Ir para o conteúdo

La pupila insomne

Tela cheia Sugerir um artigo

La pupila insomne

3 de Abril de 2011, 21:00 , por Desconhecido - | No one following this article yet.
Licenciado sob CC (by)

Lo tolerado en Cuba que Europa y EE.UU. castigan. (+ video). Por José Manzaneda

21 de Julho de 2020, 7:52, por La pupila insomne

Imagínense que la izquierda llegara a varios gobiernos del Sur de Europa y aplicara decididas políticas públicas. Y que, afectados ciertos intereses transnacionales, EEUU les impusiese una guerra comercial.

¿España permitiría que miembros de organizaciones españolas, con fondos de la Casa Blanca, se dedicaran a destruir su industria turística?

¿Italia permitiría que periodistas italianos, pagados por EEUU, hicieran una campaña de boicot internacional a sus propios productos?

¿Francia permitiría que supuestos activistas de derechos humanos, pagados por Washington, alentaran el bloqueo total a su economía?

Pues no. Ni España, ni Italia ni Francia lo permitirían. Sus códigos penales son claros (1). De 3 a 10 años de cárcel a quien reciba “del extranjero (…) dinero” para “actos contrarios a los intereses nacionales” de Italia. Prisión de 4 a 8 años a quien mantenga “relaciones de inteligencia” que comprometan “los intereses vitales de España”. Penas de hasta 30 años –por motivos similares- en Francia.

Ahora llevemos esta situación imaginaria, ubicada en países de la rica Europa, a la realidad que sufre un país pobre del Sur: Cuba.

La “disidente” cubana Rosa María Payá, con fondos federales de EEUU, hace lobby en favor de la Ley Helms-Burton, que sanciona a compañías turísticas de todo el mundo e impide las inversiones en Cuba (2).

José Daniel Ferrer, cuyo colectivo “disidente” es sostenido por la Casa Blanca, presiona para que Joe Biden, de ganar las elecciones, mantenga la actual asfixia económica a la Isla (3).

Otro “disidente”, Guillermo Fariñas, reconoce que su misión es “perjudicar un acuerdo económico entre Cuba y la Unión Europea”, y así taponar toda alternativa comercial al bloqueo de EEUU (4).

Jorge Enrique Rodríguez, “periodista” de Diario de Cuba, medio financiado por Washington, se dedica a la más burda propaganda contra los acuerdos de cooperación entre la Unión Europea y Cuba (5).

Pero ¿qué leemos en la prensa europea? ¿Que por mantener “relaciones de inteligencia” y recibir dinero para “actos contrarios a los intereses nacionales” de Cuba, tal como contemplan los códigos penales de Europa, estas personas deberían estar en prisión?

¿Qué son colaboracionistas de una brutal guerra económica impuesta por una superpotencia a una pequeña isla del Sur?

No. Nos cuentan que son pacíficos “opositores” a los que el “régimen cubano” “amordaza” (6), “censura” (7), no les permite su libre expresión ni organizarse políticamente (8).

Aunque sigan libres y La Habana no aplique, con todo rigor, sus leyes. Las mismas que en España, Francia o Italia no perdonarían semejantes actos de mercenarismo. Mucho menos en EEUU. Por cierto, ¿conocen algún medio europeo que llame “disidente” a un periodista preso llamado Julian Assange (9)?

José Manzaneda es coordinador de Cubainformación.

Edición gráfica y de video: Esther Jávega.

(1)  https://www.voltairenet.org/article156950.html

(2)  https://www.lavanguardia.com/vida/20200503/48925571921/el-titulo-iii-de-la-ley-helms-burton-cumple-un-ano-en-vigor.html

(3)  https://www.abc.es/internacional/abci-disidencia-cubana-responde-biden-seria-traicion-aflojar-presion-contra-regimen-202005020158_noticia.html

(4)  https://www.abc.es/internacional/abci-guillermo-farinas-detuvieron-para-impedir-perjudique-acuerdo-economico-entre-cuba-y-202002090221_noticia.html

(5)  https://www.abc.es/internacional/abci-regimen-represor-cuba-socio-clave-para-201909101936_noticia.html

(6)  https://www.abc.es/internacional/abci-regimen-cubano-amordaza-disidencia-durante-juicio-politico-contra-jose-daniel-ferrer-202002270224_noticia.html

(7)  https://www.cambio16.com/gobierno-de-la-habana-intensifica-la-represion-y-la-censura-tras-el-caso-del-george-floyd-cubano/
(8)  https://www.infobae.com/america/america-latina/2020/07/03/el-regimen-cubano-y-sus-aliados-de-venezuela-china-y-corea-del-norte-sabotearon-el-discurso-del-cientifico-ariel-ruiz-urquiola-en-la-onu/
(9)  https://elpais.com/gente/2020-06-22/los-secretos-de-la-historia-de-amor-de-julian-assange.html



El arte callejero y revolucionario de Banksy. Una exposición en París. Por Patricia Pérez Pérez

20 de Julho de 2020, 9:04, por La pupila insomne

Impregnado del genio artístico de Blek le Rat e influenciado por la rabia creativa de Jean-Michel Basquiat, sus policías armados nos miran con caras versión smileys en uno de los más opulentos hoteles de Las Vegas (Palms Casino Resorts); cuadros suyos se infiltran en la Tate Gallery o en el British Museum, en el MOMA o en el Louvre, colocándose con mensajes graciosos o irónicos al lado de otras grandes y reconocidas obras maestras; la subasta de su célebre Soup Can versión « Tesco » (más barata que la Campell), en Auckland, relega a un segundo plano las obras de Picasso y de Andy Warhol, y su muñeco de talla humana con uniforme naranja y capucha, como los prisioneros torturados en la Base naval de Guantánamo, se inserta hora y media y sin permiso en el decorado de las montañas rusas del gran parque de Disneyland, en California, haciendo correr tras el invisible autor de los hechos a los agentes del FBI en 2006.  

El arte incisivo, reivindicativo y poético del anónimo Banksy, cuyo rostro e identidad reales siguen siendo prácticamente un misterio, se mofa de las guerras y del capitalismo, cuestiona las decisiones de los estados, se rehúsa a adentrarse en los estrechos límites de los museos (y a ver a la gente pagar por ellos), rechaza las fronteras impuestas por la alta monetización del mercado del arte y traspasa las barreras a menudo infranqueables que dividen a los hombres, como el indecente muro construido por Israel, que convierte a Palestina en una gran prisión a cielo abierto. Allí dejó Banksy algunas de sus más conocidas obras (2005, 2007, 2015) y puso a disposición del público en internet las fotos y minidocumentales de sus peregrinaciones en Gaza. Su variación de la célebre foto de Nick Ut mostrando a la niña de 9 años quemada con napalm durante la guerra en Vietnam, nos ofrecía ya en 1994 una visión aun más crítica de esa realidad monstruosa, al insertar en forma de denuncia, a cada lado de la menor, las figuras sonrientes e inquietantes de Mickey Mouse y un Ronald MacDonald, llevándola cada uno del brazo y con cinismo hacia ningún lugar. Banksy subrayaba, con apenas 20 años, la complicidad entre los monopolios y un gobierno cuyo ejército ha sido el que más reiteradamente ha utilizado ese tipo de armas para la destrucción de ciudades y poblaciones civiles en el mundo.

