Ir para o conteúdo

La pupila insomne

Voltar a La pupila insomne
Tela cheia Sugerir um artigo

Toma la escoba. Por Ernesto Estévez Rams

12 de Abril de 2020, 16:18 , por La pupila insomne - | No one following this article yet.
Visualizado 15 vezes

Solo cuando los efluvios del planeta

llegan a tus narices te sobresaltas.

Hasta ahora, el hedor repugnante de ciertas geografías

ocultados quedaban debajo de perfumes celebrados

por los periódicos, por la televisión, por la radio.

Últimamente, también escondido en eso que llaman las redes.

 

Como si el enredo social del planeta fuera novedad

y no viniera andando desde hace tanto.

Como si no hubieran existido etonocidios,

ni barcos llenos de negros,

ni plantaciones, ni heces en forma de látigos.

Ni asiáticos tildados de monos, y los otros

vaporizados en bombas.

Como si Verdún no hubiese

sido una fiesta atroz del capital jugando al monopolio.

Y en Leningrado los niños no hubiesen tenido que comer pintura

para engañar al hambre.

 

Como si Rhodesia no hubiera existido, Ian Smith fuera

solo un personaje para asustar a niños de Zimbawe.

Ni apartheid, ni niños mártires de Soweto,

ni fosas llenas de muertos en Ruanda.

Ni sífilis inyectada a indias guatemaltecas

en nombre del avance de la civilización blanca.

Ni esterilizaciones forzadas. Ni experimentos humanos

en las selvas americanas.

Como si no hubiesen lanzado al mar cientos desde helicópteros,

ni otros en la boca de volcanes.

Niños sesgados de sus padres asesinados,

y luego privados de sus abuelas.

Como si Wounded Knee fuese el título de otro filme

de héroes blancos.

Como si el agente naranja

fuera el nombre publicitario de un extracto de jugo fortificado.

Como si Lynch y Crow fueran nombres cualquiera,

y la quema de cruces y la soga, preámbulo

de un suculento barbecue de negros.

 

El estupro y la pedastería,

accidente y no sistema.

 

Ahora que nos han vendido la idea,

que las redes han hecho al mundo más pequeño.

¿Dime tu que exploras en ellas?

¿Cuántas paginas vistas de Timor Leste?, ¿Angola?

¿Cuántas de Armenia miraste esta semana? ¿Pakistán?

¿Cuánto aprendiste de Jamaica?, ¿Dominicana?

¿Qué sabes de los negros haitianos?, ¿y los negros de otros lugares?

¿Cuánto nuevo de los trinitarios?

¿Cuáles amigos hiciste de Samoa, Viet Nam, Cambodia?

 

¿Cómo se visten en Yemen (Si las bombas

y la hambruna les permiten vestirse. Allí, quizás

ni haya pintura para engañar al hambre)?

¿Qué estrellas de actuación brillan en Mongolia,

triunfan en Sierra Leona, escandalizan en Bulgaria?

¿Qué libros llaman la atención en Albania, se comentan en Chile,

se prestan en Honduras?

 

¿Quién ganó el campeonato de Basket en Jordania?,

¿el de Volleyball en Costa de Marfil?

¿Qué club de football en Malasia?

No será que esa aldea global no es tan global.

No será que cuando te venden que vas,

en realidad te vienen.

No será que te acosan, te asaltan. Te roban la vista y por esa entrada,

mientras crees ver, en realidad te miran.

No será que te amaestran y te mutilan, te reducen y te venden.

Cómo un número, un gusto, una tendencia.

Un esclavo de sensaciones que se sintonizan.

No será que te tocan la flauta, te encantan

y te llevan a los parajes donde todo huele igual.

El fragancia engañoso que te venden

cuando en realidad te compran.

 

Despierta, hace rato que algo huele podrido

y no es de Dinamarca. Ahora que el hedor

inescondible llegó a tu nariz,

no estires la mano buscando un perfume,

toma la escoba.

Vamos a limpiar la casa.


Fonte: https://lapupilainsomne.wordpress.com/2020/04/12/toma-la-escoba-por-ernesto-estevez-rams/