Ir para o conteúdo

La pupila insomne

Tela cheia Sugerir um artigo

La pupila insomne

3 de Abril de 2011, 21:00 , por Desconhecido - | No one following this article yet.
Licenciado sob CC (by)

En Miami: Un compañero de prisión cuenta lo que le enseñó el héroe cubano Ramón Labañino

23 de Janeiro de 2013, 22:00, por Desconhecido - 0sem comentários ainda
Edmundo García

ramon-labaninoEntrevista a Secundino Pérez, quien conoció en la prisión federal de Miami al luchador antiterrorista Ramón Labañino

-PERIODISTA: Edmundo García (www.latardesemueve.com)

-ENTREVISTADO: Secundino Pérez
-PROGRAMA: La Tarde se Mueve, Miami 14.50 am. Miércoles 23 de enero del 2013.

-EDMUNDO GARCIA: Buenas tardes, bienvenidos a La Tarde se Mueve, como hemos estado anunciando hoy es un programa especial. Me acompaña Secundino Pérez. Bienvenido, gracias por conversar con La Tarde se Mueve, Secundino.

-SECUNDINO PEREZ: Gracias por la bienvenida.

-EG: Secundino Pérez estuvo junto al Héroe de la República de Cuba y luchador antiterrorista cubano Ramón Labañino, preso en Estados Unidos bajo un proceso amañado; estuvo Secundino junto a él durante 7 meses. Esto fue aquí en Miami hace relativamente poco tiempo.

-SP: Sí, eso fue aquí en Miami en el año 2009, desde octubre del 2009.

-EG: En el proceso de resentencia. ¿Cómo es el que se conocen? Eso era en la prisión federal que está aquí en el Downtown.

-SP: Exacto, en la prisión federal aquí en el Downtown, en Miami.

-EG: ¿Cómo se conocen tú y Ramón Labañino? ¿Tú habías oído hablar de Los Cinco antes de conocer a Ramón?

-SP: Sí, se había hablado mucho de ellos y me tocó la suerte de cuando yo estaba preso aquí, conocerlo.

-EG: ¿Cómo fue ese encuentro?

-SP: Bueno, al principio daba como pena acercarse a él; pero cuando ya tú te acercas a él y tú lo vas conociendo tú ves la persona que es él; y empezamos una relación de amistad muy buena, basada en el respeto a los principios, a los principios de él como digo yo, que siempre se le respetó, porque es una persona que en el trayecto de todo ese tiempo tú vas conociendo al verdadero Ramón.

-EG: ¿Cómo es Ramón Labañino?

-SP: Ramón es una persona para mi que es, apartándome de lo que es la política, es una persona excepcional, es una persona con muchos principios y valores; valores humanos y valores patrióticos. Es una persona que uno se siente orgulloso de conocerlo, de compartir con él. Y queda uno como en deuda, ya al conocer a Ramón, como los que han conocido a los demás, uno se siente en deuda con los compañeros esos que están presos injustamente.

-EG: ¿Cómo se formó esa conciencia en ti?

-SP: La conciencia se formó al uno ver y percatarse de las cosas; porque no es lo que hablan afuera, es lo que uno ve y lo que uno puede observar del verdadero Ramón, y uno hace comparaciones, y ve la realidad y la verdad de las cosas y eso lo va a uno sensibilizando con él y con los demás, y entonces uno se da cuenta de la injusticia que han cometido con él.

-EG: ¿Cómo fue, ustedes compartían la misma celda?

-SP: Nosotros compartíamos la misma unidad, una unidad; pero cuando nos levantábamos, siempre nos veíamos, hablábamos mucho, compartíamos criterios, conversábamos de muchas cosas y esa amistad fue creciendo.

-EG: ¿De qué temas hablaban?

-SP: Generalmente… hablábamos de muchos temas, todo se centraba en temas de él como tal, del proceso que estaba llevando Cuba y el mundo en general por la libertad de él y los otros. Entonces él no te decía, “mira esto es así”, él te daba para que tú entendieras y tú fueras comprobando las cosas; o sea que no era una gente que te imponía “mira esto es así, esto tiene que ser así”; entonces uno se iba dando cuenta de la realidad de todas las cosas.

-EG: Tú me dijiste que fueron 7 meses los que convivieron en la cárcel federal de Miami.

-SP: No en sí 7 meses, porque ya como en marzo él se va de ahí; fueron como 6 meses. 5 meses y pico o 6 meses porque él se va de ahí, a él lo resentencian el 7 de diciembre del 2009.

-EG: Yo estuve en ese proceso de resentencia y me gustaría saber, porque tú llevas relativamente poco tiempo en Estados Unidos.

-SP: Yo llevo como 13 años más o menos.

-EG: Más o menos tienes una visión de Cuba cercana, eras médico en Cuba.

-SP: Sí.

-EG: Y de qué zona de Cuba tú eres.

-SP: De Pinar del Río.

-EG: Y Ramón te pone un sobrenombre.

-SP: Sí, el jocosamente me pone el sobrenombre de “el médico del Cabo de San Antonio”.

-EG: Porque tú eres del Cabo de San Antonio.