Napalm, Banksy, 1994, Imagen sacada de su libro Wall and piece (2005: 111)

La exposición de Banksy (sin Banksy) en París

Es por la trascendencia que ha alcanzado durante las dos últimas décadas su joven y genial producción artística que el Espacio Lafayette-Drouot, situado en distrito 9 de la capital francesa, acoge actualmente la exposición « El mundo de Banksy », dedicada al movimiento de Arte Callejero o Street Art y a su mítico y escurridizo maestro de Bristol (Inglaterra). La exposición, que mezcla imágenes y sonido, inaugurada en 2019, se prolongará hasta el 31 de diciembre de 2020, revelándole al público francés e internacional unas 100 copias de obras suyas, reproducidas en talla real por una decena de artistas del mundo entero (también anónimos) en un espacio de 1200 m².

Las imágenes « banksyanas » han sido reunidas en las diferentes salas, clasificadas según los países que las acogen y se acompañan, en el caso de los murales, de fotografías tomadas en los sitios en que fueron realmente producidas. Aun si estas copias se hallan inmersas en un universo ajeno al que escogiera su creador al realizarlas, —lo que en cierta medida resta algo de autenticidad al conjunto—, se espera sin embargo que el visitante pueda reconstruir con tal muestra gran parte de la trayectoria del artista y su manera de adaptar constantemente su arte mural a los espacios y a las reivindicaciones que requieren los tiempos modernos que ha vivido.

En la entrada del recinto parisino se puede leer : « Si usted está sucio, es insignificante y mal querido, las ratas son su único modelo de referencia ». Dicha frase, además de ser un guiño a uno de los motivos que junto a los monos, los niños y los policías es uno de los más conocidos y recurrentes de Banksy —y de ser un anagrama de ‘arte’ en inglés (rat-art) —, realza de inicio el compromiso a la vez plástico, social y ético característico de la narrativa del artista que, en su « homenaje a los olvidados de la historia » como lo quiso Agnès Varda en su película Murs Murs (Muros Muros o Murmullos), es el heredero de otros grandes muralistas y creadores del arte callejero francés y mundial.

La exposición se compone de más de cincuenta célebres serigrafías y de recreaciones de las obras callejeras más conocidas del artista, conjunto que permite al visitante viajar a través de los países y ciudades del mundo que han acogido sus creaciones: Inglaterra (país natal de Banksy, donde se concentra la mayor parte de su producción), Estados Unidos, París, la ciudad de Belén en Cisjordania. Atrapado por sus temáticas recurrentes y provocadoras, sus recursos más utilizados como la sátira y el oxímoron (figura principal de su retórica como en Rage, the flower Thrower), el visitante activo descodificará un poderoso universo referencial donde la ironía, la inversión de perspectivas, el irreverente sarcasmo y los contrastes cuestionarán tal vez sus prejuicios y otros « preconstructos » sociales, solidarizándolo quizás con los mensajes críticos y de paz dejados reiteradamente por Banksy en el espacio público.

El conocido Rage, Flower Thrower ‒que también hallamos en la portada de su libro Wall and Piece, de 2005 (descargable en pdf en internet)1‒ a pesar del título (Rabia), es un grito por la paz, doblemente admirable por el hecho de haber sido plasmado por el artista en las condiciones adversas de un entorno plagado por la tensión y porque el agitador enmascarado de Banksy intenta romper el conocido círculo vicioso de la violencia, lanzando un esperanzador ramo de flores en lugar de una piedra o de un coctel molotov.

Múltiples son los temas y mensajes presentes en la exposición parisina, los mismos que, como un arma de destrucción masiva ante la indiferencia, ha dejado Banksy en sus cuadros o en las calles del mundo con la maestría de sus aerógrafos y plantillas (o esténciles), ya sea contra la guerra o el uso de las armas, contra la pobreza, contra el racismo y la xenofobia, contra la mafia y el terrorismo, contra la deforestación o el abuso animal, contra el mal gobierno y, de manera general, contra las consecuencias del desorden implantado a escala mundial por el capitalismo. Pero ese todo kafkiano se acompaña también de imágenes donde no escasea el humor, la poesía o los mensajes de esperanza tan necesarios para encarar las realidades del mundo de hoy.

Video filmado por Banksy en Gaza, después de los bombardeos de 2014.”Este año TÚ descubrirás un nuevo destino. Bienvenido a Gaza”.

Contra el establishment y el mercado del arte

En un mundo mediatizado, « peopolizado », que ansía sin mesura verlo y saberlo todo, Banksy hace de su invisibilidad y de sus mensajes un arma insolente, subversiva. « ¿Qué tú miras ? », le asesta con uno de sus grafitis a una cámara de vigilancia en Londres. Si Inglaterra le rinde culto a Lady D, Banksy imagina en 2004 un falso distribuidor de dinero, con billetes falsos de 10 libras, creados por él con la imagen de la princesa y acompañados de la graciosa inscripción : «Banksy of England». Cuando la multimillonaria Paris Hilton lanza su primer disco, Banksy inserta discos falsos, con falsos títulos de canciones en tono de burla (¿Para qué sirvo ? ¿Por qué soy célebre ?) en los estantes de las tiendas. En 2015, deja su mensaje a favor de los más de 4500 inmigrantes asinados en la « jungla » de Calais, pintando –a modo de ejemplo subversivo de los estereotipos‒, a un conocido un hijo de inmigrados sirios que aportó grandes beneficios económicos a los Estados Unidos: el fundador y líder de Apple, Steve Jobs.

Banksy transforma el naufragio de La Balsa de la Medusa de Theodore Gericault (1818) en patera para criticar el maltrato de los inmigrantes en esa ciudad del norte francés; pinta una «Cosette que llora» por culpa de los gases lacrimógenos, a solo unos metros de la Embajada de Francia en Londres (enero 2016). Retoma así uno de los temas que había insertado el año anterior en un parque de atracciones paródico y distópico llamado Dismaland, situado en el pueblo costero de Weston-super-Mare, donde falsas barcas llenas de refugiados flotaban en un estanque mientras los empleados llevaban grandes globos negros proclamando «soy un idiota». Allí exhibió juntas las obras de tres artistas palestinos y tres israelíes, con el fin de generar un posible diálogo entre ambas partes. En una entrevista exclusiva y en grupo reducido, el artista aseguró que no se trataba de un parque en contra de Disney, sino de «un parque temático cuyo tema principal es que los parques temáticos deberían tratar temas más serios», según lo refiere el periódico Luxemburger Wort1. El spot publicitario inquietante de ese parque lúgubre cuya traducción es « tierra deprimente » (Dismaland) fue asumido por Banksyfilms en Youtube.

Incontables son las anécdotas que pululan en torno al andar de este Robin Hood del arte callejero: todas las exposiciones de su obra en el mundo (Nueva York, Roma, Moscú, Bélgica, París…), tienen lugar sin él. En 1999, en el momento de la inauguración del club londoniano Fabric, Banksy cubre las paredes del baño con un graffiti y termina en prisión, pero tiempo después de su liberación, regresa allí y hace otro de mayor envergadura que hoy está protegido y vale grandes sumas de dinero. Su versión desacralizadora del Éxtasis de la beata Ludovica Albertoni (de Bernini, 1671-74) acompañada de una Coca Cola y una hamburguesa de Mc Donald’s (2008) fue cubierta en Nápoles por otro grafitero (Hus) en 2010. Los habitantes de la ciudad lanzaron entonces una petición para salvar la Madona de la pistola, otra de las dos únicas imágenes dejadas allí por Banksy, la cual ha sido felizmente protegida con un marco de madera y un cristal desde 2016. Su presencia inaudita en la pasada Bienal de Venecia (que ya hemos comentado en otro trabajo en este blog) se ganó, por su relevancia e irreverencia, toda la atención del público.

Los alumnos de la primaria Bridge Farm, en Whitchurch, votaron masivamente a favor de darle a uno de los pabellones de la escuela el nombre del artista de Bristol. Para mostrar su agradecimiento, Banksy aprovechó las vacaciones escolares para adornar una de las paredes del patio con una obra de su propia cosecha que se salvó in extremis de ser borrada en el momento del regreso a clases, gracias a un caluroso mensaje dejado allí por el artista.

Pero el coup de maître más espectacular de Banksy, que a nuestro juicio supera las peripecias anteriores, fue la mala pasada que le jugó a la Sotheby’s en octubre de 2018. En el momento de la venta de la obra Girl with balloon, subastada por 1,18 millones de euros (el triple de lo previsto y un récord para el artista), sus cómplices presentes en la sala activaron por control remoto un mecanismo que el mismo Banksy había escondido en su interior y la obra se autodestruyó. El creador difundió un video en la red social Instagram del momento en que el papel, inspirado en una obra previa (la del muro del South Bank de Londres, 2002), se hace trizas al pasar por una trituradora instalada en la parte inferior del marco. Sin embargo, la compradora mantuvo su oferta y la obra le fue asignada con un cambio de nombre : Love is in the bin (El amor está en la papelera) siendo ahora denominado como el primer trabajo artístico de la historia que se crea en vivo durante una subasta, comparado por la Gagosian Gallery con el Erased de Kooning Drawing de Robert Rauschenberg. Banksy, además de asumir su gesto recuerda que incluso en una venta de prestigio todo su arte es efímero.

Un grupo de obras, como su crítica al espionaje telefónico del estado inglés, su monumental mural antiBrexit en Douvres (2017), donde un obrero rompe una estrella de la bandera europea a golpe de cincel, han sido borradas sin miramientos por el gobierno inglés, pero el mensaje crítico de Banksy perdura en las conciencias de los habitantes o de sus seguidores y sus fotografías siguen existiendo numéricamente en diversos sitios de internet. Algunos de sus grafitis, vandalizados pocas horas después de su realización, han sido salvados por gente del pueblo como el Draw the raised bridge, recuperado gracias a la acción inmediata de un limpiador de cristales en el condado de Yorkshire.

Banksy, su compromiso político y su relación con Francia

La obra de Banksy es cada día más apreciada por el público europeo y mundial por ser representativa de las inquietudes y reivindicaciones de las mayorías, por su tono poético y sus constantes mensajes de paz; pero a la vez inquieta y molesta a aquellos cuyas certidumbres e intereses económicos o políticos pone públicamente el artista en tela de juicio mediante guiños irónicos que intentan “animar a la gente a pensar”. Si bien Banksy ha debido vender algunas de sus realizaciones para su sustento, mucho le ha regalado al público, concientizándolo con su arte o simplemente alegrándole la vida, como lo hizo con varias de sus obras murales creadas en Gaza y en Cisjordania para el pueblo palestino.

En 2014, Banksy muestra de nuevo su creciente capacidad de creación y su compromiso ético cada vez más asumido, dibujando una juvenil pareja que se abraza mirando cada uno hacia su respectivo móvil en la puerta de una asociación destinada a los jóvenes de Bristol, salvándola así de la bancarrota.

Durante la celebración de la primera exposición en Inglaterra de la obra de Basquiat (2017), gran artista y grafitero neoyorkino que como él pintaba en los vagones del metro y se burlaba de las galerías de arte, Banksy le dedica dos de sus obras. En una de ellas reproduce un retrato célebre (Boy and Dog in a Johnnypump) del estilo neoexpresivista y primitivo del estadounidense (hijo de haitiano y puertorriqueña, fallecido a los 27 años), mezclándolo hábilmente con dos policías característicos del suyo. Por medio de esa «colaboración no oficial» en un área externa del museo, el artista reafirma su solidaridad con los artistas callejeros y los afrodescendientes, y lanza su crítica al poder al imaginar —según se lee en un mensaje dejado en Instagram— la entrada que quizás los policías del Metropolitain le habrían reservado al artista de haber podido asistir a una muestra tan relevante e inspiradora como la suya propia.

En junio de 2018, en fechas cercanas al Día Mundial de los Refugiados y conmemorándose los 50 años del levantamiento social de 1968, el arte de Banksy invade las calles de París para exponer y nuevamente denunciar la violencia, el racismo, el antisemitismo y las posturas intolerantes del gobierno francés, aquellas que apenas unos meses más tarde desembocaron en la llamada crisis de los chalecos amarillos. Al lado de la Sorbona sorprende con la imagen de un hombre cruel vestido de negro quien después de serrucharle la pata a un perro que aun sangra le da de roer al animal su propio hueso, imagen que bien podría ser una alegoría del poder. Otra obra en la avenida de Flandes, inspirada en la hagiográfica imagen de Jacques-Louis David («Bonaparte cruzando el gran Saint Bernard »), esconde al jinete caballeresco que bajo una capa roja nos observa y nos cuestiona, tomando el aspecto de un héroe medieval o de un Abdala cuya identidad (singular como la de Banksy o plural como la del pueblo) aun está por revelarse.

Una silueta con cara triste sobre una de las puertas de auxilio del Bataclán, sala de espectáculos que fuera el blanco de un ataque yihadista el 13 de noviembre de 2015, lleva también el signo de la solidaridad de Banksy con las más de noventa víctimas del cruel atentado. La puerta fue cortada con una sierra y robada en la noche del 25 al 26 de enero del 2019, incrementando la fama del ya consagrado artista. Uno de los policías presentes en el rescate de las víctimas del Bataclán, conmovido por tan lamentable gesto, estuvo a cargo de las investigaciones internacionales que el pasado 10 de junio de 2020, lo condujeron tras la pista del culpable hasta Italia, donde la puerta felizmente fue encontrada y recuperada.

Otra obra parisina apareció sin firma (como ya es costumbre) en junio de 2018 con el estilo distintivo del pintor callejero inglés. La imagen, una de las más criticas y conmovedoras obras de Banksy en París, representa a una niña que intenta cubrir con repetidos motivos rosa la negrura de una esvástica.

Realizada con toda intención en un espacio próximo a la Puerta de La Chapelle, no muy lejos del antiguo Centro de Primera Acogida a los Refugiados, esta imagen nos hace volver sobre los pasos de otro de los grandes artistas que inspiraron a Banksy, gran maestro y precursor del arte callejero a nivel mundial (paradójicamente más conocido como Street art), quien además del francés Blek le Rat, ha sido una de las grandes influencias en la obras del misterioso artista británico y de otros artistas como JR. Sus temáticas, estilos y reivindicaciones deben mucho a las que en un pasado no muy lejano desplegó en las calles de Francia y del mundo Ernest Pignon-Ernest, cuyas obras más célebres nos conducen al racismo «institucionalizado» de una Niza hermanada con la ciudad del Cabo durante el Apartheid, a la representación de los hombres y mujeres desempleados de Calais, a la permanencia de la violencia de todo tipo en el París de 1971 y, lo que es mucho más sorprendente aun, a la admiración que su arte de revelar a los invisibles produjo en otro artista e intelectual cubano : el gran Alejo Carpentier.

 

La exposición dedicada a Banksy en Parísintegra,además,la reconstitución de lo que consideramos suesfuerzo más honorable paradar visibilidad a uno de los conflictos más largos de la humanidady una clara expresión de la responsabilidad que asume plenamente el artista anteel martirio del pueblo palestino: elWall Off Hotel. Inaugurado un siglo después del inicio dela intervención británica que ha generado tantos conflictos a estas tierras(2017), este establecimientocuyo eslogan publicitario es «la peor vista del mundo», está situado frente al muro que separa la ciudad de Belén de Israel. El sitio fue escogido por el grafitero para denunciar con su celebridad la inhumana ocupaciónisraelí de los territorios palestinosy paraatraer al turismo, indispensable a la supervivencia de las poblaciones en constante asedio en esa región del mundo. Con los beneficios obtenidos (venta de souvenirs,alquiler de nuevehabitaciones) Banksy contribuye a la financiación de varios proyectos locales.

Para acercarnos mejor a la realidad histórica y estética de ese hotel en Cisjordania, el Espacio Lafayette-Drouot nos permite entrar en la única habitación del Wall Off Hotel que ha sido reconstituida fielmente, y en la que el peso de la guerra y del muro de Israel en Cisjordania gana en ligereza con un fresco que muestra una pueril batalla, donde un representante de cada parte se defiende con un almohadón de plumas, juego de niños que por su simbólica cercanía con otro cuadro desvía la atención sobre otra prisión, tristemente célebre, al recrear un mar poco paradisíaco y un sol que arroja una luz penetrante sobre otros condenados de la tierra cuya mirada invisible interroga al espectador como esperando una respuesta lógica para su condición de náufrago de la humanidad y de la justicia.

En el pasado mes de mayo, ante la trágica realidad que vive el mundo azotado por la pandemia de la Covid 19, Banksy rindió homenaje al personal médico con la obra « Game Changer », dándole a las enfermeras ‒verdaderas heroínas del presente– la importancia que se merecen en uno de sus lienzos, donde pone simbólicamente de lado a Batman y a Spiderman, arquetipos creados por la sociedad de consumo. Unos días después (el 6 de junio), conmovido por el asesinato de Georges Floyd en Minneapolis (25/05/2020), Banksy compartió con sus seguidores de Instagram una foto de otro lienzo en homenaje a la memoria del joven estadounidense, acompañado de un mensaje de denuncia al supremacismo blanco que lo llevó a la muerte:

« […] Al principio pensé que tenía que callarme y escuchar a los negros sobre este problema. ¿Pero por qué haría yo eso? No es su problema, es el mío. El sistema ha fallado con la gente de color. El sistema blanco » […] (Banksy, Instagram).

A modo de conclusión

La fakeexposición El mundo de Banksy, prevista anteriormente hasta finales de junio pero alargada por causa de la Covid-19 hasta diciembre, hace resaltar la estrechez del recinto que la acoge para abarcar con nuestros sentidos la totalidad del alcance de su obra. Pero fuera del interés comercial y especulativo que hay detrás de cualquier evento como este, denunciado por el propio artista, creemos que el deseo de los colaboradores de reunir su esencia en el espacio reducido de un museo, se impuso quizás como una necesidad ontológica de preservar el influjo primigenio del compromiso de Banksy, que nos eleva y nos trasciende. Acercarnos a su universo artístico y revolucionario nos hace mejores, y la deuda que tácitamente contraemos con su mirada crítica nos invita, al igual que otros muralistas de renombre, a un cuestionamiento que sobrepasa los límites de lo eminentemente pictórico.

En este mundo nuestro, donde el miedo institucionalizado es un fantasma que corteja a la mentira y al individualismo, Banksy, como buena parte de los artistas callejeros del mundo, ha llenado con su arte algo más que el vacío de ciertos muros. Cada trozo ganado en defensa del pueblo en el espacio público, sean cuales sean las técnicas, las vías y los países escogidos, es también un rasguño en en la lápida del silencio moderno donde suenan hoy, como ecos lejanos, las voces de los intelectuales más brillantes y honestos de la Tierra. En el caso de Francia, que acoge esta exposición, la figura de grandes hombres como Voltaire, quien defiende a un joven judío acusado injustamente, o Victor Hugo, que enfrenta al poder en beneficio de los pobres, o Zola quien restablece a Dreyfus, o Sartre, que arenga al proletariado en Billancourt, parecen disolverse en el tiempo y –como lo subraya Shlomo Sand1‒ en el inquietante nacionalismo y la crispación identitaria de las llamadas «élites» que dominan desde el poder o la escena mediática. Pero al recordar a Stéphane Hessel, a Noam Chomsky, a Atilio Borón o la osadía que han pagado muy caro activistas como Berta Cáceres o Julian Assange, nos viene a la memoria el arte del joven Banksy y uno de sus más conocidos grafitis : There is always hope.

Galería de imágenes, pinche sobre cada una para verlas ampliadas a tamaño competo:

*https://www.banksy.co.uk/out.asp

1 http://library.uniteddiversity.coop/More_Books_and_Reports/Banksy-Wall_And_Piece.pdf

2 « Banksy ouvre son “Dismaland”: Bonjour tristesse », Luxemburger Wort, 23/08/2015.

3 Sand, Shlomo, La fin de l’intellectuel français ? De Zola à Houellebecq, Paris, La Découverte, 2016, 276 p.

 

 



El Director: El Departamento Ideológico del capitalismo por dentro (PDF y video)

18 de Julho de 2020, 13:52, por La pupila insomne

Grandes empresarios, monarcas, ministros, banqueros, directivos y periodistas en un relato de primera mano que revela de modo incontestable  los mecanismos reales y ocultos del funcionamiento de la prensa en el capitalismo. Al desnudo los secretos inconfesables de un periodismo que se dice independiente y ejerce la más servil y escandalosa de las pleitesías a los grandes poderes de este mundo.

En PDF y ePub el libro El Director, escrito por el ex director del diario español  El Mundo. Disponible aquí y también aquí 

 



La Estrategia Económica y Social para impulsar la economía. Por Miguel Díaz-Canel Bermúdez

17 de Julho de 2020, 16:46, por La pupila insomne

Palabras pronunciadas por Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de la República de Cuba, en la reunión del Consejo de Ministros, en el Palacio de la Revolución, el 16 de julio de 2020, “Año 62 de la Revolución”. (Versiones Taquigráficas – Presidencia de la República)

Reiteramos el saludo a todos los miembros del Consejo de Ministros y también a los primeros secretarios del Partido y a los gobernadores que se encuentran participando por videoconferencia.

Más que todo, quisiera detenerme en algunos elementos de contexto, en algunos elementos también que tienen que ver con el abordaje ideológico, con el abordaje político, con el aseguramiento político y con la manera en que tenemos que trabajar para apoyar toda esta estrategia.

En primer lugar, todos partimos de que estamos actuando en medio de un mundo que tiene una situación compleja, que es totalmente desafiante, y que nosotros trabajamos o la vamos a enfrentar con la convicción de que no podemos continuar haciendo lo mismo en un grupo de ámbitos de nuestra vida económica, que haciéndolo de esa manera no está dando los resultados que necesitamos.
Esta Estrategia se aprobó la semana pasada en una reunión del Buró Político, presidida por su Primer Secretario, el General de Ejército Raúl Castro Ruz, y hoy se ha traído al Consejo de Ministros para aprobarla y también para informarles a los gobernadores, y de esta manera vamos preparando todo el sistema de dirección que va a estar implicado con la implementación de la misma.

Se ha partido de las Bases del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social que se aprobaron en el Séptimo Congreso del Partido, de la Conceptualización del Modelo Económico y Social que se aprobó en el Séptimo Congreso del Partido y de los Lineamientos que se aprobaron en el Sexto Congreso del Partido y fueron actualizados en el Séptimo Congreso.

Con eso, ¿qué hemos diseñado y que ya hoy tenemos aprobado a diferentes niveles? Una estrategia de recuperación de la COVID que nos va dando resultados; un Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social en un primer momento, en una primera etapa, en una primera versión que ya aprobamos en el Buró Político y que vamos a llevar al Consejo de Ministros la próxima semana, y una estrategia económica y social de fortalecimiento de la economía para enfrentar la situación de crisis, que ya hoy queda aquí aprobada en el Consejo de Ministros y que vamos a iniciar de inmediato su implementación.

Para todo esto hemos partido de la situación del mundo, de la situación del país. Hemos analizado todas las propuestas que se han hecho en el debate público que hay de esto en las redes sociales, en la Academia, en la propia población cubana. Se han tomado en cuenta los criterios de todo tipo, incluso los que son contrarios a la Revolución, para ver en qué elementos nos atacan, en qué están los focos de atención para desmontar nuestro programa económico y social.

Por otra parte, como estamos partiendo de los documentos aprobados por el Congreso del Partido, son cosas que se aprobaron; es la implementación de cosas que han quedado postergadas en alguna medida, pero que fueron aprobadas en un amplio debate popular que precedió al Congreso y que se ratificaron también en la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Nosotros tenemos que reconocer que a nivel global estamos asistiendo a la confluencia de una profunda crisis como consecuencia del impacto de la COVID-19, del derrumbe definitivo que tienen los paradigmas neoliberales que venía defendiendo el imperialismo en estos momentos, del ejercicio abusivo que hay de la hegemonía imperial, que han sido puestos al descubierto en el libro de Bolton al mostrar la perversidad de sus prácticas, y aquí podemos mencionar algunas.

En ese libro se plantea cómo se hace presión permanente sobre otros gobiernos, cómo hay un apoyo desembozado de golpes de Estado e intentos de golpes de Estado, injerencia, violencia, amenaza de intervención militar y despliegue ofensivo de fuerzas y bases por todo el mundo por parte del Gobierno de los Estados Unidos; cómo hay una estrecha alianza de la administración de los Estados Unidos con la contrarrevolución cubana y con la oposición venezolana; cómo se ha reactivado la Doctrina Monroe; cómo se usan las calumnias y mentiras como pretexto para la injerencia y el intervencionismo; cómo se emplea también la corrupción y el soborno a gobiernos de países para lograr sus propósitos.

En ese libro se demuestra la obsesión y la saña que hay contra Cuba y contra Venezuela; cómo se orquestó la persecución al combustible que necesitaba adquirir nuestro país, que fue lo que nos llevó al primer momento en el que tuvimos que plantear un grupo de medidas a mediados o a finales del pasado año. La falta de dignidad en el ejercicio de la política.

En síntesis, podemos decir que cada página del libro de Bolton corrobora la validez de las denuncias que ha hecho la Revolución Cubana y de nuestras declaraciones sobre la indignante política actual del imperio.

Por otra parte también tenemos que reconocer que hay una profunda crisis en curso a nivel mundial, provocada por los factores citados anteriormente y reforzada por los problemas que atraviesa la administración norteamericana, y ustedes han visto todos los problemas económicos que tienen, los problemas sociales, la manera irresponsable e ineficiente con que han manejado el enfrentamiento a la pandemia: el país que más riquezas tiene en el mundo, es el país que tiene más muertos y más afectados por esa pandemia; el abuso policial, los problemas raciales.

Y a esa administración le molesta y le duele el prestigio y los resultados de nuestro país. Eso explica el incremento de su agresividad en estos momentos, que se manifiesta en constantes medidas que aplica contra Cuba, en el incremento de la persecución financiera y el congelamiento de cuentas bancarias y bienes cubanos en terceros países, que lo tienen como una propuesta; en acciones orientadas a desprestigiar a los dirigentes cubanos; en acciones buscando el recorte del envío de remesas a Cuba; en la aplicación de sanciones contra empresas que mantienen negocios en Cuba; en los permanentes intentos de crear condiciones para un estallido social, y en los intentos de promover posiciones políticas opositoras dentro de nuestras instituciones.

Por lo tanto, nosotros nos tenemos que ubicar en un campo de batalla donde la estrategia enemiga está demostrando ser: atacarnos por varios frentes y disparar por todos los flancos posibles. Cada tema es un sector de fuego: toman el tema de las colas para el pollo y apuntan al nivel de vida de la población; toman el tema del desabastecimiento y atacan la gestión económica del Gobierno. Van al ataque incesante de todo lo que se hace y promueven las instituciones del Estado o sus dirigentes para desacreditarlos y su imagen es objeto permanente de escarnio y difamación.

En temas de derecho y sociedad no han desistido en la búsqueda de puntos de quiebra en la unidad nacional, magnificando los posibles disensos en asuntos sensibles como el matrimonio igualitario, el racismo, la violencia contra la mujer, o el maltrato a los animales, por mencionar algunos, en todos los cuales trabajamos seriamente para resolver deudas de siglos que solo la Revolución en el poder ha enfrentado con indiscutibles progresos.

Es importante comprender que mientras más frentes logren abrir y mientras menor sea la capacidad de nuestras instituciones políticas y sociales para resolver lo pendiente y demostrar con argumentos las falacias inducidas, mayores resultados obtendrán los enemigos históricos de la Revolución en su objetivo supremo detrás de todas las campañas que organizan, que es denostar al Estado revolucionario y al sistema político, mediatizar siempre en negativo y mostrar un caos en nuestra sociedad.

Hay mucho dinero corriendo, pero hay, además, laboratorios ideológicos detrás de todo esto, porque los nuevos terrenos de operación virtual y mediática han demostrado efectividad en cuanto a la manipulación y a desarmar ideológicamente a los pueblos en nuestra región y en el mundo.

Nosotros debemos ser capaces de generar también, ante todo esto, una estrategia de comunicación con rigor, utilizando incluso muchas de las herramientas que ellos emplean contra nosotros, pero también creando nuevas herramientas más ajustadas a nuestra realidad y a la singularidad de nuestro pueblo. De todos modos, no hay dudas de que la manera más efectiva de comunicar es hacer las cosas y hacerlas bien. Cuba, como pocos países de similar desarrollo, tiene la posibilidad de hacerlo bien. Existen muchas instituciones, organizaciones y la infraestructura necesaria para que tributen a la generación de esta estrategia y, lo que es aún más importante, tenemos a las personas preparadas para ello, tenemos el capital humano y revolucionario preparado para ello.

Tenemos que aprovechar todas nuestras potencialidades, no podemos seguir anclados a formas de comunicar anteriores a la era digital, y no podemos burocratizar los procesos ideológicos. La comunicación social ha llegado, por fin, a los organismos del país; pero tenemos que ser más proactivos, capaces de anticiparnos a las manipulaciones mediáticas que van a tratar de imponer nuestros adversarios.
Ahora mismo, en estos momentos, en los últimos días se ha estado especulando alrededor de algunas medidas que son complejas y que no benefician a todos los sectores sociales por igual, pero que se saben necesarias para remontar nuestros problemas económicos y que han sido explicadas aquí por el compañero Alejandro. Inmediatamente han comenzado a sembrar dudas y a alimentar la desconfianza.
El enemigo, con sus sistemas de medios y sus mercenarios de turno, trabaja para sembrar desesperanza y desaliento. Hay que ver cómo se rasgan las vestiduras y asumen roles de víctimas o de pensadores ahora muy preocupados por el pueblo y por los trabajadores, algunos que serían incapaces del menor sacrificio por la nación, y donde nunca hablan de la verdadera causa o de la mayor causa de nuestros problemas, que se el bloqueo, al que no son capaces nunca de repudiar ni condenar.
Sacan de contexto frases para ridiculizar esfuerzos, hablan de un apartheid económico. ¿Se puede cuestionar de apartheid económico a un país donde el Gobierno todos los días se preocupa por cómo les llega la mayor parte de las cosas posibles a todos por igual? Lo que pasa es que, ¿dónde está la maldad? —y es de las cosas que tenemos que saber explicar bien—, en que han dicho que vamos a cerrar las tiendas en CUC y que van a quedar nada más las tiendas en moneda libremente convertible. Y no es así.

Nosotros vamos a mantener, a un costo tremendo, un nivel de venta en las tiendas en CUC, fundamentalmente de alimentos, de aseo, de la canastilla, leche en polvo, todo un grupo de cosas, y que le van a llegar a todo el mundo, y se van a vender en CUC o en CUP, como se plantea.

Vamos a vincular más actores económicos de los que tenemos en el país, también para vender en esas tiendas y suplir otras cosas en las cuales no podemos gastar hoy dinero en divisa, como son muebles, calzado, ropas que hacen nuestros artesanos y que hace la industria nacional; pero necesitamos vender una cantidad de mercancías en moneda libremente convertible para tener divisas, para seguir ampliando esa venta y con esa venta tener dinero para también una parte de ese dinero introducirla en la industria nacional y que la industria nacional se convierta en una fuente de productos para esas tiendas y para las otras, y, además, tener un dinero también que nos permita en las otras tiendas poder sostener las otras cosas que queremos vender.
Pero eso no lo han dicho ellos. Ellos ayer salieron a las redes a decir: esta gente van a dolarizar la economía, van a cerrar las tiendas en CUC y todo lo van a vender en divisas. Y el pueblo trabajador —que tanto les “preocupa”— que gana en moneda nacional y que puede con moneda nacional adquirir CUC va a quedar totalmente desamparado. Esa es la matriz de opinión que están tratando de sembrar hoy en las redes sociales.

Y alguna de nuestra gente, porque no hemos dado la información todavía, porque estábamos preparando todas las medidas, se van con eso y empiezan a mostrar insatisfacción, incomprensión, inseguridad, empiezan a vaticinar que va a haber una situación compleja. No, no vaticinen, hay una situación compleja desde mediados del pasado año, y todo eso lo hemos ido superando. Pero la situación compleja no es de Cuba, es del mundo. Y nosotros, en medio de esa situación, seguimos proponiendo cosas para todos y buscando la solución para todos.

No hay ningún Estado en el mundo que se preocupe porque todos sus habitantes coman todos los días. La gente llena los mercados y compra el que puede y el que no, no, y eso no le interesa a nadie. Aquí todos los días nos estamos desgastando en cuál es el per cápita que va a llegar a la gente, de dónde sacamos un poquito para distribuir de manera controlada y no por las vías normales de mercado.
Aquí se le dan las cinco libras de arroz por la canasta lo mismo al campesino, que al que tiene una paladar, que al que vive en una ciudad y trabaja por el Estado. Díganme en qué país del mundo se viven esas cosas; porque también hay personas a quienes se les olvida en un momento complejo la obra de la Revolución, y en los momentos complejos es donde hay que sacar los argumentos de la Revolución y las fortalezas de la Revolución. Hoy ningún Estado en el mundo ni ningún gobierno sale a explicarle a su población por qué tiene que enfrentar una estrategia de impulso a la economía ni cómo lo va a hacer, y aquí se va a explicar con toda transparencia, en cada momento, de manera gradual, en la medida en que vayamos aplicando las medidas.
Ahora bien, han sacado solo una medida —claro, no conocen las otras—, y contra esa han bombardeado con todo su rencor y todo su odio. Esa medida, dentro de todas estas, tiene menos peso, pero, como ustedes han visto, esto es un sistema de medidas, y que está orientado, precisamente, a eso, a fortalecernos, no solo para resistir, sino también para salir adelante, avanzar y desarrollarnos.
Todo lo que estamos proponiendo y todo lo que estamos trabajando se está haciendo para buscar un bien común, que es mejorar, incluso, en condiciones de crisis.
En medio de eso, hemos tenido que hacer un tremendo esfuerzo para lograr que, por la venta controlada, en julio y en agosto lleguen productos adicionales a la población. Y sí, aparecerán a la venta algunos alimentos en divisa a los que tendrá acceso una parte de la población; pero a todos los cubanos, incluso a esos que tienen divisa, les estamos garantizando, como mínimo, dos libras más de arroz en julio y en agosto, y tal vez podamos dar hasta un poquito más a partir de otras gestiones que se están haciendo.

Vamos a dar también una cantidad adicional de granos, de frijoles, y estamos buscando también para dar una cantidad adicional de carne de pollo. Todo eso en medio de esta situación. No es solo una medida por aquí aislada y esta es la medida “estrella” —como lo han querido demostrar— y la medida con la que hay que “atacar al Gobierno cubano, que no tiene sensibilidad por su gente, que no reconoce las necesidades del pueblo trabajador”. Esa es la mentira, la calumnia, la manera en que construyen todas estas cosas.

Y hay desabastecimiento en las tiendas, sí, ¿y por qué lo hay? ¿Por qué Cuba no tiene más divisas? Entre otras cosas, por el bloqueo, por la persecución financiera, porque no podemos exportar todo lo que queremos; porque cada vez que le exportamos a alguien, tratan de cortar esa exportación; porque cada vez que estamos gestionando un crédito, tratan de quitarnos el crédito; porque tratan de que no llegue combustible a Cuba y entonces tenemos que comprar en terceros mercados a un precio más alto. ¿Por qué no se habla de eso? ¿Son esa gente patriotas, están tan interesados de verdad por el pueblo, o lo que quieren es un cambio de sistema donde se favorezca a una minoría?

Es cierto que con algunas de estas medidas se corren riesgos: tendremos que enfrenar a los “coleros” de manera más decisiva y más intensiva. Tenemos que enfrentar a los revendedores, que nos complican la vida. Tendremos que enfrentar casos de corrupción, que tratarán de aprovecharse de esta situación. Tendremos que enfrentar el mercado ilícito de divisas. Pero para todo eso nosotros tenemos la fuerza de la Revolución y la participación del pueblo, y lo que tenemos que lograr es que el pueblo entienda bien por qué vamos a todas estas medidas.

Como Gobierno, por supuesto, nos corresponde escuchar, atender, diferenciar la crítica honesta y la sugerencia valiosa del acto malicioso y la propuesta impracticable; y nos toca responder, explicar, argumentar y aplicar todo cuanto aporte. Solo así se gana la confianza de las mayorías y se prueba que todo lo que hacemos, lo hacemos para salvar al país y para avanzar.

El pueblo, del que formamos parte todos nosotros, sabe distinguir lo legítimo de lo falso cuando participa activamente en lo que hacemos para defender y fortalecer a la nación frente a la difícil situación imperante, agravada por la amenaza imperial.
Todos los días estamos enfrascados en la búsqueda de soluciones a los problemas, pensando y sintiendo como pueblo, pensando y actuando para el bien de todos, y nos toca explicar que, en ocasiones, para beneficiar a todos hay que implementar medidas que “parece” que favorecen a pocos, pero que a la larga beneficiarán a todos.
Quiero recordar que en los últimos meses hemos enfrentado numerosos intentos para impedir la llegada de combustible a nuestros puertos, desabastecimiento de alimentos, insumos y materias primas para sostener importantes procesos productivos, y sanciones que han mermado nuestros ingresos en divisas en medio de la pandemia. Aun así elevamos, hasta donde se podía, los salarios en el sector presupuestado; se evitaron los apagones; mantuvimos la vitalidad de la actividad productiva, las inversiones fundamentales para el desarrollo del país; aprobamos medidas para proteger y atender a toda la población cubana, sin distinción, de los impactos de la COVID-19.

Con sensible carencia de recursos logramos controlar la pandemia y, aunque lamentamos la pérdida de 87 vidas por esa causa, que es mínima comparada con lo que pasa en el mundo, nos consuela y anima que no falleció ningún niño, ningún médico, ningún personal de la Salud; que no colapsó nuestro Sistema de Salud; que la gestión del Gobierno favoreció la acción integrada del Sistema de Salud cubano y de nuestros científicos con indiscutibles resultados; que nuestros protocolos médicos salvaron más vidas que los implementados en otros confines; que mantenemos una comunicación transparente y sistemática a la población y que hemos apoyado a decenas de países con nuestras brigadas médicas, ganando el respeto y la admiración del mundo.

Con la satisfacción por esos resultados, ahora vamos a concentrar los mayores esfuerzos en desarrollar acciones para impulsar la economía.

La Revolución, en su devenir histórico, ha probado de modo constante e invariable su vocación por la justicia social, y eso nadie lo puede dudar. Nadie queda desamparado en nuestro país, así ha sido, así es y será siempre. Nos debemos al pueblo al que pertenecemos, lo respetamos y queremos y para su bienestar trabajamos.
Bajo esas premisas, que dan sentido a nuestras vidas, nos hemos planteado cómo enfrentar la nueva situación que impone el mundo pos-COVID-19, no solo para resistir, sino para avanzar y fortalecernos.

Hoy se presenta aquí la Estrategia Económica y Social para impulsar la economía, que parte de la necesidad de transformar el comportamiento de la economía cubana con agresividad, intensidad e innovación.

Desarrollar la economía significa ni más ni menos que ofrecer mayor bienestar al pueblo. Se trata, en primer lugar, de retomar todo lo pendiente de lo que aprobamos en el Congreso del Partido, quitando las trabas identificadas en los constantes análisis de los procesos económicos que hemos realizado.

Las transformaciones en marcha demandan la aplicación de 209 Lineamientos. En todas hay oportunidades y riesgos que debemos identificar, con la voluntad de corregir de inmediato todas las posibles distorsiones. El peor riesgo estaría en no cambiar, en no transformar y en perder la confianza y el apoyo popular. Lograremos apoyo popular porque vamos a lograr bienestar y mejorías, y es obligado evaluar constantemente el impacto político y social de cuanto apliquemos.

Las transformaciones de esta etapa se implementarán de manera gradual, pero avanzando en todas simultáneamente con toda la agilidad y la eficacia que el momento demanda, y de ahí somos muy responsables los organismos de la Administración Central del Estado, las instituciones estatales y también todas las estructuras de Gobierno a todas las instancias.

