Ir para o conteúdo

La pupila insomne

Tela cheia Sugerir um artigo

La pupila insomne

3 de Abril de 2011, 21:00 , por Desconhecido - | No one following this article yet.
Licenciado sob CC (by)

Bolivia: Otro golpe mediático. Por José Manzaneda

13 de Dezembro de 2019, 17:44, por La pupila insomne

El robo de la victoria electoral que obtuvo el Movimiento al Socialismo (MAS) y la dictadura impuesta en Bolivia no habrían sido posibles sin los medios internacionales (1).

Que, como el diario español El País, convierten un golpe militar en una “crisis política” (2). Que, como la agencia AP, califican a Evo Morales, amenazado y perseguido (3), como “ex presidente autoexiliado” (4). O que, como la revista Forbes, dedican portadas a ensalzar a una presidenta golpista que nos cuenta “cómo se pacificó Bolivia” (5).

¿Cómo se ha “pacificado” Bolivia? Se lo explicamos: disparando a matar a quien se ha opuesto al golpe, asesinando a 33 personas e hiriendo a 800 (6); encarcelando y torturando a militantes de izquierda (7); o deteniendo a quienes difundieron, mediante teléfonos móviles, imágenes de las masacres (8).

Todo arropado por el silencio de los medios corporativos, al que se ha sumado la eliminación, en Bolivia, de las señales televisivas de teleSUR (9) y RT (10) que han sido, durante semanas, las únicas ventanas de denuncia del golpe de estado. Una censura, por cierto, justificada por medios como el diario ABC, que la definía como una forma de “poner coto a (…) la propaganda estatal rusa” “cuando la protesta generalizada fomenta la desestabilización” (11).

También mediante el miedo y la autocensura. Como en el caso del humorista gráfico Alejandro Salazar, que renunció a publicar sus viñetas críticas tras recibir amenazas de muerte (12).

Los medios están, además, detrás del factor desencadenante y argumento justificativo del golpe: la denuncia de supuestas “irregularidades” en el conteo electoral, por parte de una misión de la OEA (13), que sostiene que hubo una “aumento masivo e inexplicable” del voto al MAS en el último 5 % de los votos escrutados (14). La prueba, para los medios, de que Evo Morales cometió un “fraude escandaloso” (15).

Estos medios, sin embargo, han silenciado a más de cien expertos internacionales en economía y estadística (15), así como los estudios del Centro para la Investigación Económica y Política (16) y la Fundación Internacional de Derechos Humanos (17), que muestran justo lo contrario: que el aumento en el tramo final sí es explicable y es similar al de anteriores comicios, dado que corresponde al voto rural indígena, hegemónico del MAS (18).

Los medios son los censores de un golpe sangriento. Por ello, no es de extrañar la ovación que la población de El Alto brindó al periodista del diario inglés The Guardian, único medio internacional que se acercó a informar sobre la represión policial (19).

Tampoco es de extrañar que Fernando del Rincón, presentador estrella de CNN, haya sido distinguido con la máxima distinción del Comité Cívico de Santa Cruz, vanguardia del golpe militar (20).

Pero ni Fernando del Rincón de CNN, ni David Alandete de ABC, ni Jorge Ramos de Univisión (21), ni Daniel Lozano de El Mundo (22) son periodistas. Son mercenarios al servicio de una estrategia bien definida de propaganda de guerra (23). Y a los que, algún día, se les acabará tanta impunidad.

(1) http://misionverdad.com/trama-global/medios-redes-sociales-golpe-bolivia

(2) https://elpais.com/internacional/2019/12/07/america/1575736530_164268.html

(3) http://www.escambray.cu/2019/medios-desempenaron-rol-fundamental-en-golpe-de-estado-en-bolivia/

(4) https://apnews.com/c90fbc00b7cc36396d0869ad1ceded20?utm_source=Twitter&utm_campaign=SocialFlow&utm_medium=AP

