Gehe zum Inhalt

La pupila insomne

Full screen Einen Artikel vorschlagen

La pupila insomne

April 3, 2011 21:00 , von Unbekannt - | No one following this article yet.
Lizenziert unter den Bedingungen von CC (by)

Noventa y cinco años de Carlos Lechuga

February 28, 2013 21:00, von Unbekannt - 0no comments yet
Carlos Lechuga junto a Fidel

Carlos Lechuga junto a Fidel

Periodista de la raíz al nervio, diplomático  de igual calibre, Carlos Lechuga Hevia, que ayer  cumpliría 95 años, dejó textos medulares para interpertar los vertiginosos acontecimeintos de los primeros  años de la Revolución cubana. Este, donde Lechuga periodista es el cronista de Lechuga embajador, nos muestra que supo brillar en ambos oficios.

Ejerció el periodismo desde 1937 hasta que al triunfo de la Revolución, devino diplomático. Nunca abandonó por completo su primera profesión, pues incluso desde el servicio exterior enviaba artículos a la prensa cubana y escribió dos libros que encerraron importantes testimonios de momentos trascendentales para la Revolución: Itinerario de una farsa, siendo embajador ante la OEA cuando “se excluyó a Cuba de esa entidad regional” y En el ojo de la tormenta, donde narró sus experiencias en los difíciles momentos de la Crisis de Octubre cuando se desempeñaba como embajador de La Habana ante la ONU.

Hoy reproducimos aquí una reseña que envió desde Nueva York para su columna “Claridades” del periódico El Mundo el 11 de marzo de 1959 y que aparece en el libro Barcos de Papel, una selección de sus trabajo compilados por su hija Lillian Lechuga,  en el año 2008. 

Pasión e Interés

El seminario del profesor Tannenbaum en la Universidad de Columbia es uno de los centros existentes en Estados Unidos desde donde se irradia democracia. Allí se discute con extraña franqueza, se va al fondo de las cuestiones, se diseccionan los problemas políticos, económicos y sociales de América Latina. Por eso es que goza de tan alto prestigio entre los políticos amantes del pueblo y entre los intelectuales y profesionales. Esa es la razón por la cual quienes se esfuerzan por mejorar la vida de nuestros países tienen en tan superior estima las discusiones que se producen cada jueves en el edificio Fayerweather de la reputada casa de estudios de Nueva York.

Tuvimos el honor de ser invitados la semana anterior a comparecer en el seminario para hablar de los anhelos de Cuba, de los antecedentes de la Revolución triunfante, del presente y del porvenir. En el debate que siguió a nuestra exposición, y en el cual intervinieron norteamericanos y latinoamericanos, profesores y estudiantes, se puso en evidencia, una vez más, la pasión por la defensa de los principios democráticos, el interés profundo que, entre ciertos grupos, existe por nuestra América y cómo la nueva Cuba levanta los espíritus, alimenta esperanzas y, también, plantea interrogaciones.

Hablamos allí como periodista, como ciudadano con propio criterio. Observamos el cuadro nacional con pupila objetiva. Del balance surgió una isla antillana –la mayor y la más hermosa– cuajada de entusiasmo, preocupada por su destino, y más segura que nunca en su historia, de que se alcanzaran las metas que convienen a la nación. Cuba despide hoy un olor a tierra fresca abierta a la fecundación. De la superficie se están barriendo las cenizas de la costra que mantuvo cerrados los surcos. Hay ruido de taller. Cantos de libertad. Y también, por supuesto, intereses heridos. Esto trae malestar y confusión. Pero nos atrevemos a asegurar que no desaliento. Descontamos los factores directamente vinculados a la tiranía y que reciben la sanción justiciera por su participación directa o su complicidad en los desmanes de la dictadura, los factores afectados por las medidas revolucionarias irán ajustándose a la nueva realidad histórica que rige el país y engrosarán la caudalosa corriente de opinión –casi un ciento por ciento mayoritaria– que respalda día a día la obra del Gobierno popular.

