Ir para o conteúdo

La pupila insomne

Tela cheia Sugerir um artigo

La pupila insomne

3 de Abril de 2011, 21:00 , por Desconhecido - | No one following this article yet.
Licenciado sob CC (by)

El Comandante de los dominicanos (+ video)

25 de Abril de 2013, 21:00, por Desconhecido - 0sem comentários ainda
Iroel Sánchez

CaamañoLos pueblos nombran sus Comandantes más allá de las jerarquías castrenses. Para los cubanos es Fidel, para los venezolanos, Chávez, y para los dominicanos, Caamaño.

Ayer asistí, en la Feria del Libro de Santo Domingo, a una charla sobre merengue y política en la trayectoria del músico dominicano Wilfrido Vargas.

Vargas estuvo presente, y entre los tres temas que interpretó con la guitarra está una pieza antológica en homenaje al Coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó que fue la más aplaudida. “El Comandante” recuerda al militar dominicano que desafió la invasión norteamericana a República Dominicana en 1965, enfrentando -como dice Wilfrido- “más de 40 000″ marines.

Wilfrido Vargas interpreta "El Comandante"

Wilfrido Vargas interpreta “El Comandante” en la FIL de Santo Domingo

Caamaño sería capturado en combate y luego fusilado en 1973 por el gobierno de Joaquin Balaguer y cinco años después Wilfrido Vargas lo eternizó en la música interpretando esta pieza.

“La gloria es una velita y no la apagan los años. La muerte queda chiquita a un hombre de tu tamaño” cantó este jueves entre aplausos y vítores el popular merenguero y yo no pude resistir la tentación de filmar este pequeño videito con mano temblorosa por la emoción.

Aquí  otro video que grafica con imágenes de Caamaño la canción.




Silvio: “Siento sano orgullo de mi sangre mestiza”

24 de Abril de 2013, 21:00, por Desconhecido - 0sem comentários ainda
Silvio Rodríguez

AMERICA-LATINA1-430x247Todos los pronósticos dicen que el mundo no va a dejar de crecer. Y mientras más gente haya, más lejos quedarán las posibilidades de equidad y justicia.

Los países más grandes gastan, despilfarran y aceleran el fin de los recursos, pero los hábitos de consumo en la que están inmersos no les permite retractarse.

Han acostumbrado a la gente a la idea de que ser así es vivir en libertad, que vivir de otra forma es dejar de ser libre. Esa es la tasa insostenible que tiene en crisis a muchos países, de la que difícilmente saldrán con más justicia social.

Unos pocos países ricos, desde hace años desarrollan planes para adueñarse de todo lo útil que va quedando en el planeta. Hay libros, documentales, miles de testimonios que lo prueban. Lo estamos viviendo cada día. Se dice que en los próximos años las guerras serán por el agua, ya ni siquiera por petróleo.

Estos pocos países, armados de bombas y cañones, quieren decidir la suerte del planeta y, bajo su lógica egoísta, mucho pudiera ser sacrificado.

El mundo orwelliano es el que imponen los proyectos de dominación, basados en la fuerza.

¿Qué queda de la declaración de los derechos del hombre, ante eso?

¿Dónde están la libertad, la igualdad y la fraternidad de un mundo donde impera la ley del más fuerte?

Yo soy del sur. Por geografía y por trayectoria soy de la parte condenada. Pero no me resigno a la discriminación y al abuso. Y me niego a servir al poderoso para que me tome en cuenta. Allá los que lo hacen; cuestión de criterios.

Yo creo que gozo de tan buena Historia como cualquiera y siento sano orgullo de mi sangre mestiza, que cuando no puede crecer hacia afuera sabe crecer hacia adentro.

Y que lo que me deseen tengan.

[Tomado de Segunda Cita]




Contraofensiva estratégica chavista

24 de Abril de 2013, 21:00, por Desconhecido - 0sem comentários ainda
Ángel Guerra Cabrera

maduroEl chavismo ha mostrado otra vez su potente músculo revolucionario con el fulminante izquierdazo  propinado al plan golpista activado por Washington después de la elección presidencial.  Así lo evidencia el parón dado por el presidente Nicolás Maduro al intento de Capriles Radonsky de realizar una marcha opositora al centro de Caracas, con la que –denunció- pretendía repetir el sangriento expediente golpista del 11 de abril de 2002, a la vez que lo responsabilizó por los muertos y heridos causados con el llamado a sus partidarios a “descargar la arrechera” en la calles. De igual modo, la rápida actuación de la fiscalía que ha abierto 161 investigaciones a los grupos de choque fascistas protagonistas de esos crímenes y del asalto o quema de instalaciones emblemáticas de los programas sociales bolivarianos. Ha sido atronador el silencio de los medios de derecha sobre la violencia fascista.