(5) https://www.trendsmap.com/twitter/tweet/1203842839496609793

(6) https://www.eldia.com.bo/index.php?cat=1&pla=3&id_articulo=292992

(7) https://www.telesurtv.net/news/evo-morales-persecucion–20191126-0007.html

(8) https://twitter.com/GuerreroCuba/status/1198041597876854785

(9) https://mundo.sputniknews.com/america-latina/201911221089409390-servicios-de-cable-y-satelite-de-bolivia-cortan-la-senal-de-telesur/

(10) https://actualidad.rt.com/actualidad/335063-operador-cotas-cese-emision-rt-bolivia

(11) https://www.abc.es/internacional/abci-ecuador-y-bolivia-tratan-frenar-propaganda-rusa-201912010204_noticia.html

(12) https://www.lostiempos.com/actualidad/pais/20191203/al-azar-deja-publicar-caricaturas-razon-sufrir-asedio

(13) https://cnnespanol.cnn.com/2019/11/10/alerta-bolivia-oea-concluye-irregularidades-en-elecciones-en-bolivia/

(14) https://correodelsur.com/politica/20191204_oea-sin-aumento-inexplicable-de-votos-el-mas-no-habria-sacado-10-a-cc.html

(15) https://www.elmundo.es/internacional/2019/12/05/5de94ae021efa0c9548b4607.html

(16) https://gdoc.pub/doc/e/2PACX-1vRjdB4Fv5ZuiFRhEv5FxVE03w9jMdjgRAFp6mVIZJF5a4Zd1fFQR0l_dF9pG_aEBySEsI3KXus3-ymI

(17) http://misionverdad.com/columnistas%20/informe-oea

(18) https://www.tercerainformacion.es/articulo/actualidad/2019/12/08/la-fundacion-internacional-de-derechos-humanos-tambien-cuestiona-a-la-oea-en-bolivia-no-hubo-fraude-sino-irregularidades-en-algunas-mesas

(19) https://www.cba24n.com.ar/internacionales/el-impactante-recibimiento-en-el-alto-a-corresponsal-de-the-guardian_a5de57916d91dda498913a428

(20) https://www.paginasiete.bo/nacional/2019/12/7/fernando-del-rincon-recibe-la-cruz-potenzada-por-parte-del-comite-pro-santa-cruz-239740.html

(21) https://www.univision.com/temas/jorge-ramos

(22) https://www.elmundo.es/cronica/2019/12/07/5dea9cd9fc6c834a758b4582.html

(23) http://www.cubadebate.cu/opinion/2016/01/28/paraperiodistas-y-otros-animales-nuevo-episodio-de-guerra-mediatica-contra-venezuela/#.Xe5aKhuCHYA

(Cubainformación)



#LaPupilaTv: La Universidad cubana que derrotó a Harvard y Masachussetsts (video)

13 de Dezembro de 2019, 10:32, por La pupila insomne



Itinerario de una obsesión. Por Rosa Miriam Elizalde

12 de Dezembro de 2019, 9:52, por La pupila insomne

El archipiélago cubano cabe 90 veces en Estados Unidos. No tiene litio, ni grandes reservas minerales y hasta ahora no se ha encontrado, como en México, un pozo que despierte el voraz apetito de la industria petrolera. Cuba es un palmar en medio del océano, dijo José Fornaris, poeta romántico del siglo XIX. Una isla atrapada en el ciclo infernal de la caña de azúcar, la describió Jean Paul Sartre en su libro Huracán sobre el azúcar (1961), donde intentó explicar por qué se produjo la Revolución de 1959. Sin riquezas como las de Bolivia, Venezuela o México, y sin que Cuba sea amenaza para EU, aun así, la obsesión histórica del gobierno estadunidense por controlar al país caribeño ha tomado un cariz que sobrepasa el sentido común.