Por ejemplo, esto de la Reforma Agraria, suena raro a ciertos oídos acostumbrados a la rutina oscura de la República. Pero el tema estalla en el extranjero con mil luces, lo mismo que entre los millones de campesinos cubanos, los industriales progresistas, los economistas inteligentes y los profesionales alertas. La Reforma Agraria, que hasta ahora era un tópico académico y del cual nadie hablaba por considerarlo utópico, es, en el presente, una palanca tangible que arrancará el motor de nuestra economía. Lo mismo sucede con la diversificación agrícola, con la reforma universitaria, con la carrera administrativa, con los planes de una política fiscal y arancelaria adecuada a nuestras necesidades, a los requerimientos cubanos.

No hay dudas de que Cuba ha renacido y que su actual estilo de gobierno es un rocío, que cae sobre los espíritus calcinados de América por tan largos episodios de dictaduras. En el seminario del profesor Tannenbaum se probó este aserto. Hubo interés. Y hubo dudas, que se disiparon, creemos nosotros. Pero es que tiene que haberlas. El vuelco de Cuba es como para asombrar a cualquiera que no esté al tanto de los valores íntimos de nuestro pueblo. “Tanta hermosura no puede ser verdad”, dicen en nuestra patria al referirse a algún acontecimiento positivo o inesperado. Y es la actual “hermosura” de la situación cubana la que nadie quiere que se malogre y la que todos están ansiosos por apuntalar. Pero no se frustrará. Hay una voluntad nacional, recia e indoblegable, que mantendrá la Revolución constructiva. Nadie, ni los enemigos domésticos de ella, desean caer en el abismo. La Revolución esta caminando… y seguirá para siempre, porque es la propia nación que se ha levantado para prosperar y triunfar.




La propuesta del Cuban Study Group (+ video)

February 28, 2013 21:00, von Unbekannt - 0no comments yet
Jesús Arboleya Cervera

cuba-usa-embargoEl Cuban Study Group (CSG), integrado por empresarios, intelectuales y activistas políticos cubanoamericanos que se identifican con la llamada “línea moderada del exilio”, acaba de emitir un documento titulado “Restoring Excutive Authority over U.S. Policy Toward Cuba”, donde plantea críticas a la política norteamericana hacia la Isla y adelanta sus propuestas de cambio.

La más importante de estas propuestas es la eliminación de las leyes Torricelli y Helms-Burton, con lo que indiscutiblemente se ubica en el meollo del problema, toda vez que la existencia de las mismas impiden cualquier avance significativo en las relaciones entre los dos países y amparan las posiciones beligerantes más extremas. No obstante, hasta tanto esto no ocurra, describe algunas medidas que pudiera tomar el presidente Obama, las cuales sin duda resultarían un paso positivo en esta dirección.

Hay que destacar que ningún otro grupo de su tipo ha sido tan diáfano al asumir esta posición y ello aporta un elemento cualitativo a un debate al que actualmente se suman diversos sectores estadounidenses, indicando la posibilidad de que el futuro inmediato se fortalezca esta tendencia dentro del propio establishment norteamericano.

De esta manera, el CSG en cierta medida resuelve el problema del desbalance que, desde mi punto de vista, ha existido entre su crítica al sistema cubano y la política norteamericana, centrando su atención donde realmente puede ser más efectiva su contribución a la problemática existente, con lo que potencia su importancia y legitimidad en ambos países.

Con razón, el GSC argumenta que la actual política es “contraproducente a los intereses norteamericanos y daña a la sociedad civil cubana”, solo que su definición de los “intereses norteamericanos”, en vez de basarse en las ventajas que tendría para las dos naciones mejorar el estado de sus relaciones, retoma el argumento que ello resultaría más eficaz para promover el “cambio de régimen” que Estados Unidos aspira lograr en Cuba, lo que contamina la naturaleza de sus objetivos, dificultando el diálogo que pretende promover, toda vez que se ubica en la misma postura intervencionista que ha sido el centro de la disputa.

A decir verdad, esto no debe sorprendernos, toda vez que responde a su condición de entidad norteamericana vinculada a los grupos de poder de ese país, los cuales no han renunciado a este propósito estratégico, por lo que es de esperar que actúe según la lógica que guía la doctrina de la política exterior de Estados Unidos.

El proyecto hegemónico norteamericano respecto a Cuba se remonta a los orígenes de esa nación, se concretó en el Estado neocolonial, y no es una variable del diferendo entre los dos países, sino su contexto específico, determinando las condicionantes de la independencia desde José Martí hasta nuestros días, por lo que a lo máximo que podemos aspirar es a la existencia de un clima de convivencia entre contrarios.

Creo que a partir de esta premisa histórica, dado que el conflicto de Cuba con Estados Unidos no comenzó con la Revolución, es que debemos evaluar la pertinencia de las propuestas del CSG y también sus contradicciones e insuficiencias.

Varios dirigentes del CSG han expresado su compromiso con la defensa de la soberanía cubana y el documento critica a aquellos que esperan que Estados Unidos “resuelva el problema de Cuba”. No tengo razones para dudar de su sinceridad al respecto, sin embargo, invito a pensar que una soberanía que necesita ser defendida es porque alguien la amenaza, y el documento no solo no reconoce la fuente de esta amenaza, sino que atribuye a Estados Unidos prerrogativas sobre la vida nacional cubana, que no se corresponden con los derechos de un Estado soberano.

Prueba de ello es que a la extensa crítica que hace el CSG de la ley Helms-Burton le faltó un argumento: ser una propuesta tan intervencionista que ni siquiera la Enmienda Platt se atrevió a tanto. La verdad es que no se puede defender la soberanía cubana sin ser antiimperialista y para ello no se requiere ser marxista, ni apoyar el socialismo, sino reconocer esta condición como fundamento de un orden internacional más justo y democrático, que es a lo que aspiran los pueblos del Tercer Mundo, particularmente Cuba.

Las reformas en marcha del modelo económico cubano, cuyo objetivo es adecuar su funcionamiento a las realidades que impone la situación del país y las reglas que rigen la economía mundial, responden a necesidades del propio sistema socialista, el cual, obviamente, no puede ser concebido igual que cuando existía un campo socialista al cual integrarse. Está claro que esto implica un esfuerzo intelectual inmenso, ampliar el debate interno para la construcción de nuevos consensos y un cambio en la mentalidad en los funcionarios del Estado y los propios ciudadanos.

Efectivamente, como dice el CSG, las reformas potencian el desarrollo del sector privado y ello puede generar contradicciones hacia lo interno de la sociedad cubana, que implican riesgos para el modelo. Pero asumirlos ha sido una iniciativa del Estado, no contra él, como se infiere en el documento, sino que parte de un criterio inclusivo, que pretende buscar fórmulas que favorezcan su articulación en el fin social común, en definitiva la esencia del socialismo.

Dentro de esta lógica también está incorporado el desarrollo de vínculos más estrechos con la emigración, como ha dejado constancia la nueva política migratoria, y, de hecho, ya son muchos los emigrados que participan de los cambios en curso, aunque es cierto que aún falta un marco legal más abarcador al respecto. El CSG, al igual que otras organizaciones cubanoamericanas, pueden contribuir a este proceso y efectivamente sus propuestas contra la actual política norteamericana encajan perfectamente en esta dinámica, pero se autolimitan al concebirse como antípodas de las premisas que la inspiran.

Sin duda, el proyecto emprendido por Cuba es muy complejo y avanza, como ha reconocido el propio gobierno, por caminos “ignotos”, por lo que es previsible que puedan cometerse errores, así como sufrir avances y retrocesos, pero una cualidad que lo distingue es que puede ser enfrentado en plena soberanía, sin injerencias e imposiciones externas, por lo que el triunfo o el fracaso, va a depender exclusivamente de los cubanos, un lujo que la mayoría de los países del mundo no pueden darse y que, desde mi punto de vista, constituye la esencia de lo alcanzado hasta ahora y lo que vale la pena defender a toda costa.

El documento del CSG ignora de manera absoluta la resistencia demostrada por el pueblo cubano para asegurar esta condición y parte del supuesto que las reformas en curso resquebrajarán esta voluntad, sin detenerse a pensar que más bien pueden fortalecerla, como pretenden la mayoría de los sectores revolucionarios, que por eso las respaldan.

Es una verdad histórica que precisamente gracias a esta capacidad de resistencia es que ha resultado “fallida” la política norteamericana y vale decir que el documento hace un buen inventario de su fracaso, aunque no de sus causas. Sin embargo, creo que el CSG se queda corto en su análisis, ya que en la actualidad esta política no solo resulta fallida, sino “inviable”, dado el deterioro relativo de la hegemonía de Estados Unidos en el mundo, particularmente en América Latina.

De todas formas, quizás sin proponérselo, el documento del CSG nos acerca a esta conclusión y ello sería un buen punto de partida para el diálogo que proponen con la “sociedad civil cubana”, donde supongo incluyan a los que no compartimos sus concepciones sobre el futuro de la nación y la naturaleza de las relaciones con Estados Unidos.

Artículos relacionados:




Pascual Serrano sobre “Sospechas y disidencias”

February 27, 2013 21:00, von Unbekannt - 0no comments yet

Y en eso llegó Iroel*

Pascual Serrano
Presentación de Sospechas y disidencias en la Feria del Libro de La Habana. De izq. a der. Diana Lío, Pascual Serrano,, Iroel Sánchez y Willy Toledo    Presentación de Sospechas y disidencias en la Feria del Libro de La Habana. De izq. a der. Diana Lío, Pascual Serrano,, Iroel Sánchez y Willy Toledo. Foto: Rafael de la Osa


Presentación de “Sospechas y disidencias” en la Feria del Libro de La Habana. De izq. a der. Diana Lío, Pascual Serrano, Iroel Sánchez y Willy Toledo. Foto: Rafael de la Osa

Lo primero que debemos decir es que estamos ante un libro que recoge y vuelve tangible un blog. Los textos de un blog tienen las limitaciones de lo urgente y precipitado, los textos de un libro ganan tiempo para estar más reflexionados y elaborados pero no pueden dedicarse a los acontecimientos de la inmediata actualidad. Sospechas y disidencias supone para el panorama editorial cubano la novedad de combinar los dos formatos. Pero es que el blog La pupila insomne, de donde proceden los textos de este libro, también fue en su día algo novedoso. El fenómeno de La pupila insomne, cuya responsabilidad y culpabilidad es totalmente de Iroel Sánchez, muestra dos cosas: la primera, el mérito de su autor; y la segunda, la necesidad de más audacia en el periodismo cubano.

Durante años, a quienes defendíamos Cuba o denunciábamos las mentiras mediáticas en nuestros países, nos decían, como argumento para desautorizarnos, que no vivíamos en Cuba. Como si no pudiéramos denunciar los crímenes en Iraq porque no vivimos en Iraq. En otras ocasiones nos decían que si tanto nos gustaba Cuba, que nos fuéramos a vivir aquí. Y parafraseando a Carlos Puebla, podemos decir “Y en eso llegó Iroel, y los mandó parar”. Porque Iroel Sánchez vive en Cuba y escribe sobre Cuba y quienes nos decían que nosotros no vivíamos en la isla o debíamos venirnos se han estrellado. Los medios comerciales neoliberales presentaban el panorama cubano dividido entre una prensa gubernamental monolítica que escribía al dictado y unos heroicos blogueros díscolos y perseguidos que, como David, se enfrentaban al Goliat gubernamental cubano. Y ahora aparece un David, con su honda La pupila insomne, que defiende a Goliat, porque en Cuba, Goliat es el pueblo cubano. Y es que en Cuba todo es al revés. Aquí los blogueros disidentes ganan más dinero que los ministros, es el único lugar del mundo donde los exiliados en Miami vuelven de vacaciones o ser atendidos gratuitamente por los médicos cubanos. Y son los blogueros que defienden la revolución los perseguidos, perseguidos por la censura y el silencio de los medios occidentales, perseguidos por las mentiras que circulan sobre su país y que deben enfrentar. Decían que el gobierno cubano no dejaba salir a los famosos blogueros disidentes, pero hay que decir que son los gobiernos europeos los que no dejan entrar a los blogueros revolucionarios. Porque los primeros tienen su agenda repleta de ágapes y recepciones en España y Europa, y a Iroel ni lo invitan ni lo citan. Por eso tenemos que venir nosotros aquí a escucharlo, o sea, que nos venimos a Cuba como ellos querían.

Luego está lo de la audacia que señalaba anteriormente. Porque creo que la revolución también debe aprender del fenómeno de La pupila insomne. Debe aprender que muchas veces los revolucionarios pueden ser más eficientes cuando se les deja que tomen sus propias iniciativas. Sin duda, los ejércitos revolucionarios deben estar organizados y trabajar de forma colectiva, pero algunas veces no viene que mal que, una noche, mientras todos descansan, un soldado se levanta se introduce en terreno enemigo, les quita unos fusiles y vuelve a su campamento con armas incautadas para la revolución. Y eso es lo que ha hecho Iroel Sánchez, sin que ningún superior se lo ordenara, se fue sigilosamente al terreno enemigo del ciberespacio capitalista, no robó armas, pero lanzó sus posts y volvió a casa, y cuando los del bando capitalista se levantaron encontraron que alguien les había dejado el ciberespacio lleno de unas verdades sobre Cuba que no podían rebatir y se llevaron tremendo disgusto. En cambio, los que nos consideramos revolucionarios que vivimos en la zona capitalista cuando nos levantamos y vimos por todos lados las palabras que Iroel había dejado nos alegramos tanto que hemos venido aquí a abrazarlo.