En todo caso, la contrarrevolución tuvo que meter la cola entre las patas muy pocos días después de su pretensión de incendiar el país con apoyo de una feroz campaña internacional de esos mismos medios. En una Caracas en calma, Maduro, con pleno respaldo de Unasur a su trasparente victoria electoral y arropado en un mar de pueblo, tomó posesión como presidente constitucional con la presencia de 17 jefes de Estado y gobierno y delegaciones de 61 países.

Antes y después de ese acto el presidente ha adoptado importantes medidas para solucionar problemas que afectan a la población, como la declaración de emergencia eléctrica y la entrega a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de la seguridad del sistema eléctrico. Se acabó la impunidad de los sabotajes al vital servicio, causantes de los molestos y costosos apagones. Los órganos competentes ya han detenido a algunos empleados de la estatal Corpoelec y varios gerentes han sido destituidos. Además, se pondrá en marcha la Gran Misión Eléctrica Venezuela, una iniciativa del comandante Hugo Chávez para articular a largo plazo la plena integración de esta industria en la construcción del socialismo bolivariano.

Esa decisión, junto a otras recientes de Maduro ponen de relieve el vigoroso contrataque chavista para liquidar el conato opositor poselectoral sin disparar un tiro ni aplicar a los inconformes la brutal represión habitual en muchos otros países. Pero más importante aún ha sido la trasformación evidente del contrataque en contraofensiva estratégica pues para gobernar hay que poner a la contrarrevolución a la defensiva. Maduro ha mostrado la voluntad de profundizar la revolución con audacia y energía pero con la serenidad de quien se sabe asistido de la razón y apoyado sólidamente por una masa combativa y disciplinada.

“El odio y el desprecio al pueblo generó violencia y muerte. Hace una semana derrotamos el golpe de Estado con firmeza y el amor al pueblo”, escribió el sucesor de Chávez en su cuenta de Twitter. El presidente renovó una parte del consejo de ministros en el que inyectó sangre de hombre y mujeres jóvenes probados ya en anteriores responsabilidades. Anunció que practicará un “gobierno de calle” y en una reunión con los 20 gobernadores revolucionarios expresó una clara voluntad de atacar errores y problemas: “Vamos a una rectificación a fondo, retomar las tres R con fuerza: revisión, rectificación y reimpulso. Tres R históricas lanzadas por el comandante Chávez en el año 2007. Y las otras tres R lanzadas en el 2009, que son la repolitización, la repolarización y la reunificación, que significan repolitizar”.

Capriles exigió el conteo voto a voto -que no se le concedió- con el  propósito de engañar a sus seguidores y a las audiencias  mediáticas y crear desestabilización pues su equipo de campaña posee las actas igual que el chavista. Probablemente no aceptará el resultado de la auditoría adicional de 46 por ciento de las mesas electorales dispuesta por el Consejo Nacional Electoral(CNE) para contribuir a la paz social ya que de antemano sabe que es imposible que cambien los datos oficiales.  Pero no podrá arrebatar la iniciativa al chavismo aunque Estados Unidos lo apoye en solitario. Hasta Insulza se vio forzado a dar marcha atrás a la solicitud de reconteo cuando la aplastante mayoría de miembros de la OEA reconoció la victoria de Maduro. Este ha dado una lección de refinada diplomacia al imperio al designar un encargado de negocios en Washington mientras con pericia indudable lidera la  contraofensiva.

Twitter: aguerraguerra

Artículos relacionados:




Cuestión de tener memoria (+ video)

23 de Abril de 2013, 21:00, por Desconhecido - 0sem comentários ainda
Iroel Sánchez
Yoani Sánchez junto a José María Aznar

Yoani Sánchez junto a José María Aznar. Foto: ABC

Hace diez años del inicio de la guerra contra Iraq. La ONU se negó a dar su aval porque no veía claro lo de las armas de destrucción masiva que Estados Unidos decía insistentemente poseía Saddam Hussein y que hoy se reconoce nunca existieron.

Las calles del mundo se llenaron en protesta contra la guerra. Tres jefes de gobierno se juntaron en las islas Azores y decidieron por su cuenta llevar la libertad a Iraq en desafío a la ONU y a la opinión pública internacional. George W. Bush, Tony Blair y José María Aznar -los reunidos en las Azores- son vistos ahora por gran parte de la humanidad como criminales de guerra; responsables de haber desatado, sobre la base de mentiras, un conflicto que ha costado hasta hoy la vida de 1 455 590 personas, según la revista estadunidense Foreing Policy.

Muchos dicen que la primera víctima de esa guerra fue la verdad. En Iraq el Pentágono instauró la práctica de los “corresponsales empotrados” en las tropas invasoras, entre los que estuvieron ilustres escritores como Mario Vargas Llosa que publicaba sus crónicas iraquíes en el diario español El País. Para los que no aceptaron empotrarse y ejercer un periodismo independiente hubo fuego y muerte desde las armas estadounidenses. Así, un tanque norteamericano disparó en Bagdad contra el Hotel Palestina desde donde filmaban varios medios internacionales, murieron los cámaras José Couso (español) y Taras Protsyuk (ucraniano).

