Ir para o conteúdo

La pupila insomne

Voltar a La pupila insomne
Tela cheia Sugerir um artigo

Los pueblos decidirán el desenlace. Por Ángel Guerra Cabrera

7 de Novembro de 2019, 0:07 , por La pupila insomne - | No one following this article yet.
Visualizado 7 vezes

Una potente contraofensiva popular recorre nuestra América y más allá. En tierras latinocaribeñas podría decirse que comenzó por Haití en enero de este año, se reavivó la llama de la lucha en Honduras, que en octubre logró una importante demostración a escala nacional, mientras en Ecuador estallaba en octubre una sublevación indígena y popular contra un paquetazo del  Fondo Monetario Internacional(FMI), seguida a fines de ese mes de una gran rebelión con votos en Argentina,  en rechazo al gobierno de Mauricio Macri, sus políticas de hambre y desempleo neoliberales y al arrasamiento de la economía y las condiciones sociales de vida por los condicionamientos, igualmente, de un préstamo del FMI. Casi a la par que en Ecuador, en Chile se producía una insurrección antineoliberal pacífica que ha crecido impetuosamente, al abarcar desde sectores muy desfavorecidos a clase media alta y extenderse sin pausa a todo el territorio nacional hasta la actualidad, cuando continúa desafiando diariamente en las calles una ola represiva Piñerapinochetista.

No podía haber otro momento mejor para la celebración en La Habana del 1 al 3 de noviembre del Encuentro Antimperialista de Solidaridad en Defensa de la Democracia y contra el Neoliberalismo al que asistieron 1332 delegados de 789 organizaciones sociales y populares, de solidaridad, de articulaciones regionales y globales, de partidos políticos e intelectuales, de 86 países. Dicha reunión, contó con una activa y relevante participación de jóvenes de ambos sexos y mujeres, con una composición de personas informadas, formadas y dispuestas para la lucha. Tras tres intensísimos días de trabajo en paneles y comisiones, este formidable colectivo produjo una Declaración Final en la que puede leerse este diagnóstico y reflexión:

Llegamos desde todos los rincones del mundo, con una larga historia de ejercicio de la solidaridad frente a la agresividad imperialista contra la Revolución Cubana, comprometidos con todas las causas justas y como parte de los esfuerzos de unidad en la acción y de las articulaciones de lucha, para reunirnos en La Habana en el Encuentro Antimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo, del 1 al 3 de noviembre de 2019.

Vivimos un nuevo momento en la historia. Los pueblos en las urnas, en las calles y en las redes sociales demuestran con su voto y sus protestas, el agotamiento de la ofensiva imperial conservadora y restauradora neoliberal de la derecha oligárquica, en alianza con el fundamentalismo religioso, el poder mediático, el capital y las empresas trasnacionales que, de la mano del imperialismo norteamericano, en su naturaleza depredadora, excluye a amplios sectores de la población, destruye el trabajo digno, la vida en armonía con la naturaleza y pone en peligro a la especie humana.

 Los pueblos están demostrando que es posible derrotar la ofensiva imperial, que en sus propósitos acude a la criminalización de la protesta social, el confinamiento y desplazamiento de poblaciones, el asesinato de líderes sociales y políticos, el feminicidio, la persecución a líderes de gobiernos progresistas y a la judicialización de la política.

 Se abren tiempos de esperanza. La unidad es vital y constituye un deber; la movilización, un grito de orden; la organización popular, una tarea inminente; y la integración, una estrategia que nos llevará a la victoria.

La reunión de La Habana tuvo como ejes del debate en comisionesla solidaridad con Cuba y otras causas justas, el libre comercio y las trasnacionales, descolonización y guerra cultural, comunicación y lucha social, juventudes, estrategias y continuidad en las luchas; democracia, soberanía y antimperialismo, integración, identidades y luchas comunes.

Presidido por Raúl Castro, líder del Partido Comunista de Cuba, el Encuentro fue concluido con emotivas y sustanciosas intervenciones del presidente de Venezuela Nicolas Maduro, y de Cuba, Miguel Díaz Canel.

Maduro se refirió al importante papel de Fidel Castro como pionero en la lucha de ideas contra el neoliberalismo cuando se anunciaba el fin de la historia y cundía el pesimismo, primero al convocar en Cuba numerosas reuniones de organizaciones sindicales, populares, de intelectuales, académicos y partidos políticos para debatir sobre la deuda externa y luego al hacer lo mismo cuando Estados Unidos pugnaba por imponer el Acuerdo de Libre Comercio para las Américas(ALCA). Fidel, dijo, contribuyó a crear conciencia sobre estos temas y preparó el camino para la entrada en la escena política regional de Hugo Chávez.  Fidel, desde Cuba, ayudó a levantar al mundo contra el neoliberalismo, remarcó.

El mandatario venezolano también se refirió a las felicitaciones que envió Evo Morales al encuentro, a Raúl y a Díaz Canel: “El indio Evo va a triunfar y a resistir a esta amenaza fascista”, dijo vía telefónica el mandatario boliviano al venezolano en relación con el intento de golpe de Estado de Estados Unidos y la oligarquía minutos antes de iniciar la sesión de clausura del Encuentro.

 Fueron demandas constantes y muy sentidas del evento la libertad de Luis Ignacio Lula da Silva y el apoyo la independencia de Puerto Rico. También tuvo muy claros pronunciamientos en solidaridad con el derecho a la libre determinación de los pueblos de Palestina y la República Árabe Saharahuí Democrática

Díaz-Canel expresó: “Acabamos de regresar de un largo e intenso viaje por países europeos, que incluyó la visita a Azerbaiyán para asistir a la XVIII Cumbre del Movimiento de Países No Alineados. Esta organización que se había debilitado al término de la Guerra Fría, ha vuelto a retomar el espíritu de Bandung. Los moviliza el curso dramático de los acontecimientos y la crisis del multilateralismo que hoy está poniendo en riesgo el sistema de Naciones Unidas”. Añadió  que a nivel global se advierte gran preocupación por los retrocesos en temas como la paz, autodeterminación y soberanía de las naciones, el enfrentamiento al cambio climático, los derechos humanos, la justicia social y la equidad económica.

Seguidamente se refirió a la situación en nuestra región. “En nuestra área geográfica en particular, la preocupación no es menor. América Latina y el Caribe sufren el retorno de la Doctrina Monroe y las peores prácticas del macartismo. Sobre los postulados de ambas políticas imperialistas descansa la secuencia descontrolada de acciones injerencistas que la administración estadounidense ha desatado desde su llegada al poder.

“Trump y su corte de viejos halcones arremeten contra la Revolución cubana, la Revolución Bolivariana, el Foro de Sao Paulo, el sandinismo, los liderazgos políticos de izquierda brasileña, boliviana, argentina y movimientos sociales, populares, progresistas de toda la región”.

Al abordar el uso que el imperialismo hace de la mentira y la insistencia de Fidel a defender la verdad como la mejor política revolucionaria, manifestó:

“Fidel dijo muchas veces que la mentira era el principal adversario a derrotar en política y que decir la verdad es el primer deber de todo revolucionario. He ahí una de nuestras misiones fundamentales como políticos revolucionarios. 

Recordó cómo atacaron a Irak y a Libia con mentiras y las sumieron en la inestabilidad:

“Con mentiras han convertido a Siria en polígono de pruebas de armamentos y en teatro de operaciones de los terroristas, a los que han financiado bajo falsas banderas de democracia y libertad. Con mentiras colosales y ridículas, acusan a Cuba, Venezuela y el Foro de Sao Paulo, de promover los levantamientos populares en cualquier esquina del planeta mientras se tapan los ojos, los oídos y la boca, para no ver, no oír, no reconocer, lo que están gritando los pueblos en las calles: el neoliberalismo es un fracaso económico y un desastre social”.

Twitter:@aguerraguerra


Fonte: https://lapupilainsomne.wordpress.com/2019/11/06/los-pueblos-decidiran-el-desenlace-por-angel-guerra-cabrera/