Nos toca aprender a vivir con menos importaciones y con más exportaciones, promoviendo la producción nacional para satisfacer la demanda interna, potenciando los sistemas productivos territoriales y locales —y aquí se tiene que reforzar el papel de los gobiernos locales—, estableciendo una secuencia de acciones según prioridades, como se ha planteado aquí.

Iniciaremos de inmediato las transformaciones más urgentes y —reitero una idea que dio Alejandro— estamos convencidos y decididos a aplicar todo lo que está en esta Estrategia; unas cosas se harán más rápido y otras llevarán el tiempo necesario para terminar de implementarlas, pero todo lo que está en esta Estrategia lo vamos a aplicar.

Esta decisión exige preparación de los organismos. Implementar una estrategia de comunicación que logre llevar rápido y eficazmente la información al pueblo, cerrando todos los caminos a la manipulación y las tergiversaciones oportunistas del adversario. Por eso hoy hemos reunido al Consejo de Ministros y participan los gobernadores. La próxima semana con esta información estaremos llegando a los presidentes de las asambleas municipales del Poder Popular, a los secretarios del Partido en los municipios y a los intendentes.

Hoy se inicia una serie de Mesas Redondas para la explicación más amplia posible al pueblo y, poco a poco, en las Mesas Redondas iremos informando las medidas que se vayan aplicando dentro de esta Estrategia, sus alcances y también las valoraciones sobre la aplicación de las mismas.

Se inicia ya, de hecho, entonces, un período de implementación y control. Los temas más complejos, los temas que llevan una valoración política más profunda los estaremos llevando también, sistemáticamente, al Buró Político del Partido Comunista de Cuba, y ahí estaremos viendo qué hay que aprobar, qué se va aprobando, cómo van marchando todas las implementaciones. Y en octubre estaremos presentando esta Estrategia a la Asamblea Nacional del Poder Popular, y, yo diría, más que todo, ya estaríamos discutiendo los primeros resultados de la aplicación de la misma.
Y todo lo haremos en una secuencia, donde ahora nos vamos a centrar en la producción de alimentos, en la soberanía alimentaria y nutricional, que lleva importantes transformaciones: lleva transformaciones en el sistema de estructura del Ministerio de la Agricultura, lleva transformaciones en las empresas de la agricultura, lleva transformaciones en la manera de relacionarse adecuadamente empresas estatales con todas las formas de gestión y propiedad que aportan a la producción de alimentos; lleva una transformación en el sistema de comercialización, lleva incentivos, lleva apoyos en créditos; lleva el estudio de las posibilidades de acciones bancarias de fomento a la agricultura. Lleva también la posibilidad de que cualquiera de las formas productivas pueda importar insumos que necesita, a través de empresas estatales, y también la posibilidad de que cualquiera de las formas productivas pueda también exportar producciones para tener, también, financiamientos en divisas que ayuden a reproducir, de manera ampliada, su actividad económica.

Vamos a insistir también en:
– el reordenamiento del comercio interior, con todo un grupo de elementos que aquí se explicaron;
– el fortalecimiento de la empresa estatal socialista, donde lo primero que hay que priorizar son las 33 medidas que ya tenemos aprobadas para lograr mayor autonomía en su gestión;
– la transformación del entorno monetario en que opera la inversión extranjera, como se explicó aquí;
– la modificación del sistema de distribución de divisas en la economía;
– la participación de la industria nacional como principal proveedor de bienes y servicios que demanda la economía;
– el incremento y diversificación de las exportaciones, incluyendo, como decía, la exportación de todas las formas de gestión, a través de empresas estatales de Comercio Exterior;
– el perfeccionamiento del trabajo del sector no estatal, con prioridad inmediata en la ampliación del trabajo por cuenta propia, de quitarle trabas;
– la eliminación del gravamen a la compra de dólares;
– las vías y mecanismos para la canalización de las remesas en función del desarrollo económico y social;
– el diseño e implementación de incentivos fiscales para los exportadores;
– el diseño e implementación del mercado de deuda pública con participación de diversos sectores.

Y en medio de todo eso, vamos a dar los resultados de los últimos análisis para completar toda la envergadura que abarca la Tarea de unificación monetaria y cambiaria, para aprobarla en el menor tiempo posible, y también implementarla, cuando esté aprobada, en todo su conjunto, y que ella, por sí sola, cuando la implementemos, va a quitar muchas, casi la totalidad de las trabas que hoy tenemos para el desarrollo de las fuerzas productivas en nuestro país.

Compañeras y compañeros:
He pensado que podríamos definir nuestra Estrategia como un plan que defiende un ideal; no como una idea de perfección, sino como suma de los Objetivos a conseguir en el siguiente orden:

Implementar los acuerdos del Congreso del Partido y cumplir con las demandas populares emanadas del debate popular de sus lineamientos.

Derrotar la política del bloqueo.

Enfrentar la crisis global y multidimensional que el neoliberalismo y la pandemia han exacerbado.

Aplicar ciencia e innovación a todos los procesos productivos y dinámicas sociales para afianzar el desarrollo.

Legitimar y afianzar el ideal socialista como único camino hasta ahora conocido hacia la prosperidad con justicia social.

Si unimos las letras iniciales de estos cinco Objetivos fundamentales, leeremos: IDEAL.

Cuba vuelve a ser retada por un desafiante contexto mundial y una agresiva política imperial. No lo busca, pero no le teme. ¡Contamos con una historia suficientemente grande e inspiradora para lanzarnos a la pelea!

A esa historia suman ahora los ánimos renovados y enaltecidos por la consagración y el talento de nuestros científicos y nuestro personal de la Salud, que nos han colocado entre los países que han logrado controlar y vencer a una pandemia terrible, en medio de las más atroces políticas de bloqueo y persecución financiera y las más indignantes campañas de descrédito de nuestros héroes: los colabores de la Salud.

Hace exactamente veinte años, en una pieza oratoria que se convertiría en su Testamento Político, nuestro Comandante en Jefe nos legó el concepto de Revolución, del que hoy tomamos algunas ideas fundamentales, enlazadas con lo que estamos proponiéndonos con la Estrategia que aprobamos hoy:

“Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado (…); es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos; es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional; es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio…”

Ante estas ideas insuperables de la obra construida en más de sesenta años de lucha y sacrificios, reiteramos: ¡Pudimos! ¡Podremos! Pudimos enfrentar y controlar la pandemia. Podremos enfrentar y controlar la crisis.

¡Fuerza Cuba, que seguiremos viviendo, impulsando la economía y venciendo!

Como nos enseñó a decir siempre, desde esta y otras tribunas, el General de Ejército, quien sigue comandando a la Revolución: ¡Viva Cuba Libre! (Aplausos.)

 



#LaPupilaTv: Lorca, el poeta que ganó ( video)

17 de Julho de 2020, 8:27, por La pupila insomne