin con un acceso a la Red que no tienen los cubanos que no trabajen para el “cambio de régimen” que paga EE.UU.; así tuitea cientos de mensajes a la semana -al precio de un dólar cada uno- y actualiza su blog alojado casualmente en El País y otro en un servidor de Alemania.

Pero, y ahora viene lo mejor, la periodista que escribe desde Miami para el diario madrileño necesita equilibrar tanta navegación a ciegas y para ello me cita a mi, uno de los cientos de miles de profesionales cubanos que accede a Internet a través de los servicios de conectividad social e institucional que  existen en la Isla y utiliza una entrevista que me hiciera el periódico Juventud Rebelde para poner en mi boca una palabra que yo no dije: “imperio” y que usa como parte de su titular.

Afirma Maye Primera que yo posteo “hasta tres veces por día” y es cierto,  a veces cedo mi espacio a amigos que privados de “navegar a ciegas”, como Sánchez y Constantín, me envían sus textos para publicar en mi blog. Hoy pensaba no escribir y dejarle La pupila insomne a los posts de Pedro Pablo Gómez y Esteban Morales pero gracias a ella me he decidido a llegar a tres y estar a la altura de sus expectativas.

Dice El País que yo comparto “la tesis del Gobierno de los hermanos Castro, que atribuye limitaciones de conectividad de la isla al embargo económico que mantiene Estados Unidos en su contra desde la década de los sesenta del siglo XX y que blogueros como Yoani Sánchez o como Henry Constantin son financiados por “el imperio”.”

Si los “hermanos Castro” son Fidel y Raúl, no conozco sus tesis sobre este tema pero me sorprende que una corresponsal del “periódico global en español” en Estados Unidos ignore que ese país negó el acceso de Cuba al entramado de cables submarinos que pasan cerca de nuestras costas y que multa a las empresas que intentan vender tecnología a  la Isla, como sucedió el pasado año con la sueca Ericsson.Viviendo en Miami, asombra aún más que Maye Primera no sepa de primera mano que es allí donde se reparte el presupuesto multimillonario que Washington destina cada año al trabajo de personas como Constantín y Sánchez, esta última, por cierto, el colaborador de una embajada norteamericana más citado en los cables de Wikileaks, algo que El País no quiso saber cuando tuvo acceso a los documentos del Departamento de Estado norteamericano filtrados por la organización que lidera Julian Assange. Todo eso está disponible en Internet pero parece que la señora Primera se ha contagiado con la costumbre de sus amigos en Cuba y también gusta de “navegar a ciegas” y repetir “las tesis del gobierno norteamericano” sobre la Isla.

Artículos relacionados:




El candado en la pluma

Giugno 4, 2013 21:00, by Unknown - 0no comments yet

Pedro Pablo Gómez

internet-censura-estados-unidosTodos los habitantes de nuestro planeta con la posibilidad de leer, sienten una gran satisfacción cuando algunos se erigen en defensores de los llamados Derechos Humanos y restriegan ante nuest5ras narices la llamada libertad de expresión, como uno de los baluartes mayores de la denominada democracia representativa del sistema capitalista, desde luego se refieren a su libertad, no a la de los que enfrentan los desmanes y abusos de este sistema.

En los dias que transcurren se desarrolla en el territorio de los Estados Unidos de América, una jornada internacional por la liberación de Los Cinco héroes cubanos  prisioneros en las  cárceles norteamericanas, por el hecho probable de defender a su patria de las aventuras terroristas de las organizaciones contrarrevolucionarias basamentadas y protegidas por los distintos gobernantes del país norteño, como parte lógica del enfrentamiento entre los sistemas capitalista y socialista. No importa que en esta actividad estén presentes organizaciones de profesionales, religiosas, políticas y sociales, incluidas personalidades de la propia sociedad norteamericana, eso para el stablishment no sería noticia más bien sería de las cosas que hay que ocultar al ciudadano de ese país para impedir que actúen a favor del reclamo de justicia hecho por gran parte de la opinión pública internacional, ante tamaña violación de la propia Constitución de ese Estado.

La Casa Blanca y su actual ocupante tienen la suficiente información sobre el amañado caso contra los patriotas cubanos. El presidente Barack Obama tiene la potestad de hacer la verdadera justicia, pero no debemos esperar mucho de quien prometió en su primera campaña presidencial, en el año 2008, el cierre de la ilegal y desprestigiada Base Naval en Guantánamo, por el uso dado a este enclave militar en el corazón de la patria cubana. En cambio, en los engrasados mecanismos del poder mediático del sistema si ha ocurrido un alerta: hay que silenciar todo lo que salga de estas acciones en sus páginas y noticiarios, todo ello secundado por los títeres de otros países  seguidores de las órdenes de los que se creen dueños del mundo.

Una verdad tan gigantesca podrán ocultarla y creer que engañan a todo el mundo, pero igual que en el tema del criminal bloqueo contra Cuba, cada  día se encontrarán más solos en el camino del abuso y la injusticia.  Siempre habrá personas dignas y honestas aún en los Estados Unidos, que lucharán por recuperar la moral y el prestigio de su país, tan deteriorado a escala internacional por sus políticas de dominación y agresión.

Periodistas, políticos y personas comunes y corrientes ante este cierre del candado a las informaciones que puedan salir de sus plumas, no les quedará más remedio que cumplir las órdenes del Imperio y ver impasiblemente la gran muestra de solidaridad desarrollada en el corazón de los Estados Unidos por el Comité de solidaridad estadounidense y por todos los que han participado en  distintos países del mundo por ver regresar a su patria a estos luchadores por la paz y la justicia social.

Artículos relacionados:




tags