-SP: Yo soy del Cabo de San Antonio.

-EG: Tú llegas aquí aproximadamente un año después que ellos fueron arrestados. ¿Cómo era Ramón con las otras personas con las cuales convivía ahí en la prisión?

-SP: Muy educado, amigo, sensibilizado con los problemas de los demás, y si en sus manos estaba ayudar a cualquiera allí él lo ayudaba.

-EG: ¿A ti te ayudó?

-SP: Sí, a mí me ayudó mucho, me dio ánimo, me dijo “tú vas a ver que esto pasa pronto, esto es un proceso, que las cosas que le pasan a uno en la vida es por experiencia, estate tranquilo, no te busques problemas que tú vas a ver que todo va a salir bien”; entonces Ramón era una gente que cuando veía a una persona, no débil como tal sino que se sentía mal un día, él era el primero que iba y le daba ánimo; no le interesaba de la nacionalidad que fuera, lo mismo cubano que nicaragüense, pero igual iba y te preguntaba por los problemas y si en sus manos estaba ayudarlo él con mucho gusto lo hacía. Ese es Ramón.

-EG: ¿Había respeto en la comunidad penal por Ramón?

-SP: Mucho respeto y uno se ve asombrado cuando ve eso, porque es un respeto de corazón; porque hay un respeto de miedo, pero el suyo es un respeto de corazón y la comunidad se sensibilizaba mucho con él, al grado de que lo respetaban mucho; y no solo la cubana, sino también las demás comunidades sentían un gran respeto por él y mucha sensibilidad.

-EG: La prensa ha jugado un papel presentando a Los Cinco (porque Ramón es parte de eso que son Los Cinco que es un solo todo) como unos espías que querían atentar contra Estados Unidos… ¿cuál es tu conclusión?

-SP: Bueno, la conclusión mía, y no solo mía, yo puedo asegurarle que la de muchas personas allí, fuera y dentro de la prisión, la conclusión es que fue un proceso no del todo legal con ellos, porque se demostró, y yo tuve el privilegio de leer mucho su documentación estando allí.

-EG: Tú me dijiste que él te entregó la documentación del juicio.

-SP: Sí, el entregaba la documentación del juicio para que la leyera, para que no fuera lo que él dijera sino para que uno viera la realidad, y generalmente todo el mundo llegaba a ver ahí que estaban presos injustamente, por muchas cosas; primero, porque qué hacían ellos, pues velar por los cubanos en Cuba, que no hubiera terrorismo en Cuba, más nada, a ellos en ningún proceso se les demostró otra cosa, solamente velar por los cubanos en la isla. Y por eso te digo, cuando uno conoce a uno de ellos, y yo tuve ese privilegio grande de conocer a Ramón, se siente en deuda para toda una vida con esa gente. El cubano se siente en deuda porque fue un gesto tan bonito, con tanto amor, que renunciaron a tantas cosas, y entre ello a la familia que es una cosa importante, por cuidarnos a nosotros allá en la isla, entonces cuando uno conoce a una de esas gentes está en deuda para mientras viva.

-EG: ¿Tú te sientes así?

-SP: Yo me siento así y le doy gracias por tener esa amistad y mantenerla hasta ahora, una amistad muy bonita, basada en el respeto y con mucha educación. No hay el que yo digo una cosa y tú otra, siempre ha respetado el criterio de todas las demás personas.

-EG: Ramón es un tipo impresionante, es inmenso…

-SP: Es muy grande, ha tenido sus problemitas de salud allí como es en las piernas, en la rodilla, pero él practica mucho ejercicio, juega mucho ajedrez y mantiene siempre su mente ocupada. Ese era uno de los consejos que él siempre me daba: trata de mantener tu mente ocupada en cosas productivas; ya que estamos aquí, ocúpate en cosas productivas como el ajedrez, leer un buen libro, hacer una buena comida que muchas veces la hicimos. Y eso es lo que él mantenía, para qué, para alejar de ti el pensar, para que no sufrieras; y esos consejos uno los va captando, y de verdad que se siente bien después. Uno se va sintiendo bien.

-EG: Cuándo te sentiste, en qué momento, si es que hay un momento determinado que tú puedas precisar, que tú te dijiste: “Este no es el hombre del cual la prensa habla en Miami de otra manera”.

-SP: Bueno yo lo conocí un 31 de octubre y le puedo decir sin temor a equivocarme que para los primeros días de noviembre ya uno se daba cuenta nada más verlo, es más, no hay que conocerlo profundamente, nada más de verlo uno se da cuenta que no es la persona que la prensa habla, es otro Ramón con todas las cosas que ya yo he dicho de él, entonces ahí es donde uno se da cuenta que es un engaño.

-EG: Yo entrevisté a alguien, y déjenme decirles a los oyentes que antes de comenzar esta entrevista con Secundino le dije que no me interesaba, y realmente no me interesan las razones por las que Secundino cumplió prisión, es una persona que ya cumplió con la sociedad sean cuales hayan sido las razones por las que estuvo preso se encuentra en libertad probatoria y creo que es muy encomiable que tenga el valor de hablar de un tema como este en una ciudad como Miami.