La administración Trump escogió el Día de los Derechos Humanos, este 10 de diciembre, para la entrada en vigor de la prohibición de todos los vuelos desde EU hacia Cuba –salvo a La Habana–, medida calificada como un estúpido truco político por el congresista demócrata James McGovern. Como si no hubieran apretado suficientemente, en una reunión ultrasecreta en el que el vicepresidente Mike Pence abordaba el fracaso de las políticas estadunidenses para Venezuela, trascendió que aumentarían la presión sobre la isla, a la que responsabilizan de la fortaleza que exhibe Nicolás Maduro, mientras el autoproclamado Juan Guaidó se desinfla. El embajador de EU ante la OEA, Carlos Trujillo, ofreció una entrevista a la Voz de las Américas para culpar a La Habana de lo humano y lo divino, incluidos los estallidos sociales en Chile, Colombia y Bolivia. Y todo esto ha ocurrido en una sola semana.

Obvio, con los truenos del impeachment a Trump y el escandalazo de casi 20 años de mentiras de la Casa Blanca sobre Afganistán, es difícil enterarse de esta escalada contra Cuba, que ha ido remontando vertiginosamente desde junio de 2017 hasta ahora y que ha desbaratado los tímidos pasos que inició Barack Obama para acercarse a la isla, quizás con la fantasía de doblegarla por otros métodos.

Es agobiante en Cuba despertarse todas las mañanas con amenazas y sanciones del Norte, pero nadie aquí se sorprende. Fidel Castro, el cubano que mejor conoció a Estados Unidos, nunca creyó que la mejor versión de Obama podría actuar contra la naturaleza instintiva de unas relaciones que nacieron, en el siglo XVIII, bajo lógicas imperiales. “Muchos sueñan que, con un simple cambio de mando en la jefatura del imperio, este sería más tolerante y menos belicoso. (…) Sería sumamente ingenuo creer que las buenas intenciones de una persona inteligente podrían cambiar lo que siglos de intereses y egoísmo han creado”, escribió Fidel en una de sus Reflexiones, el 15 noviembre de 2008.

El líder cubano debió tener en mente que, pocos años después de proclamar su independencia en 1776, los gobernantes estadunidenses fijaron sus intereses en la isla caribeña a la que veían como un apéndice natural de la Florida. John Quincy Adams, sexto presidente de EU, llegó a decir: “Hay leyes de gravitación política, así como las hay de gravitación física (…) así Cuba, separada por la fuerza de su conexión no natural con España, tendrá que caer hacia la Unión Norteamericana…”. Las ofertas de compra a España para que cediera la perla de su corona en el Caribe, no tardaron en llegar antes de la Guerra de Secesión.

En 1960, el ex embajador estadunidense en La Habana, Earl E. T. Smith, declaró ante una subcomisión del Senado: Hasta el arribo de Castro al poder, Estados Unidos tenían en Cuba una influencia de tal manera irresistible que el embajador estadunidense era el segundo personaje del país, a veces aún más importante que el presidente cubano. Pocos analistas vieron un alarde de inmodestia en esta declaración que recoge Eduardo Galeano en Las venas abiertas de América Latina, y que expresa el desprecio y la dependencia que caracterizaron los años que van desde la derrota militar de la antigua metrópoli española en 1898 hasta la Revolución cubana, en 1959.

Estados Unidos nunca se ha recuperado de lo que significó una revolución a 90 millas de sus costas, una cura de caballo al decir de Sartre en su antológico ensayo de 1961, en la que la sociedad se quiebra los huesos a golpe de martillo, demuele sus estructuras, revuelve sus instituciones, transforma el régimen de la propiedad y redistribuye sus bienes, orienta su producción siguiendo otros principios, trata de aumentar lo más rápidamente posible su tasa de crecimiento y, en el momento de destrucción más radical, busca reconstruir, procurarse, mediante injertos óseos, un esqueleto nuevo.

A lo largo de 60 años, esta cura de caballo algunos la han visto como un espectáculo; otros, como un misterio, o un suicidio, o un escándalo, o como un hermoso desafío. Pero la clave definitiva es que se haya producido sin el embajador yanqui como personaje protagónico del teatro político local. La obsesión del imperio a esta altura es patológica, y se entiende.