Ahora ustedes pueden leerlas en este libro, porque se me olvidó contarles que Iroel también ha incluido algunas verdades de las que vio en el capitalismo aquellas noches en que vino a lanzar clandestinamente sus mensajes.

*Palabras en la presentación del libro Sospechas y disidencias, de Iroel Sánchezen la Feria Internacional del Libro de La Habana, Casa del ALBA Cultural, 15 de febrero de 2013.

Artículos relacionados:




Cuba: un hito en la historia de la Revolución

February 27, 2013 21:00, von Unbekannt - 0no comments yet
Ángel Guerra Cabrera
Parlamento cubano

Parlamento cubano

La inauguración de la nueva legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular(ANPP) marcó un hito en la historia de la Revolución Cubana. Miguel Díaz-Canel, ingeniero electrónico de 52 años y experimentado cuadro de dirección fue elegido al cargo de vicepresidente primero del Consejo de Estado (CE).

Un gran paso en la trasferencia por la dirección histórica de la Revolución a las nuevas generaciones de las más altas responsabilidades del Estado, que ha de concretarse de manera paulatina y ordenada en los próximos cinco años, señaló el presidente Raúl Castro. Puntualizó también que el que se inicia será su último mandato.

Pero con toda su importancia, la cuestión no se reduce al ascenso de una sola persona por más que ocupe el segundo cargo en la jerarquía del Estado cubano, definido por el texto constitucional como el sucesor del presidente en caso de ausencia. Hay más datos que reflejan la voluntad política de promover a las nuevas hornadas respondiendo a un meticuloso plan y, por cierto, de buscar una composición cada vez más representativa del pueblo cubano en los órganos de gobierno.

Fueron también electos dos nuevos vicepresidentes del CE en sustitución de líderes históricos de la Revolución: Salvador Valdés Mesa, un curtido dirigente sindical negro y Mercedes López Acea, la dirigente del Partido Comunista de Cuba(PCC) en la provincia de La Habana, nacida después del triunfo de la Revolución. Otro obrero negro con larga hoja de servicios en el PCC, Esteban Lazo, recibió el espaldarazo del parlamento como su nuevo presidente.

El promedio de edad de los diputados a la ANPP es ahora de 48 años y el 70 por ciento nació posteriormente al triunfo revolucionario. Fue renovado un 67.26 por ciento de sus integrantes y ascendieron ligeramente la proporción de diputados mujeres así como negros y mulatos: 48.86 y 37. 9 por ciento respectivamente. En el proceso electoral recién concluido, de un total de 15 provincias, en 10 fueron electas mujeres como presidentas de las Asambleas Provinciales del Poder Popular (equivalentes a gobernadoras). De los 31 miembros del CE, 41.9 y 38.6 por ciento son respectivamente mujeres y negros y mestizos, con un promedio de edad de 57 años.

Raúl, con su habitual expresión crítica y directa, apuntó la necesidad de evitar que se nos repita la situación de no contar oportunamente con suficientes reservas de cuadros preparados para ocupar los puestos superiores del país y asegurar que el relevo de los dirigentes constituya un proceso natural y sistemático.