Me contaba Rody aquí mismo en La Tarde se Mueve, que es una persona que estuvo preso con el otro luchador antiterrorista René González, que al principio algunos le decían “el espía” a René cuando estaña en la cárcel de Marianna. ¿Hubo algo así, tú viste en la población penal algún recelo o si le decían de alguna manera a Ramón, o no fue igual el caso de Ramón aquí en Miami?

-SP: No fue igual, aquí en Miami nunca se le decía “espía”, se le decía Ramón, muy cubano, y no había recelo con él. Yo pude constatar que era lo contrario; todo el mundo por la tarde, como se dice, no había cómo contentarlo, todo el mundo se sentía agradecido con él, eso me constó a mí y yo viví eso.

-EG: ¿Cómo era, tú dormías en la misma habitación?

-SP” No, yo dormía un piso arriba, pero era la misma unidad; o sea que tú convives junto ahí.

-EG: ¿A él lo tenían solo ahí?

-SP: No, nunca, a él no lo tenían solo; era un cuarto de dos personas, siempre había dos personas; pero él no es una gente que hay que cuidar; él andaba ahí con los otros.

-EG: ¿Y la relación con los guardias?

-SC: Con los guardias era siempre de respeto. Todos los guardias se respetaban ahí, todos los presos respetan a todos los guardias; con él nunca hubo tampoco eso de que “porque es cubano, porque es espía”, se respetaba.

-EG: O sea la guarnición, los guardias respetaban a Ramón.

-SP: Sí, sí, mucho respeto y consideración. Claro, eso es lo que él transmitía también a la gente, él respetaba mucho a los guardias y respetaba mucho a la gente. El respeta mucho.

-EG: ¿Y de qué temas hablaba más; hablaba de la familia?

-SP: Hablaba mucho de su familia, para que yo la fuera conociendo, y hablaba mucho de Cuba, es una persona que está al tanto de todos los temas de Cuba, todo lo que pasa en Cuba le preocupa mucho y tiene una visión grande; cualquier tema de Cuba, cualquier problema, nos sentábamos y hablábamos, llegaba un punto y él no te quería convencer, hablábamos y llegábamos a ciertos criterios, y lo ves que aunque esté preso siempre es Cuba, siempre le preocupa Cuba, todo lo de Cuba.

EG: ¿Y cómo se enteraba?

-SP: Nosotros ahí oíamos muchas emisoras, una era la emisora de usted. Y emisoras cubanas, ahí se oyen muchas emisoras cubanas, Radio Rebelde, Radio Reloj, y nosotros nos manteníamos al tanto de las noticias y lo que pasaba en Cuba.

-EG: ¿Cómo hacían para oír…?

-P: Con mucho trabajo. A nosotros ahí nos venden unos radiecitos de pila (batería) y había que estar inventando, había que pegarse a la pared, cuando más se oía era en horas de la noche, 11 y pico, 12 de la noche, pero nos manteníamos despiertos para oír todo lo que pasaba en Cuba; oyeron mucho su programa ahí, y así nos íbamos manteniendo informado de todo, por esa vía.

-EG: ¿Has llegado a conocer a la familia de Ramón?

-SP: No la he llegado a conocer personalmente. Aquí vi a su esposa, Elizabeth (Palmeiro), un día que vino a la visita. Pero bueno, la familia mía sí la ha conocido allá, han tenido una amistad que se ha mantenido, se han conocido mucho, se han visitado, y bueno esa amistad yo quisiera que se mantuviera por eso es que yo le he dicho a mi familia que se basen en el respeto y en principios, porque (Elizabeth Palmeiro) es una persona que a la par de Ramón ha mantenido su lucha también en Cuba, ¿por qué?, pues porque ha luchado con sus hijas para que ellas vean que su padre aunque les falte físicamente, espiritualmente está ahí, y eso es una cosa importante para el que ha estado preso o para el que esté preso, tener ese apoyo de la familia, a pesar de todas las importantes tareas que la mujer desempeña en la isla, pero por lo menos ese apoyo a la familia para que sus hijas, que son tres, sepan que su padre está espiritualmente ahí; eso es muy importante y lo ha desempeñado Elizabeth muy bien y con mucho valor.

-EG: ¿Hay alguna anécdota que recuerdes, algo así anecdótico que recuerdes?

-SP: Bueno que siempre me decía que ya que estábamos ahí una buena comida era algo bueno para disfrutar, ya que no podíamos disfrutar ninguna otra cosa, una buena comida, un buen libro…

-EG: ¿Qué comían?

-SP: El mofongo, le gusta mucho el mofongo de plátano.

-EG: ¿Y cómo lo conseguían?, porque tengo entendido que en la prisión la comida o es la que te dan o tienes que comprar?

-SP: Sí, ahí se compra comida, o sea, la alimentación no es mala y tienes opción a comprar ahí. Ahí se compra el plátano, se compra carne, se compran verduras, entonces uno confecciona la comida de esos mismos alimentos.

-EG: ¿Y dónde lo hacen, en la cocina?