(La Jornada)



La batalla de la izquierda en las redes sociales. Por Omar Pérez Salomón

10 de Dezembro de 2019, 10:02, por La pupila insomne

El imperialismo estadounidense y sus lacayos de la derecha latinoamericana han utilizado las redes sociales digitales para mentir y crear escenarios favorables a sus intereses. No podía ser de otra manera si tenemos en cuenta que estas plataformas forman parte del poder mediático diseñado para aplastar a las fuerzas de izquierda y todo lo que huela a progreso para las grandes masas. 

Jugaron su papel en los golpes de Estado de Paraguay-2014, Brasil-2016 y Bolivia-2019, en los resultados de procesos eleccionarios como el de Brasil en 2018 y en la demonización e intento de juzgar a líderes de izquierda como Lula y Rafael Correa.

Algunas redes sociales han estimulado también el fuego para atacar a Venezuela, Nicaragua y Cuba,  y servido de base a múltiples campañas donde se repetían mentiras y falsedades con el objetivo de convertirlas en verdades. 

En el caso de Bolivia, investigaciones sobre las cuentas de Twitter de varios de los personajes que lideraron el golpe de Estado confirman que se puso en marcha una operación de guerra cibernética, con el objetivo de inundar de propaganda  en contra de Evo Morales las redes sociales digitales y hacer válida la matriz de opinión de que quería eternizarse en el poder, hacer fraude y que es culpable de la represión desatada contra el pueblo. 

En esta campaña crearon más de 70000 cuentas robots o falsas en Twitter para seguir al líder golpista Luis Fernando Camacho, que utilizaban las etiquetas #EvoEsFraude, #BoliviaNoHayGolpe, #EvoDictador, entre otras.

En esos difíciles momentos las fuerzas de izquierda de América Latina, que va más allá de Partidos, y que tiene una expresión en los pueblos y movimientos sociales, no se cruzaron de brazos y en el orden mediático y de las ideas libró una verdadera batalla en las redes sociales digitales, que queremos matizar en esta conversación con Miguel Gutiérrez Rodríguez, Director General de Informática del Ministerio de Comunicaciones de Cuba.

– ¿Qué características tuvo la participación de las fuerzas de izquierda en las redes sociales digitales en los días iniciales del golpe de Estado en Bolivia?

– Lo primero que pudiéramos decir es que las fuerzas revolucionarias de nuestro continente no tuvieron que emplear robots ni cuentas falsas en Twitter para defender la verdad y a Evo Morales en los días más complejos del golpe de Estado. Más de 135 mil usuarios de esta red social, personas de carne y hueso, aportaron medio millón de mensajes denunciando el golpe. 

A partir de la declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba el 9 de noviembre de 2019 donde se denunció que sectores de la oposición boliviana, con el apoyo y conducción del gobierno de los EE.UU. y de oligarquías regionales, pusieron en marcha un golpe de Estado con el objetivo de escamotearle al pueblo boliviano el resultado electoral, se activó el activismo de la Izquierda que llegó a generar el 10 de noviembre 14 mil mensajes con la etiqueta #EvoNoEstásSolo y casi 8 mil con #NoAlGolpeEnBolivia. El 11 de noviembre se transmitieron más de 51 mil tweets, de ellos unos 41 mil mensajes se publicaron con la etiqueta #NoAlGolpeEnBolivia.

Varias personalidades se manifestaron en Twitter en contra del golpe, como la Premio Nobel de la Paz @RigobertMenchu: “Entristece e indigna ver las manifestaciones de odio contra los pueblos indígenas de parte de grupos oligárquicos como sucede en Bolivia y del que es víctima el presidente Juan Evo Morales Ayma y el pueblo boliviano. #EvoElMundoContigo #EvoNoEstásSolo #EvoPresidenteLegítimo”; el politólogo vasco @KatuArkonada: “Masiva movilización en Buenos Aires en rechazo al golpe de Estado en Bolivia. Compas la solidaridad es más importante que nunca, no dejemos solo a @EvoEsPueblo ni al pueblo boliviano #EvoNoEstásSolo”, y el periodista y poeta @Marco_Teruggi: “Honor y gloria a los caídos. ¿Qué pedimos? Justicia, esta noche en Cochabamba por los nueve muertos #GolpeDeEstadoEnBolivia #MasacreEnBolivia”

