Ir para o conteúdo

La pupila insomne

Voltar a La pupila insomne
Tela cheia Sugerir um artigo

“Mira…”, me dicen, y se equivocan. Por Karima Oliva Bello

30 de Outubro de 2020, 13:25 , por La pupila insomne - | No one following this article yet.
Visualizado 12 vezes

“Mira, qué hipocresía, viviendo del capitalismo y defendiendo el socialismo”.

¿Viviendo del capitalismo? ¿Qué quiere decir esa frase? En las sociedades capitalistas los obreros, asalariados, o todas las categorías emergentes que, como los prestadores de servicios profesionales, freelancers etc, no cuentan con otra cosa que su mano de obra, no viven del capitalismo, viven de su trabajo. Hay quienes no lo pueden hacer por los altos índices de desempleo o porque el salario no les alcanza para un techo o para comer. Las cifras pueden ser escalofriantes.

Agregando que en un sistema donde las gratuidades, garantías sociales, subsidios son mínimos (hay sociedades como la chilena, por ejemplo, donde hasta el agua es privada, por cosas como esas tomaron las calles), la frase vivir del capitalismo es incluso, sarcástica. Para ser exactos se vive a pesar del capitalismo o se le intenta sobrevivir. Quien vive del capitalismo es el capitalista. Más bien, literalmente, vive del trabajo del obrero.

Así que si usted tiene que levantarse diariamente a trabajar por un salario que le alcanza meramente para cubrir sus necesidades básicas y alguna que otra cosa más, cuenta con pocos subsidios y gratuidades, no tendrá derecho a retiro, tiene que pagar mensualmente el crédito de una tarjeta por una deuda que contrajo con un banco, etc, etc. No se crea que está viviendo del capitalismo, el capitalismo está viviendo de usted.

“Mira, defienden el comunismo, pero usan celular y navegan en Internet”

Quién tiene más derecho a usar lo que produce que el propio obrero? El socialismo no se opone a la producción de bienes y servicios, tan solo a formas de propiedad sobre los medios de producción y sus consecuentes derivaciones en la organización del trabajo y las formas de distribución que resultan injustas, en la medida que expropian a los trabajadores de una parte importante de su labor y lo enajenan.

Sin dudas, nadie debería usufructuar más de las riquezas que produce que el trabajador.


Fonte: https://lapupilainsomne.wordpress.com/2020/10/30/mira-me-dicen-y-se-equivocan-por-karima-oliva-bello/