-SP: Ahí mismitico hay dos micro ondas y tu puedes cocinar ahí.

-EG: Pero no es comida sana.

-SP: Bueno, dependiendo de cómo la persona lo mire. Ahí venden mucha fruta, la fruta es una comida sana; verduras, y venden carne, y te vas acostumbrando… Claro, no es como una comida que tú prepares en tu casa, pero se puede decir no es mala la comida, no será totalmente sana, pero no es mala.

-EG: La que hacían ustedes allí.

-SP: Sí, la que hacíamos nosotros.

-EG: ¿Y hacían mucho ejercicio tú y Ramón?

-SP: Sí, hacía ejercicio, jugaba mucho “hand ball”; baloncesto, a pesar de la rodilla, me decía “médico ven acá qué tú crees de la rodilla”. Aumentó una libritas de más, yo le aconsejé que las fuera bajando, y por la tarde se ponía a jugar ajedrez, y en las noches tenía muchos libros, leía mucho y le prestaba los libros a todas las personas, y así íbamos pasando un día tras otro.

-EG: ¿Y recibía mucha correspondencia Ramón?

-SP: Sí, mucha correspondencia y mucho apoyo. El recibe el periódico diario también y se mantiene informado.

-EG: Esa era la época del proceso de resentencia.

-SP: Ese era el proceso de resentencia de él.

-EG: Ahí le bajan una cadena perpetua.

-SP: Ahí le quitan la cadena perpetua y si mal no recuerdo 18 años o 12 años que tenía también. El tenía una cadena perpetua y 12 o 18 años, entonces en la resentencia se lo dejan en 30 años.

-EG: ¿Qué esperaba, qué hablaba él del proceso que estaba viviendo en ese momento?

-SP: El esperaba… Bueno, contento no le puedo decir que estaba porque 30 años es algo y más cuando es por una cosa injusta. El esperaba mucho menos, él esperaba que en sí la jueza o el juez de ese caso comprendiera la verdad de la historia. Se sintió un poco mal el día ese que yo recuerdo, ya tarde en la noche, fue un 7 de diciembre del año 2009, pero es una persona que se repone, que no se deja caer, y ya después pasó el día siguiente y ya se veía más conforme y sí me dijo: “Aquí no termina la lucha, esta lucha hay que seguirla”. Iban a hacer otras apelaciones, ya después que se fue no conocí si hubo otras apelaciones; sí le negaron una de que el juicio no hubiera sido aquí en Miami, pero siguió, él dijo que esa lucha iba a continuar porque había un hermano de ellos que no le dieron esa opción y la lucha tenía que centrarse ahí. Fíjate quién es Ramón, ya no le interesaba él como persona, sino que había que seguir luchando por Gerardo. Ese es Ramón.

-EG: ¿Cómo hablaba Ramón de Los Cinco en general?

-SP: Hablaba muy bien, como sus hermanos; están muy bien compenetrados, se quieren mucho y se respetan mucho, Los Cinco. Igual que al pueblo de Cuba; Ramón al pueblo de Cuba le tiene un cariño inmenso. Y ojalá pronto esté fuera y el pueblo pueda disfrutarlo. Nosotros esperamos que sí.

-EG: ¿Cómo fue el momento de la despedida entre tú y Ramón? ¿Pudieron despedirse?

-SP: No, no pudimos despedirnos porque a mí me cambian de unidad, me cambian como 15 días antes de que lo sacaran a él, pero por una puerta nos pudimos despedir. Hay una puerta del gimnasio que da a la unidad de él y por ahí uno toca, y nos despedimos, fue una despedida agridulce. Estaba contento ya porque él saliera de ahí, para otra prisión donde tienen más “libertades”, entre comillas, y se iba a sentir mejor, pero ya no iba a estar ahí y entonces nos pudimos despedir así, por una puerta: “Oye, cómo estás, cuídate, nunca me voy a olvidar de esta amistad, surgió aquí pero no quiero que termine”; me decía, “Médico, tú eres una persona de mucho valor y eso es algo que nosotros necesitamos, nosotros como persona y los cubanos.” Y fue una despedida así, y a veces hasta me alegro de que haya sido así.

-EG: ¿Qué edad tú tienes?

-SP: Yo tengo 44 años.

-EG: Y estamos hablando del 2009; o sea conoces a Ramón teniendo tú 40 o 39 años.

-SP: Sí, más o menos.

-EG: ¿Tú puedes decir que te influyó convivir con Ramón, después de pasado un tiempo de esta vivencia tú has sacado un saldo de lo que significó para ti?

-SP: Sí, yo he analizado y he sacado las conclusiones y digo, bueno, fue una bendición, por muchas cosas; y una de las cosas que entendí es que las personas podemos tener dificultades en esta vida, cometer errores, pero hay una cosa que uno tiene que tener en mente, que uno no puede vivir toda la vida en la mentira, y eso me lo enseñó Ramón a mí. Cuando tú vives en la mentira no vives tu vida, porque es una mentira; la verdad, aunque duela, aunque con la verdad te vayan a sancionar, te vayan a privar de ciertas cosas y entre ellas de la libertad, pero la verdad es la vida, lo que te va a hacer vivir a ti, y ese era Ramón. Eso él te lo transmitía, te lo daba a entender. Por eso te digo, uno puede cometer errores en la vida pero no puede vivir en la mentira, porque cuando ya tú vives en la verdad no tienes miedo, ese era Ramón.

-EG: ¿Lo recuerdas?

-SP: Sí, yo lo recuerdo a diario, y yo le doy gracias a Dios por haberlo conocido y por tener la amistad con él.

-EG: Tú sabes que esta entrevista va a ser transmitida, y va a ser transcrita, y Ramón va a leer esta conversación.

-SP: Es un placer para mí, y la verdad que me siento orgulloso que él pueda leer esto o que pueda oírlo, para que sepa que la amistad no terminó ahí, que la amistad mía va a seguir con él mientras vivamos, y que en mí tiene un amigo, un hermano, y que yo como le dije cuando estaba allí: “Yo voy a salir primero que tú y aquí estoy para lo que tú me necesites”.

-EG: Hay algo más que me quieras contar de Ramón, algo que te quede por dentro.

-SP: Que de verdad que somos muchos los que lo queremos, y que siga fuerte que el pueblo de Cuba lo quiere mucho a él.

-EG: Muchas gracias Secundino Pérez por haber compartido estas vivencias que tuvo durante los 7 meses del proceso de apelación, en que estuvieron  tanto Ramón Labañino, como Antonio Guerrero  y Fernando González; estuvieron aquí, yo estaba, mientras tú lo veíais en la prisión, yo lo veía en la corte y hay cosas que personalmente nunca olvidaré; ellos son cinco y se comportan como una estructura de una sola unidad, pero cada uno tiene sus características. Yo personalmente, y esto te lo cuento a ti, creo que se lo he contado algunas veces a los oyentes, a mí me llamó la atención que Ramón, a quien le dicen cariñosamente sus amigos “El Oso” por la estatura, por el peso, entrara al tribunal con las manos en alto, encadenado, mirar hacia el lugar donde estábamos las personas que él sabe que estamos comprometidos y que defendemos el derecho a la libertad de Los Cinco por esas razones que tú explicabas, levantar las manos con las cadenas, en símbolo de victoria, eso para mí fue muy emocionante; en ese mismo momento, cuando él salió de esa sala donde lo veíamos nosotros, pues tú lo veías.

-SP: Yo lo veía…

-EG: Muchas gracias de nuevo a Secundido Pérez por este testimonio sobre la humanidad de Ramón Labañino, que es la misma humanidad de Los Cinco, porque es precisamente esa de la fibra de que están hechos. Muchísimas gracias.




Chávez, en La Habana, pero también en Santiago

23 de Janeiro de 2013, 22:00, por Desconhecido - 0sem comentários ainda
Ángel Guerra Cabrera

celac-3Dos reuniones de jefes de Estado y gobierno tendrán lugar en Santiago de Chile entre el 26 y el 28 de enero.  La Cumbre de la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe(CELAC)  y la Unión Europea(UE) –sexta ocasión en que se encuentran los líderes de las dos orillas-, ocupará los dos primeros días; la I Cumbre de la CELAC el último.

Ambas reuniones transcurrirán bajo el signo de la inédita cuota de independencia y unidad alcanzada por América Latina y el Caribe en las dos últimas décadas. Pero nuevos ingredientes se añaden para fortalecer su posición internacional y la de sus fuerzas populares. Uno es la ejemplar normalización de las relaciones entre Venezuela y Colombia y el proceso de paz entre Bogotá y las FARC. El otro es la actualización del modelo socialista cubano con el colofón de la nueva ley migratoria. Ambos hechos ponen en crisis los pretextos de Estados Unidos y la derecha europea para mantener un curso de guerra fría contra América Latina y, en particular contra Cuba.  Por eso debemos esperar la pronta abrogación de la Posición Común europea contra Cuba, rezago de la subordinación incondicional de José María Aznar a Estados Unidos.

Es paradójico que mientras Europa –uno de los grandes polos del capitalismo desarrollado- se hunde en una crisis económica y social insondable debido a su apego a la ortodoxia del libre mercado, América Latina ha logrado capear el vendaval financiero iniciado en 2008 a escala mundial y exhibe importantes logros económicos que se han traducido en una distribución más justa de la riqueza y en notables avances sociales, sobre todo en países como Argentina, Brasil, Uruguay, Bolivia, Ecuador, Venezuela, Nicaragua y Cuba, que se han negado a cumplir el recetario neoliberal.

La UE sigue siendo el primer inversionista en nuestra región con  un monto acumulado hasta 2009 de 312 mil millones de euros y es también el segundo socio comercial. Dispone también de grandes excedentes de capital y de tecnología avanzada que no puede absorber su renqueante economía. De modo que esta parte del mundo, donde continúa el crecimiento económico, le ofrece la posibilidad de canalizarlos y paliar en parte el grave trastorno que atraviesa.