A pesar de reiteradas denuncias no se ha podido hacer justicia en el crimen del Hotel Palestina. Los documentos secretos de la embajada norteamericana en Madrid muestran que  el gobierno  español de Aznar, y su sucesor Zapatero, aceptaron presiones estadounidenses para dejar en la impunidad el crimen contra el cámara español asesinado en Bagdad.

Ayer en Madrid, Javier Couso, el hermano de José, fue impedido de participar como periodista acreditado en un encuentro con la bloguera cubana Yoani Sánchez que publica sus crónicas desde La Habana también en El País.

Tampoco en México Yoani aceptó reunirse con familiares de periodistas asesinados. Ella es la colaboradora de una embajada estadounidense más referenciada -siempre elogiosamente- en los cables secretos del Departamento de Estado publicados por Wikileaks, los diplomáticos estadounidenses en La Habana llegaron hasta a construirle una falsa entrevista con Obama.

Aznar,  que en el momento en que arreciaban los bombardeos de la OTAN contra Libia pidió aplicar a Cuba la misma fórmula, recibió ayer a Sánchez y le aseguró su “compromiso permanente” por la libertad de la Isla. Antes Vargas Llosa había definido a Yoani  como “la persona que encarna más que nadie en América Latina el amor a la libertad”.

Aplausos en las Embajadas de Estados Unidos, abrazos de Aznar y elogios de Vargas Llosa. Sólo hay que tener memoria para saber qué libertad nos traerá quien no quiere saber de justicia para periodistas asesinados y se retrata feliz con uno de los que apretó el botón que le costó a la humanidad un millón de vidas.

Artículos relacionados:




Cuestión de tener memoria

23 de Abril de 2013, 21:00, por Desconhecido - 0sem comentários ainda
Iroel Sánchez
Yoani Sánchez junto a José María Aznar

Yoani Sánchez junto a José María Aznar. Foto: ABC

Hace diez años del inicio de la guerra contra Iraq. La ONU se negó a dar su aval porque no veía claro lo de las armas de destrucción masiva que Estados Unidos decía insistentemente poseía Saddam Hussein y que hoy se reconoce nunca existieron.

Las calles del mundo se llenaron en protesta contra la guerra. Tres jefes de gobierno se juntaron en las islas Azores y decidieron por su cuenta llevar la libertad a Iraq en desafío a la ONU y a la opinión pública internacional. George W. Bush, Tony Blair y José María Aznar -los reunidos en las Azores- son vistos ahora por gran parte de la humanidad como criminales de guerra; responsables de haber desatado, sobre la base de mentiras, un conflicto que ha costado hasta hoy la vida de 1 455 590 personas, según la revista estadunidense Foreing Policy.

Muchos dicen que la primera víctima de esa guerra fue la verdad. En Iraq el Pentágono instauró la práctica de los “corresponsales empotrados” en las tropas invasoras, entre los que estuvieron ilustres escritores como Mario Vargas Llosa que publicaba sus crónicas iraquíes en el diario español El País. Para los que no aceptaron empotrarse y ejercer un periodismo independiente hubo fuego y muerte desde las armas estadounidenses. Así, un tanque norteamericano disparó en Bagdad contra el Hotel Palestina desde donde filmaban varios medios internacionales, murieron los cámaras José Couso (español) y Taras Protsyuk (ucraniano).

A pesar de reiteradas denuncias no se ha podido hacer justicia en el crimen del Hotel Palestina. Los documentos secretos de la embajada norteamericana en Madrid muestran que  el gobierno  español de Aznar, y su sucesor Zapatero, aceptaron presiones estadounidenses para dejar en la impunidad el crimen contra el cámara español asesinado en Bagdad.

Ayer en Madrid, Javier Couso, el hermano de José, fue impedido de participar como periodista acreditado en un encuentro con la bloguera cubana Yoani Sánchez que publica sus crónicas desde La Habana también en El País.

Tampoco en México Yoani aceptó reunirse con familiares de periodistas asesinados. Ella es la colaboradora de una embajada estadounidense más referenciada -siempre elogiosamente- en los cables secretos del Departamento de Estado publicados por Wikileaks, los diplomáticos estadounidenses en La Habana llegaron hasta a construirle una falsa entrevista con Obama.

Aznar,  que en el momento en que arreciaban los bombardeos de la OTAN contra Libia pidió aplicar a Cuba la misma fórmula, recibió ayer a Sánchez y le aseguró su “compromiso permanente” por la libertad de la Isla. Antes Vargas Llosa había definido a Yoani  como “la persona que encarna más que nadie en América Latina el amor a la libertad”.

Aplausos en las Embajadas de Estados Unidos, abrazos de Aznar y elogios de Vargas Llosa. Sólo hay que tener memoria para saber qué libertad nos traerá quien no quiere saber de justicia para periodistas asesinados y se retrata feliz con uno de los que apretó el botón que le costó a la humanidad un millón de vidas.

Artículos relacionados: