Ir para o conteúdo

News

Tela cheia Sugerir um artigo

Internacional

28 de Fevereiro de 2014, 14:09 , por Blogoosfero - | 1 person following this article.

Una honda oración de cubanía (+Fotos)

5 de Setembro de 2015, 12:15, por David Díaz Ríos

Una honda oración de cubanía (+Fotos) 

Si contra viento y marea Cuba se inscribió en la geografía del mundo como la Isla de la Libertad, esa emancipación no podía excluir el intenso campo de la religión. Nuestra Constitución, entonces, refrenda la libertad para escoger cómo y en qué creer, o no creer, y establece la igualdad de todas las manifestaciones religiosas 

 Ampliar imagen

Fidel y Juan Pablo II dieron al mundo una lección de cuánto pueden conseguir la tolerancia y el respeto. Foto: elmundo.es

Misas, procesiones, cultos, conciertos, toques de tambor, promesas, peregrinaciones… Es Cuba, mestiza en creencias como en su otra piel, Isla marcada por el sincretismo que Fernando Ortiz definiera —cual un plato criollo cada día degustado más— en una palabra de entrecruzamientos de cielo y tierra: transculturación.

Esto somos, del fruto a la raíz: pueblo pendiente del Dios llegado con los conquistadores y del orisha nunca conquistado del esclavo, devoto de ellos y de otras pautas de pensamiento que en adelante se sumaron al mapa espiritual de la nación. O de ninguna.

La resultante es, junto a una masa creyente más formal, otra de fervor espontáneo y hasta múltiple que a menudo roza la irreverencia y confirma, junto a aquella, el principal acto de fe que pueda concebirse: la creencia en el diálogo con el ser superior.

Si contra viento y marea Cuba se inscribió en la geografía del mundo como la Isla de la Libertad, esa emancipación no podía excluir el intenso campo de la religión. Nuestra Constitución, entonces, refrenda la libertad para escoger cómo y en qué creer, o no creer, y establece la igualdad de todas las manifestaciones religiosas.

Ya en el IV Congreso del Partido se concretó la justa esperanza de admitir a creyentes revolucionarios, y en el VI Raúl llamó a «hermanar en la virtud y en la defensa de nuestra Revolución a todas y a todos los cubanos, creyentes o no…».

Hermanar… ¿acaso habrá verbo más importante para quienes aspiran a defender un país y quienes pretenden sostener una fe? Hermanar fue el argumento con el cual Fidel —ese gran comunista que dio al mundo, por mediación de Frei Betto, 23 horas de reflexión profunda sobre religión— ganó inobjetablemente un cuartel que no pudo tomar, conservó hasta hoy un yate de angustioso desembarco y amansó para siempre la montaraz altura de una Sierra. Con hermanos de disímiles creencias, nuestro guía pudo conseguirlo.

Por razones religiosas, históricas y culturales, el Santuario Nacional de la Virgen de la Caridad de El Cobre toca las fibras del pueblo cubano. Foto: Archivo JR

dsc_5790

Iglesia del Santuario de la Caridad del Cobre. Santiago de Cuba. Foto: cubaenfotos.bloguea.cu

dsc_5765

Iglesia del Santuario de la Caridad del Cobre. Santiago de Cuba. Foto: cubaenfotos.bloguea.cu

No ha habido en nosotros fe sin lucha. Es testigo la Virgen de la Caridad, cuya imagen fue estandarte de pelea en la manigua. En su Santuario Nacional de El Cobre ella preside cada día una misa a los cubanos y a su vera, en la Capilla de los Milagros, joyas, prendas, documentos, atributos militares, medallas… son ofrendas de fe de un pueblo que, a su vuelta, se lleva de la vieja mina pequeñas piedras cobrizas como aliadas de luz para el futuro.

dsc_5779

Virgen de la Caridad del Cobre.  Foto: cubaenfotos.bloguea.cu

Entre objetos incontables, está en el Santuario de El Cobre la imagen de la Virgen que Lina Ruz mandó a su hijo Fidel cuando, en la lucha, la vida del líder parecía milagro cotidiano.

Solo un pueblo muy especial puede decir que su pensamiento revolucionario floreció de las Lecciones de Filosofía de un padre que llamó a liberar primero el pensamiento para quitar las cadenas a la patria.

El presbítero Félix Varela, fundador de «la idea patriótica» cubana, fue todo un mambí del pensamiento cuando los otros mambises aun no se habían levantado. Varela nos enseñó que no surgiría espontáneamente una Cuba mejor; conquistarla era tarea de sus hijos y, para hacerlo, disponían de herramientas múltiples: ciencia y conciencia, sapiencia y virtud, ética y obra. Así inspiró los primeros impulsos de emancipación y encabezó en el tiempo una trinidad patriótica integrada además por José de la Luz y Caballero y José Martí —discípulo predilecto de Mendive, quien a su vez fue alumno cercano de De la Luz— en la cual se trenzó un ideario virtuoso que conserva pleno vigor.

De un modo que solo Cuba puede intuir, Varela, el sacerdote que murió en la absoluta pobreza de un cuartico al fondo de la floridana iglesia de San Agustín mandaba, en lo hondo, a los miles de mambises que cargaban en los montes por el derecho a todos los derechos.

Jamás nos faltó fe serena en los ruidos de la lucha. Cintio Vitier, un cubano sensible con creencia y aporte iguales de gigantescos, ubicaba en Varela, José de la Luz y Caballero y José Agustín Caballero «las tres raíces maestras de nuestro cristianismo     fundador» y elogiaba que ninguno de ellos admitiera discrepancia entre el culto a Dios y el servicio a la patria.

De ahí, entre otras fuentes, vienen los prodigios, camuflados con un recurso infalible: parecer obra de lo común cotidiano. Eusebio Leal, un sabio contemporáneo que rebosa fe en la Isla y en su gente, no ha dudado en decir que «…el milagro del padre Varela es y tiene que ser Cuba; una Cuba sana y salva; una Cuba renovada y diferente; una Cuba con esperanza, con concordia…».

Es la Cuba que —alumbrados por Varela y por una fe diversa— levantan con sus manos, de a poquitos, infinidad de compatriotas con total humildad, como si no fueran el centro de todo un país. Un milagro, sin dudas.

Las figuras de culto han calado tanto en nuestros hechos mayores que alguna vez las ceremonias a ellas dedicadas fueron tenidas por focos conspirativos. En 1851, el mismo año en que el patriota Joaquín de Agüero se levantaba en armas en Camagüey, las misas dedicadas a la Virgen de la Caridad eran consideradas allí sediciosas, porque pedían la separación de España.

Años después, en el Oriente, cuando las campanas de un ingenio doblaron por nueva fe, Céspedes, que era masón, confeccionó su estandarte, entre otras, con tela del dosel que su esposa tenía en el altar de la virgen. Y en la iglesia bayamesa, el recio   caballero de La Demajagua le pidió a la Virgen que bendijera su bandera.

Si hablamos de mujer, en las almas llevamos a Mariana, madre entrañable de la nación, quien guió, crucifijo en alto, «delante de Cristo, que fue el primer hombre liberal que vino al mundo», el juramento de los suyos por la libertad. Su hijo Antonio se haría capitán peleando en El Cobre, en los predios sagrados de la Virgen. Aquella familia fue el más sólido palmar de Cuba.

Hay múltiples enlaces de fe y batalla asentados en la historia de los cubanos. El padre Olallo beatificado en 2008 fue el mismo que en el mayo aciago de 1873 lavó los restos de El Mayor, en franco desafío a España y eterna conquista del corazón del Camagüey.

Otro repaso de grandezas hará ver en Santiago a Frank País, fruto virtuoso de un hogar de recogimiento y oración que, al igual que su hermano Josué, no cesó de entregar hasta entregarse.

Y maestro en la Maestra, el padre Guillermo Sardiñas bautizaba en la Sierra, casaba y asistía el espíritu en zonas de operaciones, ataviado con singular sotana verde olivo —diseñada por Camilo Cienfuegos— cuya solapa fuera un día clareada por la estrella de comandante.

Benedicto XVI, durante la misa en la Plaza de la Revolución, en La Habana. Foto www.infobae.com.

Los hechos de siempre explican los sucesos de ahora. La nutrida acogida a los papas Juan Pablo II y Benedicto XVI —tanto por creyentes como por quienes no lo son o quienes profesan fe diferente— y la afectuosa espera a Francisco parten de la comprensión de que en Cuba los asuntos de la espiritualidad siempre han estado ligados a nuestro historial de acciones.

La obra de bien corre sin pausa en las venas de esta Isla; es cierto, pero la explicación es compleja: está en cada uno de nosotros, los hijos diversos que pusimos nuestra patria en un altar. Cintio Vitier, ese católico fervoroso que nos mostró con su vida por qué hay que venerar a Martí, decía que «nuestra identidad, religiosamente hablando, es de la loma, pero canta en el llano, y vuelve a la loma, y solo se insinúa; es un secreto».

Cintio no optaba por definir, sino por iluminar y ser iluminados. Con la larga luz de los buenos, una vez, comentando lo que somos y aspiramos, el poeta todo fe escribió: «Ese es el proyecto: una luz desconocida». Por ella vamos.

Enrique Milanés León / digital@juventudrebelde.cu

http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2015-09-04/una-honda-oracion-de-cubania-fotos/

http://cubaenfotos.bloguea.cu/2010/02/iglesia-del-santuario-de-la-caridad-del-cobre-santiago-de-cuba/



La realidad y los sueños

13 de Agosto de 2015, 10:33, por David Díaz Ríos

La realidad y los sueños 

El líder la Revolución Cubana precisa que no dejaremos nunca de luchar por la paz y el bienestar de todos los seres humanos, con independencia del color de la piel y el país de origen de cada habitante del planeta

La realidad y los sueños

Escribir es una forma de ser útil si consideras que nuestra sufrida humanidad debe ser más y mejor educada ante la increíble ignorancia que nos envuelve a todos, con excepción de los investigadores que buscan en las ciencias una respuesta satisfactoria. Es una palabra que implica en pocas letras su infinito contenido.

Todos en nuestra juventud oímos hablar alguna vez de Einstein y, en especial, tras el estallido de las bombas atómicasen Hiroshima y Nagasaki, que puso fin a la cruel guerra desatada entre Japón y Estados Unidos. Cuando aquellas bombas fueron lanzadas, después de la guerra desatada por el ataque a la base de Estados Unidos en Pearl Harbor, ya el imperio japonés estaba vencido. Estados Unidos, el país cuyo territorio e industrias permanecieron ajenos a la guerra, pasó a ser el de mayor riqueza y mejor armado de la Tierra, frente a un mundo destrozado, repleto de muertos, heridos y hambrientos. Juntos, la URSS y China habían perdido más de 50 millones de vidas, sumadas a una enorme destrucción material. Casi todo el oro del mundo fue a parar a las arcas de Estados Unidos. Hoy se calcula que la totalidad del oro como reserva monetaria de esa nación alcanza 8 mil 133,5 toneladas de dicho metal. A pesar de ello, haciendo trizas los compromisos suscritos en Bretton Woods, Estados Unidos, declaró unilateralmente que no harían honor al deber de respaldar la onza Troy con el valor en oro de su papel moneda.

Fidel con los "hibacushas", sobrevivientes de Hiroshima y Nagasaki. Foto: Roberto Chile

Fidel con los “hibacushas”, sobrevivientes de Hiroshima y Nagasaki, en el Palacio de las Convenciones, el 2 de marzo de 2012. Foto: Roberto Chile/ Cubadebate

Tal medida decretada por Nixon violaba los compromisos contraídos por el presidente Franklin Delano Roosevelt.Según un elevado número de expertos en esa materia, crearon así las bases de una crisis que entre otros desastres amenaza golpear con fuerza la economía de ese modelo de país. Mientras tanto, se adeuda a Cuba las indemnizaciones equivalentes a daños, que ascienden a cuantiosos millones de dólares como denunció nuestro país con argumentos y datos irrebatibles a lo largo de sus intervenciones en las Naciones Unidas.

Como fue expresado con toda claridad por el Partido y el Gobierno de Cuba, en prenda de buena voluntad y de paz entre todos los países de este hemisferio y del conjunto de pueblos que integran la familia humana, y así contribuir a garantizar la supervivencia de nuestra especie en el modesto espacio que nos corresponde en el universo, no dejaremos nunca de luchar por la paz y el bienestar de todos los seres humanos, con independencia del color de la piel y el país de origen de cada habitante del planeta, así como por el derecho pleno de todos a poseer o no una creencia religiosa.

La igualdad de todos los ciudadanos a la salud, la educación, el trabajo, la alimentación, la seguridad, la cultura, la ciencia, y al bienestar, es decir, los mismos derechos que proclamamos cuando iniciamos nuestra lucha más los que emanen de nuestros sueños de justicia e igualdad para los habitantes de nuestro mundo, es lo que deseo a todos; los que por comulgar en todo o en parte con las mismas ideas, o muy superiores pero en la misma dirección, les doy las gracias, queridos compatriotas.

Fidel Castro RuzAgosto 13 de 20151 y 23 a.m.

http://www.granma.cu/reflexiones-fidel/2015-08-13/la-realidad-y-los-suenos

http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2015-08-13/la-realidad-y-los-suenos-/ 

http://www.cubadebate.cu/opinion/2015/08/13/la-realidad-y-los-suenos/#.VcyEyHE35YA

http://cubasi.cu/cubasi-noticias-cuba-mundo-ultima-hora/item/42217-la-realidad-y-los-suenos



The New York Times demanda el fin del bloqueo a Cuba

4 de Agosto de 2015, 11:59, por David Díaz Ríos

The New York Times demanda el fin del bloqueo a Cuba 

El periódico The New York Times publicó hoy un editorial en el que pide al Congreso que ayude a poner fin al bloqueo de Estados Unidos a Cuba tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

“Un número significativo de estadounidenses y la inmensa mayoría de los cubanos quieren el fin del embargo. Ha llegado la hora de que el Congreso se comprometa con la piedra angular de la política exterior estadunidense hacia Cuba”, dijo el diario en su editorial.

The New York Times recuerda que pese a las acciones ejecutivas adoptadas por la Administración del presidente Barack Obama, Cuba sigue haciendo frente a algunas de las sanciones más “duras” de Estados Unidos.

bloqueo-no

“Es el único país del mundo que los ciudadanos estadunidenses tienen prohibido visitar como turistas”, lamentó el periódico, que se hace eco en su editorial de las quejas de empresarios del sector como el director ejecutivo de la cadena Marriot, Arne Sorenson.

En su editorial, recuerda que cada vez más legisladores están dando pasos “prometedores” en ese sentido, desde una propuesta de ley para derogar el bloqueo en la Cámara de Representantes a nuevas enmiendas en el Senado para permitir los viajes a la isla.

Asimismo, menciona una reciente encuesta del Pew Research Center según la cual el 72 % de los estadunidenses apoya poner fin al bloqueo, y destaca que un 55 % de los encuestados que se declaran conservadores republicanos también lo apoyan.

The New York Times asegura también que las críticas al deshielo entre Washington y La Habana de dos de los aspirantes que luchan por la candidatura republicana, Jeb Bush y Marco Rubio, puede terminar costándole votos entre la comunidad latina en las elecciones de 2016.

Finalmente, el periódico recuerda el “fuerte” llamamiento a poner fin al bloqueo que hizo la semana pasada desde Miami la candidata demócrata Hillary Clinton, quien dijo que los cubanos “quieren cada vez más contacto con Estados Unidos”.

“Durante décadas, los presidentes y legisladores estadunidenses han endurecido, y en ocasiones aflojado el embargo. Pero esas leyes y regulaciones para intentar provocar un cambio en el régimen han fallado y siguen congeladas en el tiempo”, concluyó el editorial.

En octubre pasado, The New York Times ya publicó otro editorial en español y en inglés en el que pedía al presidente Obama una reflexión “seria” sobre Cuba para reanudar relaciones diplomáticas y acabar con un embargo que calificó de “insensato”.

Estados Unidos y Cuba rompieron sus relaciones diplomáticas en 1961 y el Gobierno de Washington empezó a aplicar el embargo económico contra la isla un año después, en 1962, en un intento por sacar a Fidel Castro del poder.

http://www.cubadebate.cu/noticias/2015/08/03/the-new-york-times-demanda-el-fin-del-bloqueo-a-cuba/#.VcDGK_M35YA

http://martianos.ning.com/profiles/blogs/the-new-york-times-demanda-el-fin-del-bloqueo-a-cuba

http://www.excelsior.com.mx/global/2015/08/03/1038174

NYT: es hora de “cambiar las medidas anticubanas” 

Raúl Castro y Barack Obama. Foto: Estudios Revolución

 

El diario norteamericano The New York Times señala que las medidas estadounidenses contra Cuba ya no funcionan y deben ser eliminadas.

En un artículo publicado este lunes bajo el título “Creciente impulso para derogar el embargo a Cuba”, el rotativo ha indicado que las medidas aplicadas contra la isla, por varios Gobiernos de EE.UU., durante el pasado, permanecen congeladas en el tiempo y es hora de cambiarlas.

“A lo largo de estas décadas, presidentes y legisladores de EE.UU. han reforzado y, algunas veces, aliviado el embargo (anticubano). Aun así, la telaraña de leyes y regulaciones puestas en vigor, en un intento fallido por cambiar el régimen de La Habana mediante medidas coercitivas, permanece en su mayor parte congelada en el tiempo”, reza el artículo.

Asimismo ha hecho hincapié en que, con la normalización de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, grupos mayoritarios de ambos países solicitan poner fin al bloqueo.

A este respecto, el texto publicado reza que, durante las últimas semanas, un número creciente de legisladores de los partidos Republicano y Demócrata, han dado pasos notables en esa dirección.

En este sentido, resalta que el legislador republicano de Minnesota, Tom Emmer, y la representante demócrata de Florida, Kathy Castor, la semana pasada presentaron un proyecto en la Cámara de Representantes de EE.UU. con la intención de pedir que se levante el bloqueo.

Además destaca que, pese a las acciones ejecutivas de la Administración del presidente Barack Obama, Cuba enfrenta duras sanciones y, también, es el único país en el mundo al que los ciudadanos de EE.UU. tienen prohibido viajar.

El periódico, también, ha criticado la posición negativa de los legisladores cubanoamericanos, para luego solicitar a otros representantes que consideren el dramático cambio en la opinión pública estadounidense.

En esta línea, cita una encuesta del centro norteamericano de investigación Pew, publicada el 21 de julio, la cual arrojó que el 72 por ciento del pueblo norteamericano apoya el fin del bloqueo contra Cuba, frente al 66 por ciento de enero.

HISPAN TV

http://www.contrainjerencia.com/?p=107870



Relaciones económicas Cuba-EEUU: actualizando algunas consideraciones

1 de Agosto de 2015, 23:49, por Rosa C. Báez Valdés

 

Por José Luis Rodríguez,Foto Claudia Camps
Malecón de La Habana

El restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos ha despertado múltiples expectativas, especialmente a partir del enorme potencial económico de la nación norteña.

En este sentido es conveniente recordar la existencia de relaciones económicas sesgadas desde que en 2000 se modificó el régimen de sanciones a Cuba mediante la Trade Sanctions Reform and Export Enhancement Act, aprobada por la administración Clinton para la venta excepcional de alimentos y medicinas a nuestro país. Estas compras por parte de Cuba han debido realizarse en condiciones de extraordinaria complejidad, ya que han demandado el pago adelantado y la no utilización del dólar como moneda en las transacciones, entre otras restricciones.

Las operaciones alcanzaron un máximo nivel en 2008, cuando se compraron 710,1 millones de dólares, y desde entonces se han venido reduciendo hasta llegar a solo 109,5 millones entre enero y mayo del 2015. En cuanto a los medicamentos, solamente se han podido adquirir 7,5 millones desde 2003.

Recientemente, y para tratar de impulsar estas ventas -que esencialmente se han concentrado en carne de ave y productos de la soya-, se constituyó un lobby de agricultores en el Congreso y un grupo de legisladores encabezados por la congresista Amy Klobuchar presentó un proyecto de ley que busca eliminar las restricciones existentes.

Por otro lado, a partir de una mayor flexibilización para viajar a Cuba en una de las 12 categorías establecidas por el gobierno de EEUU, se aprecia un incremento de los arribos de visitantes norteamericanos (de 36% hasta inicios de mayo), a pesar de que el turismo como tal se encuentra prohibido por la legislación del año 2000 ya mencionada. De mantenerse el ritmo de viajeros a Cuba durante todo el año pudieran generarse ingresos brutos adicionales por más de 110 millones de dólares.

Adicionalmente, si viajaran a Cuba unos 122 000 norteamericanos, potencialmente Cuba pudiera vender 400 dólares de productos a cada uno, lo que representaría un ingreso bruto de alrededor de 49 millones de dólares.

Es en la esfera del turismo donde más parece haberse avanzado en la flexibilización de las restricciones, ya que se han autorizado licencias para que ferrys y otras embarcaciones norteamericanas puedan viajar a Cuba, e igualmente se ha otorgado licencia a la firma de cruceros Carnival para que organice viajes a nuestro país en 2016. En este propio mes de julio, el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EEUU aprobó un proyecto de ley -presentado por un grupo de senadores que encabeza el republicano Jeff Flake- para eliminar la prohibición de viajar a Cuba libremente, el cual deberá ser examinado por el pleno del Senado y posteriormente pasar a la Cámara de Representantes.

Estudios muy preliminares indican que de liberarse los viajes a Cuba pudiera esperarse la visita de un millón de norteamericanos el primer año, cifra que se calcula se estabilizaría luego en unos 500 000 turistas anualmente. En números gruesos, ello representaría -suponiendo las mismas condiciones actuales- un ingreso adicional de 900 millones de dólares el primer año y 450 millones más adelante.

Ciertamente, el crecimiento exponencial del turismo norteamericano presentará un gran desafío para Cuba: la Isla deberá crecer en capacidad de alojamiento en ciudades como La Habana, en tanto que nuevas inversiones extrahoteleras en instalaciones como parques de diversión, centros nocturnos, campos de golf y facilidades para el turismo de salud también tendrían que incrementarse, privilegiando centros históricos, a donde se conoce que se dirigirían preferentemente los visitantes del Norte.

En todo caso, solamente con la visita de cruceros se atenuaría la demanda de alojamiento y también habría que examinar las perspectivas de los arrendadores privados de vivienda, que ya cuentan con 18 000 capacidades disponibles. De igual modo, habría que valorar la acelerada rehabilitación de las habitaciones fuera de servicio para incrementar la capacidad hotelera.

Finalmente, existe un grupo de medidas que -aun con la presencia del bloqueo- puede adoptar ejecutivamente el presidente Obama, y que incluyen, entre otras posibilidades,  autorizar el pago a artistas y deportistas cubanos por su actuación en EE.UU., que aviones cubanos viajen a ese país, la compra de productos con más de 10% de componentes norteamericanos, la comercialización de tratamientos médicos a norteamericanos en Cuba, la venta de medicamentos cubanos en EE.UU., el empleo del USD en las operaciones a realizar por la Isla y el uso sin restricciones de bancos norteamericanos por entidades cubanas.

Sin embargo, los beneficios parciales enunciados no representan nada si se les compara con el impacto que tendrá el levantamiento total del bloqueo a Cuba. No obstante, lo determinante para el desarrollo del país será su capacidad para avanzar en las líneas estratégicas que aseguren un socialismo próspero y sostenible una vez superado uno de los obstáculos más importantes para ello.

En general, existe un consenso bastante generalizado en los propios Estados Unidos de que el bloqueo está condenado a desaparecer. En tanto esto suceda, la lucha por su eliminación total no podrá debilitarse en beneficio del pueblo cubano y también de los norteamericanos interesados en una relación mutuamente ventajosa y estable con nuestro país.

Tomado de Cuba contemporánea

 



Lo que trae y lleva la marejada, a pocos días de la reapertura de la embajada de los EEUU en La Habana

13 de Julho de 2015, 16:12, por Rosa C. Báez Valdés
Víctor Andrés Gómez Rodríguez*
 

Es un acontecimiento histórico porque ocurre con la sociedad socialista, el pueblo y el gobierno revolucionarios con buena salud. Según Obama, los cambios en Cuba, no serán de un día para otro; ¿tendrá el actual presidente de los EEUU complejo de “babalawo”?

SINAYa antes, medio siglo y pico atrás, tuvimos embajada de los EEUU en La Habana. La última construida poco antes del Triunfo de la Revolución de 1959 en la zona vedadense del malecón habanero. En 1961 en conformidad con la radicalización socialista del proceso en la Isla, ya el edificio estaba vacío; Suiza representaba los intereses angloestadounidenses en La Habana.
Pero hasta 1959 dicha embajada era el estado mayor al que obedecía ciegamente la dictadura sangrienta de Fulgencio Batista. Tras la estampida de los empleados y funcionarios estadounidenses, echaron un pie hacia el “norte” hasta los tornillos y las tuercas de la autoproducción burguesa en Cuba.

Poco más de medio siglo es suficiente para que los órganos de inteligencia angloestadounidenses observen… observen y analicen aún si con enorme dificultad política, y sin comprenderlo en esencia, que la reapertura de su embajada en La Habana se dará en un contexto absolutamente extraño para ellos. Entre el autismo que padece el fundamentalismo “Wasp”, y el montón de mentiras inventadas por una disidencia –sin destreza intelectiva para la creación de leyenda urbana alguna-, que está, por anexionista y analfabeta funcional, mucho más interesada en emigrar, a velocidad de la luz, hacia La Florida que en presentar un programa político alternativo que enfrente al gobierno revolucionario.

Ciertamente las generaciones, sobre todo la llamada “generación de boom de los 60’s”, que nacieron después de 1959-61 jamás vieron, propiamente, una embajada de los EEUU en La Habana. Y es lógico que tal suceso despierte suficiente expectativa. ¿Será algo distinto a la ponzoñosa SINA? Es de una mesura conveniente no dejarse guiar por agoreros proyanquis y leer con detenimiento el criterio originario de un lugar tan distante como la India:

“En una sorpresa y movimiento dramático, el presidente estadounidense Barack Obama anunció el 17 de diciembre la reapertura de las relaciones diplomáticas con Cuba. Él era honesto y sincero al admitir el fracaso de la política obsoleta de su país de aislar a Cuba durante las últimas cinco décadas. Después de haber probado todos los trucos de ‘cambio de régimen’ en Cuba, sin éxito, los EE.UU. finalmente ha decidido cambiar su propia política, y se tragó su orgullo.” (1)

No existe concesión alguna previa. Fue el gobierno angloestadounidense el que sacó, desesperado, la cabeza del agua para respirar. Era totalmente inconveniente el llamado extrañamiento en que se sumía su política en la región.

Por ende no es Cuba quien “corre” desesperada hacia una oportunidad de normalizar las relaciones bilaterales con los EEUU, es este ultimo quien está obligado a carabina a reconocer la frustración que resultó de su política de acoso genocida contra la Isla, durante más de medio siglo. De ahí la molestia de que la peor astilla, a veces, es la que sale del mismo palo.

El rentismo neoliberal ha puesto de moda al “periodismo cipayo” como un modo de vida que intenta camuflar al sórdido canje de casaca política, como si sentido de la vida. La sobredimensión, como suceso histórico, de la apertura de embajadas en las capitales políticas de ambos países, pretende de manera siniestra mutilar a la memoria histórica, o memoria a largo plazo. Como si en Cuba jamás hubiese existido vínculo alguno con los EEUU en los últimos ciento veinte años. ¿El bloqueo se lo sacó Cuba en una lotería; por carambola? ¿La “propiedad” del territorio de Guantánamo, donde se enclava la ilegal Base Naval estadounidense le cayó a Bush del cielo tras un aguacero “bendito”?

El cipayismo, de cualquier índole, es una herramienta muy efectiva para la amnesia histórica; resulta muy oportuno “fabricar” una deuda de Cuba con los EEUU, a tenor con un reclamo de satisfacción con respecto a las “propiedades” estadounidenses nacionalizadas en Cuba después del Triunfo de la revolución en 1959. Y cuya negociación de pago fue rechazada por los mismos dueños y el gobierno angloestadounidense en su momento. De todas formas, los daños ocasionados a la Isla por el bloqueo genocida aún vigente, superan con creces cualquier otra obligación onerosa. ¿Los EEUU estarían dispuestos, entonces a negociar con real honestidad ambos requerimientos? Nuevamente brota la sospecha del criminal bloqueo como una herramienta política estadounidense con que manipular las conversaciones de negociación vigentes entre ambos países.
Hace un tiempo el tema de Nora Gámez fue tocado por nosotros (2). Esta vez Edmundo García vuelve a cabalgar sobre el asunto:

“Nora Gámez Torres, que hasta el otro día fue una profesora de la Universidad de la Habana, derrocha imaginación en la inventiva de artículos que no buscan otra cosa que obstruir la voluntad de normalizar las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos. Es claro que ella, ni los otros, podrán detener los procesos puestos públicamente en marcha desde el 17 de diciembre pasado por los presidentes Barack Obama y Raúl Castro, pero los pueden tergiversar con el ánimo de satisfacer el rencor de esa parte cada vez más pequeña de la comunidad cubana de Miami que quiere seguir viviendo en la confrontación. […] La periodista hace un gran escuerzo por cumplir el encargo, porque seguramente los temas no se les ocurren a ella misma sino que les son “sugeridos” a su periódico por representantes de la derecha cubana de Miami, ¿por la congresista Ileana Ros-Lehtinen, por ejemplo? […] El pasado viernes 19 de junio Gámez Torres publicó un artículo titulado “Exigen al Congreso solucionar demandas de confiscaciones en Cuba” donde curiosamente desde el primer párrafo revela que existe un objetivo aparente y un objetivo real de esta “demanda”. […] Por un lado dice el artículo que el objetivo es exigir “una compensación por los bienes confiscados por el gobierno cubano a partir de 1959”; lo que en verdad no es más que un pretexto porque el verdadero fin de toda esa puesta en escena lo declara la propia Gámez Torres poco después cuando acepta que lo importante es “que Estados Unidos no elimine el embargo” a Cuba “antes de solucionar estas reclamaciones”. […] Ese es el punto que les preocupa, el levantamiento del embargo. La recuperación de propiedades es legal y moralmente inviable y solo se podrá discutir, si acaso, en un escenario de normalización de relaciones, lo que implicaría el levantamiento de ese mismo embargo, o mejor bloqueo. […] Si lo que estas personas quieren realmente es recuperar propiedades y no show, deberían volver al congreso y poner las cosas en un orden inverso: que se levante el bloqueo, que se devuelva el territorio que ocupa ilegalmente la base militar norteamericana en Guantánamo, que se normalicen las relaciones y después vamos a ver si las autoridades cubanas acceden a tratar el tema de la devolución de propiedades” (3)

El vapuleo “amenazante”, o más bien el bamboleo real continua resaltando (para reafirmar a lo invisible de la política real), que estamos en presencia de un cambio de “metodología” de la política angloestadounidense, a través de sus órganos de inteligencia, en la consecución de los mismos fines históricos para la dominación imperialista. Y no soy yo, un supuesto “dinosaurio” quien lo advierte.

“Contra Cuba la táctica es […] diferente a la de los últimos 50 años. Barack Obama, que resultó uno de los presidentes menos confiable para el mundo, porque sirve perfectamente a los intereses angloamericanos, ha vuelto a la vieja política de “la zanahoria y el garrote”. Con el garlito de “reconocer” que su política de bloqueo económico, comercial y financiero contra la isla no le ha funcionado -tampoco ve en ello su derrota-, ha comenzado a operar con otros medios para conseguir los mismos fines: desestabilizar al régimen cubano de los Castro desde adentro, al tiempo de romper el protocolo, el ejemplo de alta moral que ha significado la Cuba “digna” para Latinoamérica frente al imperio. De todas maneras, nada se logrará contra la enseñanza de los pueblos. Vietnam es el mejor ejemplo, le sigue Cuba.” (4)

El presidente Barack Hussein Obama, herramienta activa de los órganos de inteligencia de los EEUU, a fin de cuentas, históricamente no tiene arte ni parte en la derrota de la invasión a Playa Girón, ni en la victoria de Viet Nam contra la guerra genocida de agresión angloestadounidense. No fue quien inventó el bloqueo, ni quien lo implementó. Limpio y “puro” como un bebé acabado de entalcar, es el dispositivo activo idóneo para limpiar, un poco, el rostro enlodado de las frustraciones yanquis durante los últimos tiempos en la zona de la CELAC. Pero es preferible que continúe hablando otra voz:

“Las estrategias para lograr sus fines son orquestadas por las agencias de inteligencia y de espionaje con aprobación o dirigidas desde Washington, y por los centros de operación como las embajadas en todos los países, y otros organismos de “ayuda” como la USAID (por decir las menos), hasta las claramente desestabilizadoras como la CIA y DEA. Si en EU no hay golpe de Estado es porque no hay Embajada de EU, repite con frecuencia Evo Morales. Pero es realidad una vieja anécdota (años 60 y 70) del golpismo contra los gobiernos de América Latina. No obstante, ¿el asesinato de Kennedy no fue una suerte de golpe de Estado? Ciertamente, y orquestado por la propia CIA.” (5)

De todas maneras “San Barack Obama” continúa apareciendo en los medios globales como el sacrificado adalid de los derechos del pueblo cubano, cuando tales medios adelantan que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció formalmente el restablecimiento de las relaciones diplomáticas plenas con Cuba, rotas hace 54 años, y pidió al Congreso estadounidense que ponga punto final al embargo vigente contra La Isla; admitió que el bloqueo ha servido de nada y que “No se puede tener de rehén al pueblo de Cuba por algo que sucedió en el pasado”, señaló estar consciente de que “la transformación no va a ser de la noche a mañana”. (6)

La Isla continúa inmersa en la compleja rectificación socialista de su económica. En la última reunión del Consejo de Ministros, se advierte que se ha mantenido inestable la presencia de varios productos alimenticios en la red de tiendas en divisas, debido a que no se cumplen las producciones nacionales (problemas de improductividad) y las importaciones para ese mercado interno en surtidos como queso, pollo, embutidos, picadillos y salchichas. Para ir dando solución a este déficit, se destinarán adicionalmente 40 millones de dólares para la adquisición de dichas mercancías. (7) No hay tiempo para estar cociendo picadillo en contra de intereses ajenos. Concentrada en su rectificación, la Declaración de gobierno revolucionario, así expresa. (8)

A su vez se percibe ansiedad por parte de los hombres de negocio y empresas estadounidenses por invertir en economía de la Isla. Apareció en los medio digitales, aún sin confirmarse que la compañía, Cleber de Alabama, de los empresarios Horace Clemmons y Saul Berenthal, parece ser la primera empresa de los Estados Unidos que recibe autorización para establecer un centro de ensamblaje y manufacturación en Cuba, según reporta el diario The Clarion, que se edita para el norte del estado de Alabama. Apelando de alguna manera a la memoria histórica, el comunicado afirmó que el proyecto proporcionará tractores simples y rentables para los campesinos cubanos. Y se basa en el diseño de Allis-Chalmers-G que fue fabricado a partir la 1948 a 1955 y fue muy popular en la isla; y muy utilizados hasta los primeros años de la década de los 60’s; quizás queda alguno en activo gracias al a inventiva de los campesinos cubanos. No precisa si la empresa ha recibido autorización del Departamento del Tesoro para comenzar su aventura comercial en Cuba.

Se habla de que el restablecimiento de relaciones diplomáticas bilaterales permitiría un nivel elevado de diálogo para remover temas pendientes, como el fin del bloqueo que los EEUU llaman “embargo” económico y financiero a la isla, y la solución a los reclamos por propiedades expropiadas en territorio cubano. Y nada acerca de los centenares de miles de millones de dólares en daños contra Cuba por parte de ese bloqueo genocida; que se apoya en una trastornante maraña legal codificada en ley, de forma que solamente el Congreso tiene en sus manos la llave para iniciar su desmonte, de las 40 páginas de extensión de la llamada “ley LIBERTAD”, conocida simplemente como Helms-Burton, en el súmmum de todas las sanciones vigentes hacia Cuba.

En este medio siglo y pico, ha sido voluminosa la cantidad de sucesos que ha traído y se ha llevado la marea; en algunos casos alcanzando niveles trágicos, debido a la manipulación por parte de los EEUU, de la credibilidad de un porciento considerable de personas humildes. Veremos que trae, de realmente nuevo, la marea con el cambio de método asumido por el gobierno de los EEUU buscando un reajuste de su relación bilateral con Cuba.

El verdadero acontecimiento histórico sería la real normalización de esas relaciones bilaterales. Para quienes vimos, antes de 1960, a la embajada de los EEUU abierta en La Habana, de nada sirvió. Quizás ahora sería, del lobo imperialista, un pelo.

NOTAS:

1 R. Viswanathan. Cuba: fin del aislamiento. 19 diciembre 2014. http://www.gatewayhouse.in
2. Ver: Víctor Andrés Gómez Rodríguez. Ni un “tiro al aire” más; la decencia es para no vivir huérfanos de dignidad. SurAméricaPress. 05. Nov.2014. http://suramericapress.com/?p=6887
3. Edmundo García. Las Pirañas contra Cuba… Cubasí. 22 Junio 2015.
http://www.cubasi.cu/cubasi-noticias-cuba-mundo-ultima-hora/item/4
4. Salvador González Briceño. EE.UU., la peor amenaza latinoamericana. Alainet. 23-06-2015.
http://www.alainet.org/es/articulo/170527
5. Salvador González Briceño. EE.UU., la peor…
6. Obama pide al Congreso de EE.UU. que levante el bloqueo contra Cuba. Contrainjerencia. 01/07/2015.
http://www.contrainjerencia.com/?p=106678&print=1
7. Pedro Meluzá López. ACONTECER ECONÓMICO. El Economista de Cuba.
http://www.eleconomista.cubaweb.cu/acontecer/index1.html
8. “El Gobierno de Cuba ha tomado la decisión de restablecer las relaciones diplomáticas con los Estados Unidos en pleno ejercicio de su soberanía, invariablemente comprometido con sus ideales de independencia y justicia social, y de solidaridad con las causas justas del mundo, y en reafirmación de cada uno de los principios por los que nuestro pueblo ha derramado su sangre y corrido todos los riesgos, encabezado por el Líder histórico de la Revolución Fidel Castro Ruz.
Con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas, concluye la primera etapa de lo que será un largo y complejo proceso hacia la normalización de los vínculos bilaterales, como parte del cual habrá que solucionar un grupo de asuntos derivados de políticas del pasado, aún vigentes, que afectan al pueblo y a la nación cubana.
No podrá haber relaciones normales entre Cuba y los Estados Unidos mientras se mantenga el bloqueo económico, comercial y financiero que se aplica con todo rigor, provoca daños y carencias al pueblo cubano, es el obstáculo principal al desarrollo de nuestra economía, constituye una violación del Derecho Internacional y afecta los intereses de todos los países, incluyendo los de los Estados Unidos.
Para alcanzar la normalización será indispensable también que se devuelva el territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval en Guantánamo, cesen las transmisiones radiales y televisivas hacia Cuba que son violatorias de las normas internacionales y lesivas a nuestra soberanía, se eliminen los programas dirigidos a promover la subversión y la desestabilización internas, y se compense al pueblo cubano por los daños humanos y económicos provocados por las políticas de los Estados Unidos.
Al recordar los temas pendientes de solución entre los dos países, el gobierno cubano reconoce las decisiones adoptadas hasta el momento por el presidente Obama, de excluir a Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo internacional, de instar al Congreso de su país a levantar el bloqueo y de comenzar a adoptar medidas para modificar la aplicación de aspectos de esta política en uso de sus prerrogativas ejecutivas.
Como parte del proceso hacia la normalización de las relaciones, a su vez, habrá que construir las bases de unos vínculos que no han existido entre nuestros países en toda su historia, en particular, desde la intervención militar de los Estados Unidos, hace 117 años, en la guerra de independencia que Cuba libró por cerca de tres décadas contra el colonialismo español.
Estas relaciones deberán cimentarse en el respeto absoluto a nuestra independencia y soberanía; el derecho inalienable de todo Estado a elegir el sistema político, económico, social y cultural, sin injerencia de ninguna forma; y la igualdad soberana y la reciprocidad, que constituyen principios irrenunciables del Derecho Internacional.
Cuba continuará enfrascada en el proceso de actualización de su modelo económico y social, para construir un socialismo próspero y sostenible, avanzar en el desarrollo del país y consolidar los logros de la Revolución
.” Declaración del Gobierno Revolucionario. Tribuna de La Habana. 07/01/2015.

http://www.tribuna.cu/print/cuba/2015-07-01/declaracion-del-gobierno

 

Tomado de Suramérica Press

* Investigador sociocultural cubano



Notícias

News

Minha rede