Las manifestaciones actuales en Chile, Colombia y Haití tienen su reflejo en las redes sociales digitales, aunque los grandes medios manipulen la realidad. Las fuerzas de izquierda no están dormidas, tienen que organizarse y unirse para enfrentar al neoliberalismo y movilizar a los pueblos de nuestra América. Como diría Fidel Castro: “(…) Qué difícil se le hace cada vez más al imperialismo engañar a una parte del pueblo latinoamericano todo el tiempo. Y llegará el momento en que no pueda engañar absolutamente a nadie de los pueblos latinoamericanos y del Caribe. Esas son las lecciones de la historia. Y mal anda un imperio cuando su arma más poderosa, la mentira, empieza a fallarle; cuando su instrumento más poderoso, cuando su garra más hiriente, que es la mentira, empieza a ser inofensiva, empieza a ser ineficaz, empieza a ser inútil (…)”1

– ¿Cómo están participando los cubanos en las redes sociales?

El acceso de los cubanos a las redes sociales es una realidad cada vez más visible. Estas plataformas permiten el acceso de la población cubana a contenidos y materiales audiovisuales de diferentes temáticas, y posibilitan la participación, con opiniones, criterios y propuestas.

Cuba fue el país de mayor crecimiento en dos categorías de conectividad digital en 2017, de acuerdo con el reporte Digital in 2017 Global Overview: presencia en redes sociales —con más de 2,7 millones de nuevos usuarios y 365% de incremento respecto al año precedente— y uso de móviles para acceder a las redes sociales —2,6 millones de nuevos usuarios y un aumento de 385%.2 A partir del año 2018 estas cifras se multiplicaron con la ampliación del acceso a Internet desde las viviendas y la apertura del acceso a la red de redes desde los móviles.

En septiembre de 2017 el 88 por ciento de los cubanos que accedían a las redes sociales se conectaba a Facebook; pero al cierre de septiembre de 2018 era el 46,5 por ciento. El uso de Youtube creció considerablemente, de un 3,59 por ciento en septiembre de 2017 a 36,18 por ciento en el propio mes de 2018.3 Hoy Youtube es la red social con más accesos desde Cuba; pero se impone colocar más contenidos nacionales.

Otras Redes Sociales

Creo que en los últimos años ha crecido la masa crítica de revolucionarios cubanos que se enfrentan a los grandes medios de la información, divulgan la verdad de la Revolución y llevan la cultura a todos los confines del mundo con un sentido descolonizador. No es de extrañar que la etiqueta #VictoriaDeCuba se haya convertido en tendencia mundial en Twitter en noviembre pasado, tras la votación de la Resolución cubana contra el bloqueo de EEUU en Naciones Unidas, y que cada vez más cubanos participen en las redes de solidaridad e interacción creadas para dar a conocer la verdad de nuestros pueblos.

1 Castro Fidel: Discurso en la clausura del III Encuentro Continental de Mujeres, La Habana, 7 de octubre de 1988, Granma, 12 de octubre de 1988, p. 5.

2 Kemp, S. (2017). “Digital in 2017 Global Overview”We Are Social, Nueva York.



“Medios, redes y paredes”, nace una Universidad para la comunicación liberadora. Por Iroel Sánchez

9 de Dezembro de 2019, 14:37, por La pupila insomne

Uno de los graves problemas con que se encuentran hoy todas las resistencias al capitalismo, enfrentadas al control de los escenarios digitales por sus adversarios, con altísimas capacidades de producción simbólica y de legitimación de su discurso a través de los grandes medios de comunicación, es el  desencuentro entre las organizaciones del campo popular y los portadores de los conocimientos que permitirían aprovechar las posibilidades que ofrecen las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones para la producción y posicionamiento de contenidos en internet. Es un lastre ya histórico que pasa factura en los más recientes acontecimientos políticos de América Latina.