En todo caso, es innegable la conveniencia de seguir forjando  un vínculo constructivo entre la UE y la CELAC pues América Latina necesita inversión y tecnología para potenciar sus avances económicos, garantizar un trato justo a sus exportaciones y reafirmar el derecho a disponer de sus recursos naturales. Constituye una contribución al multilateralismo frente al unilateralismo estadunidense, que redunda en la identificación de posturas cercanas o coincidentes en diversos temas en los organismos internacionales.

Concluido el encuentro con Europa, inicia el 28 la Cumbre de la CELAC, organización constituida en Caracas en diciembre de 2011 donde se acordaron la trascendental y simbólica Declaración de Caracas y el Plan de Acción del mecanismo(http://www.correodelorinoco.gob.ve/impacto/aprueban-declaracion-caracas-y-plan-accion-2012-cumbre-celac/) .  Lo más sobresaliente en esta última jornada es que la presidencia de la CELAC pasará a manos de Cuba, país que Estados Unidos ha intentado aislar por todos los medios. Y es lo más sobresaliente puesto que al elegir a Cuba los latinocaribeños mostraron su rechazo a esa política y reconocieron la fecunda trayectoria cubana en la lucha de la región por la independencia, la unidad, la paz, la democracia, la integración y la solidaridad.

Cuba ha formado parte de la troika que ha dirigido la CELAC junto a Venezuela y Chile desde la reunión de Caracas y se ha comprobado que las diferencias ideológicas entre los dos primeros y el tercero no han sido óbice para un funcionamiento armónico y una adopción por consenso de todas las decisiones.  Refiriéndose a la dinámica del trío el canciller chileno Alfredo Moreno lo puso así: hemos trabajado “muy bien”… “sorprende mucho a algunas personas pero los cancilleres hemos viajado juntos a China, a múltiples encuentros en la ONU, y no hemos tenido ninguna dificultad, avanzamos muy bien”.

Ahora podemos hablar en pie de igualdad con los grandes poderes mundiales, en este caso la UE, que alberga antiguas potencias coloniales nostálgicas por esa condición. Pero esta nueva realidad se debe mucho a los empeños del presidente Hugo Chávez, uno de los principales arquitectos de la ALBA, UNASUR y la CELAC. Por eso afirmo que estará presente en Santiago.

Twitter: @guerraguerra




Agitado fin de año en la Casa Blanca

22 de Janeiro de 2013, 22:00, por Desconhecido - 0sem comentários ainda
Lillian Lechuga

White-House-Christmas-Tree-OrnamentSegún un Centro de Investigaciones de la universidad norteamericana de Emory, “los chimpancés no solo se ponen muy cerca del sentido humano de la justicia, sino que los animales pueden tener exactamente las mismas preferencias que nuestra propia especie”. Así reza en un trabajo de Huffington Post.

 A finales del año pasado, el inquilino de la Casa Blanca en la avenida Pensilvania, dio la batalla en el Congreso para aumentarle los impuestos solo a los que se embolsan casi medio millón de dólares al año. Enfrentó a detractores entre los más reaccionarios, pero logró que, al menos por el momento, no se tocaran los tributos de quienes ganan de tal cifra para abajo.

Por otra parte, hace varios días Barack Obama propuso veintitrés acciones ejecutivas separadas destinadas a frenar lo que llamó “una epidemia de violencia armada en este país”. Y dijo que ninguna ley puede evitar todas las tragedias, pero que “si hay por lo menos una cosa que podemos hacer para reducir esta violencia y si hay por lo menos una vida que puede ser salvada, entonces tenemos la obligación de intentarlo”. Por supuesto que la tristemente célebre Asociación Nacional del Rifle (NRA) se rehusa a aceptar cualquier medida que se oponga a su “sagrado” principio de que mientras más armas, mejor, no importa en manos de quien estén y abogan por ubicar policías en las escuelas y armar a los maestros. Trabajo le va a costar al presidente la aprobación en el Congreso de sus propuestas, debido al tremendo poder que tiene el lobby de los miembros del NRA y sus simpatizantes.

Con esas dos acciones, se podría pensar que compartía el sentido de justicia que posee el mencionado mono antropomorfo, del cual descendemos, según Darwin.

Pero, no todo lo que brilla es oro. Según leí en un trabajo del 5 de enero de Alexander Main, de Common Dreams, mientras los poderosos medios de comunicación gringos formaban gran alharaca en torno a la batalla en el Congreso por evitar el “precipicio” fiscal, congresistas aprobaban muy discretamente en ambas cámaras un proyecto de ley que requiere que el Departamento de Estado desarrolle una estrategia para abordar el tema de “amenaza” regional que, según ellos y sin prueba alguna, constituye un grupo terrorista iraní para América Latina. Y ¡ah!, que sorpresa, tal chanchullo fue firmado y hecho ley por el “magnánimo” presidente Obama.

 Noam Chomsky, en entrevista concedida a Al Jazeera, cuando se refiere a la política del presidente dice que es un hombre sin un “pivote moral”. Que tiene una dosis de amable retórica aquí y allá –subraya– pero “cuando echas un vistazo a lo que son realmente sus políticas […] la campaña de asesinatos con aviones robots, es un ejemplo perfecto o sea se trata de una campaña general de asesinatos”. Dice, asimismo que existe entre algunos sectores de Estados Unidos algo que el llama “paranoia patológica” debido al incremento de la popularidad del Tea Party y la oposición fanática al presidente Barack Obama. Subraya también, que Estados Unidos es un país con mucho miedo y que siempre ha sido así.

El mismo miedo a que se refiere Moncho Tamames en su libro La cultura del mal cuando afirma que los estadounidenses saben muy bien lo que es el pánico y la paranoia. Cita que han estado sometidos a la amenaza del comunismo, la nipona, la nuclear, la de los negros, la de los asesinos en serie y así sucesivamente.

Después del 11 de septiembre aprovecharon para alimentar el miedo al terrorismo que les dio pretexto para ponerlo de moda y tal como está sucediendo ahora tras la masacre de Newtown, a partir de esa fecha del 2001, la venta de armas aumentó en un setenta por ciento y un ciento cuarenta por ciento la venta de municiones.

En resumen, de Barack Obama se puede esperar cualquier cosa, como cuando, en el primer período de su mandato no hizo más que continuar y reforzar la política belicista de George W.Bush. Así y todo, no faltan los optimistas que esperan algo mejor en su segundo período en la poltrona. Pero la mayoría piensa que como ha sucedido con los presidentes que le precedieron, los hechos son determinados por las grandes fortunas que dominan los mercados.

En su libro The Audacity of hope: Thoughts on reclaiming the American Dream (2006) segundo libro escrito por Obama, a las puertas de su postulación para presidente. En un fragmento de su libro consigna que “para la mitad de la población mundial, aproximadamente tres millones de personas, alrededor del mundo viven con menos de dos dólares al día, una elección es cuando menos un medio, no un fin; un punto de partida no una decisión. Esta gente buscan menos una electocracia que los elementos básicos que para la mayoría de nosotros define una vida decente –alimentos, vivienda, electricidad, cuidados básicos de salud, ecuación para sus hijos y la habilidad para hacer su vida sin corrupción, violencia o un poder arbitrario”. Esas palabras, viéndolas teleológicamente no parecen pertenecer a sus acciones posteriores una vez instalado en la Casa Blanca cuando ha desatado guerras y muertes a miles de niños y adultos.

 ¿No pertenecen a esa mitad del mundo del que hablaba cuando aspiraba a la presidencia?

 Dicen que el papel lo aguanta todo. Haz lo que yo digo y no lo que yo hago.




De película: Dinero desfalcado en EE.UU. tras campaña contra Cuba en Chile

22 de Janeiro de 2013, 22:00, por Desconhecido - 0sem comentários ainda
Mariano Álvarez
Mijail Bonito junto a Hubert Matos

Mijail Bonito junto a Hubert Matos

Según fuentes de todo crédito, la contrarrevolución cubana en Chile está utilizando dinero desfalcado al Gobierno norteamericano en el Programa Medicare[1] para realizar acciones contra la presencia de la delegación cubana a la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, que tendrá lugar en ese país del 26 al 28 de enero de 2013, donde Cuba asumirá la presidencia del organismo regional.

Mijail Bonito Lovio, ciudadano cubano radicado en Chile, autotitulado Secretario de Relaciones Internacionales de Cuba Independiente y Democrática, que encabeza Hubert Matos Benítez,  agente de la Agencia Central de Inteligencia, se ha convertido en estos días en un  activo provocador y  elemento clave en la articulación de la campaña mediática  contra Cuba en el escenario de la Cumbre de la CELAC, en contubernio con la mafia de Miami y elementos de la extrema derecha chilena.

Resulta que el principal financista de Bonito Lovio para sus acciones anticubanas es nada más y nada menos que el hijo de Hubert Matos Benítez. Se trata de Hubert Matos Araluce,  radicado en Costa Rica, y  prófugo de la justicia norteamericana.  Matos Araluce  salió huyendo de Norteamérica por haber sido acusado de desfalcar al gobierno de Estados unidos, en el conocido caso ¨Medicare¨, aún inconcluso.

Emigrados que se mueven entre Costa Rica y Miami afirman que  Bonito Lovio ha recibido en efectivo la cantidad de 30 mil dólares a través de emisarios, que han viajado a Chile expresamente para entregarle el dinero remitido por Matos Araluce  ¨para los fines descritos¨, entre otros comprar espacios en la prensa,  financiar viáticos, reservación de salones, y hasta algúnos boletos de avión para algunos trasnochados contrarrevolucionarios que pretenden viajar a Chile.

Por supuesto, el receptor de estos fondos, Mijail Bonito no los ha declarado a las autoridades fiscales chilenas.

¿Por dónde le entra el agua a este coco?

Desde hace tiempo Hubert Matos padre viaja por el mundo presentandose como aladid de la libertad por Cuba. Se presenta en ámbitos académicos, políticos y ante algunos grupos elitistas. Generalmente   en solitario,  sin hacerse acompañar por gente muy cercana a el, especialmente exponentes del terrorismo de Miami.

Sin embargo, Hubert Matos está anciano, cada día se puede mover menos, tomar aviones, recorrer largas distancias, y  acudir a comparecencias públicas para lanzar sus diatribas contra la Revolución Cubana. Tiene 90 años.

Aquí fue donde la ¨astucia¨ de Mijail Bonito se puso en funciones y encontró las fuentes para su ansiado afán de protagonismo,  cuando ya el pastel de la contrarrevolución está tan repartido que no da para más.

De esa manera, Bonito, que se declara representante del CID en América Latina, y su Secretario de Relaciones Internacionales está tratando de agenciarse el pedigrí político de Hubert Matos padre, al tiempo que de  Huber Matos hijo recibe el financiamiento para su accionar contrarrevolucionario y agenciarse un modo de vida ¨sustentable¨ .

Por su parte, Matos Araluce, perseguido por la justicia como es, e invisible para los sectores más activos de la contrarrevolución, gana por partida doble: limpia su imagen de delincuente y  pasa a la contrarrevolución activa, al tiempo que lava, con el activismo anticubano,  el dinero que robo a los  fondos del medicare norteamericano.

Pero no solo fueron los fondos del medicare. Según ha trascendido  desde Costa  Rica, donde  tiene fijada su residencia, Matos Araluce se vinculaba al tráfico de drogas desde ese país hacia EE.UU., con base de operaciones en el Club Campestre propiedad de ciudadanos de orígen  cubano.

Bonito por su parte, también pretende construir su empresa anticastrista. Bajo el manto protector de los Matos, durante un viaje a México en el 2011, estableció conexiones para establecer ¨embajadas cubanas¨ paralelas a las oficiales que dieran protección a los emigrantes cubanos hacia EE.UU.  Dichas oficinas se encargarían de representar a cubanos en ¨condición migratoria dudosa¨  y facilitarles el camino para entrar a EE.UU.

Algo así como un ¨agente migratorio¨, lo cual ha demostrado ser una actividad altamente lucrativa, según un asesor de origen cubano con quien estableció relaciones en México.

Más sobre Araluce

Matos Araluce es prófugo de la justicia norteamericana desde 1993 por violación de impuestos. Sus violaciones del fisco ascienden a 200 millones de dólares. Ha sido denunciado incluso por El Nuevo Herald de Miami.

Desde 1994 está radicado en Costa Rica, donde llegó huyendo de EE.UU. por lavado de dinero,  fraude de correo, y presentación de cobros falsos y conspiración vinculado a fraude al Medicare. Para ese entonces, las autoridades norteamericanas sospechaban que también estaba participando en el tráfico de drogas. Por esa causa se desliga momentáneamente de las actividades públicas anticubanas, que por esa época desarrollaba el CID.

Tiene iniciado un proceso de extradición hacia EE.UU., el cual ha podido evitar, atendiendo a las relaciones de su padre, y suyas, con los servicios de inteligencia norteamericanos. (Tomado de Miradas encontradas)


[1] Progama oficial del Gobierno norteamericano dedicado al seguro médico.

Artículos relacionados:




Solo pensamos en ti cuando pensamos por ti

22 de Janeiro de 2013, 22:00, por Desconhecido - 0sem comentários ainda
Javier Couso

manipulacion-mediatica (1)Antes de ayer era Afganistán, ayer Libia, hoy Malí. Hace falta, nos dicen. Son terroristas, nos advierten. Es necesario, reiteran. Nuestras tropas, nuestras bombas, nuestras sanciones, nuestras torturas, nuestros asesinatos… Son por la democracia; son la democracia.

Qué sólo se intervenga donde hay intereses es casual, no seáis mal pensados. Se hace para salvar a las mujeres, para que se vote a los candidatos adecuados. No tienen nada que ver el gas, el petróleo, las bases militares, la situación estratégica. Nuestros soldados solo piensan en disparar para lograr la sonrisa de los pueblos. Abonando con muertos la democracia sonriente.

Los supervillanos son de quita y pon. Un día son luchadores por la libertad, el siguiente son terroristas peligrosos que hay que perseguir y encarcelar, más tarde son buenos y los lanzamos en, por ejemplo, Libia, de donde pasan a, por ejemplo, Siria, pero en, por ejemplo, Malí vuelven a ser malos. Son las puertas giratorias que llevan de la bondad a la maldad o de la maldad a la bondad en la ruleta del maniqueísmo reversible occidental.

No penséis, ya pensamos nosotros. Decidimos quienes son buenos y quienes son malos, pero también decidimos cuando los malos se vuelven buenos y cuando los buenos se vuelven malos. Lee la prensa, escucha los informativos, son la voz que te dirá lo que debes pensar, a quien tienes que odiar, a quien debes temer y a quien tienes que amar. A pesar de que a veces te líes, no debes dudar.

Nosotros somos la democracia. Somos la libertad de información. Sabemos lo que te conviene. Alquimistas de la maldad y de la bondad. Sonríe aunque te maten, ama al que roba, defiende al que bombardea. Es por tu bien, aunque parezca lo contrario. Solo pensamos en ti, no en nuestros negocios.