Al control de las principales plataformas por grandes empresas subordinadas a las políticas de Washington, se suma la habitual desarticulación de quienes en ellas expresan mensajes contrahegemónicos, la baja factura de sus producciones, las características socioclasistas que influyen en la intensidad y permanencia que diferencian las posibilidades en el uso y acceso a las redes y la ausencia de estrategias de comunicación que tomen en cuenta las cambiantes características de esos espacios. Por otra parte, la construcción de plataformas tecnológicas propias nunca fue un propósito explícito desde los gobiernos que años atrás, en países como Argentina y Brasil, contaron con los recursos económicos y la masa crítica demográfica para promover alianzas latinoamericanas en este campo al margen del control estadounidense.

En ese contexto, resulta digno de aplaudir lo que acaba de suceder en Caracas con el Congreso Internacional de Comunicación “Ahora hablan los pueblos”, en cumplimiento de uno de los acuerdos del Foro de Sao Paulo efectuado en abril de este año en Venezuela.

Convocar en un mismo espacio a académicos, expertos, comunicadores y activistas digitales llegados de 38 países junto a luchadores sociales venezolanos de base que han enfrentado victoriosamente desde la comunicación desafíos como el colapso inducido del sistema eléctrico nacional, es un aporte de una enorme relevancia del que deberíamos aprender todos los que en distintos escenarios vivimos alguna de las fases de la guerra de cuarta generación que libra el Pentágono por todo el planeta.

El evento, además del aprendizaje mutuo, del intercambio y apropiación de saberes, de la oportunidad de profundizar en cómo la Revolución bolivariana ha podido derrotar en este mismo año, en el campo comunicacional, uno de los esfuerzos más sistemáticos e intensos de desestabilización emprendidos por Estados Unidos en toda la historia, ha arrojado un resultado muy concreto para dar continuidad e institucionalización a su principal aporte: la creación de la Universidad Internacional de la Comunicación, liderada por el destacado intelectual antimperialista Fernando Buen Abad. El estudioso mexicano de la comunicación la definió como una Universidad ” cuyo pensum sería las luchas de todos los pueblos en todos los frentes” porque “no podemos seguir atados a los modelos convencionales, rígidos de educación que tenemos, hay que ensayar una revolución pedagógica dentro de la comunicación, por eso en el dispositivo epistemológico de este proyecto está la idea de crear cátedras, talleres, seminarios, diplomados de corto a mediano plazo, que se puedan realizar en simultáneo, presenciales a distancia”  desde varias ciudades latinoamericanas.

Esta novedosa y revolucionaria institución, cuyo decreto de fundación fue firmado por el Presidente venezolano Nicolás Maduro en la clausura del evento, desde una concepción antidogmática y no elitista estaría dirigida a  dotar a los luchadores sociales y a las organizaciones del campo popular, con las herramientas para la producción y articulación de contenidos efectivos. Echaría a andar en el primer trimestre del año 2020 integrando instituciones latinoamericanas con vocación antimperialista y popular con un modelo que Maduro relacionó con la Escuela Latinoamericana de Medicina creada por Fidel en 1999 para formar médicos al servicio de los pueblos.

En un ensayo publicado recientemente en la revista Casa, Atilio Borón, presente en este Congreso de Caracas, preguntaba “¿se puede recuperar el pensamiento crítico en el enrarecido ámbito de la academia?” y respondía “para que el pensamiento crítico pueda hacer pie en la academia, primero habrá que revolucionar a las universidades. Al menos en la América Latina estas no necesitan una nueva reforma que actualice el programa de Córdoba de 1918 y cancele la contrarreforma neoliberal que tuvo lugar a finales del siglo XX. Lo que necesitan es una revolución.”

“Medios, redes y paredes”, insistía el Presidente venezolano al clausurar el evento, sintetizando un accionar que articula la ocupación de los espacios en los barrios y la calle con la producción de los medios de comunicación tradicionales en poder de la Revolución y la lucha de ideas en internet, y con tan sólo en esa frase asomaba el espíritu con que nace la nueva Universidad, llamada a revolucionar, a romper muros en las sociedades y por supuesto, también dentro de sí misma. (Al Mayadeen)