La intervención de Fidel Castro desde su curul de diputado mostró dos planos en que se desenvuelve la realidad para los revolucionarios. En uno: “cada año de resistencia entre 1959 y 2013 fue una victoria que nuestro pequeño país tiene derecho a proclamar. Luchamos por ideas que consideramos justas, a las que millones de cubanos han dedicado su juventud y su vida: ochocientos mil cubanos han cumplido misiones internacionalistas. En octubre de 1962, la nación estuvo a punto de convertirse en campo de batalla nuclear, la fulminante victoria de Bahía de Cochinos evitó una sangrienta guerra que habría costado a los invasores norteamericanos cientos de miles de vidas y a Cuba destrucción y pérdidas humanas incalculables. Fuimos víctimas de la ´guerra sucia´ durante mucho tiempo, y 25 años después de la Crisis de Octubre, tropas internacionalistas cubanas defendían Angola de los invasores racistas sudafricanos, provistos de armas nucleares suministradas por Israel con la aprobación de Estados Unidos. El odioso sistema racista dejó de existir. La lucha de clases desatada a pocas millas de la sede del imperio fue la escuela política más eficiente que ha tenido nunca un país, hablo de una escuela que abrió sus puertas hace más de 50 años. Desde los pioneros hasta las personas de mayor edad, hemos sido alumnos de esa escuela; la gran batalla que de acuerdo a lo que me contaba Raúl se impone; es una lucha sin tregua contra los malos hábitos y los errores que cometen diariamente muchos, incluso militantes. El otro plano: Mientras los polos se derriten velozmente, el nivel de los mares sube por el cambio climático, inundando grandes áreas en unas pocas decenas de años.”

En su intervención central Raúl reiteró: “fui elegido para defender y continuar perfeccionado el socialismo, no para destruirlo” y cerró sus palabras citando el medular concepto de revolución expuesto por Fidel el 1º de mayo de 2000.

Artículos relacionados:




El doble fracaso de Yoani Sánchez en Brasil (+ video)

February 26, 2013 21:00, von Unbekannt - 0no comments yet
Vincenzo Basile
El célebre caricaturista brasileño Carlos Latuff dedicó varias de sus obras a criticar la visita de Yoani Sánchez

El célebre caricaturista brasileño Carlos Latuff dedicó varias de sus obras a criticar la visita de Yoani Sánchez

La reciente reforma migratoria aprobada por el gobierno cubano, que elimina anacrónicos trámites burocráticos para viajar, ha empezado a provocar sus efectos. Una de las primeras personas que se ha beneficiado de todo eso ha sido -por supuesto- la riquísima bloguera Yoani Sánchez quien ha recibido visas para viajar a numerosos países, mientras que -recordemos- la mayoría de los ciudadanos cubanos, de los que ella se ha elevado por sí misma al rango de portavoz, sigue encontrando dificultades materiales y burocráticas para viajar a países europeos o a Estados Unidos, como los altísimos costos de los viajes y la necesidad de obtener un visado de ingreso por los países de destino, algo que en la mayoría de los casos se les niega.

En ese sentido, el pasado 17 de febrero, la bloguera dejaba su ‘apartamento yugoslavo’ en la odiada ‘cárcel ideológica’, rumbo a Brasil, y empezaba -con total tranquilidad y con todos los honores que se deben a una estrella mediática de su altura- una larguísima gira mundial de 80 días, acompañada por una apática procesión de periodistas y corresponsales de medios internacionales.

Sin embargo, sus ambiciones de primera diva se rompieron brutalmente cuando la bloguera chocó con la realidad afuera de Cuba, perdió el escudo que le otorga el vivir en un ‘régimen dictatorial’ y encontró la desesperada acogida brasileña: grupos de jóvenes la recibieron exibiendo carteles con acusaciones, tildándola de mercenaria y agente de la CIA.

A pesar de que cuando esto ocurre en Cuba, ella con voz crítica suele hablar de ‘turbas castristas’ y de ‘estigmatización del que piensa diferente’, frente a estas manifestaciones contra su persona, la bloguera, convencida de un inexistente respaldo de la opinión pública que hubiera encontrado en Brasil, acutó inicialmente con mucho cuidado y usó las distintas formas de darles la bienvenida, como un ejemplo de la pluralidad y diversidad de la nación suramericana. Así escribió: “Al llegar muchos amigos dándome bienvenida y otras personas gritándome insultos. Ojalá en Cuba se pudiera hacer lo mismo. Viva la libertad!

Pero su postura frente a las críticas cambió radicalmente en unas pocas horas, es decir, cuando se dió finalmente cuenta de que no se trataba de un pequeño colectivo, sino de extensos grupos, vinculados a las luchas progresistas en América Latina, que -claramente- rechazan cualquier colaboración con el poderoso imperio del Norte que -el siglo pasado- respaldó sangrientas dictaduras derechistas por todo el continente, incluso en Brasil.

Así, de repente, esta forma de ‘libertad brasileña’ se convirtió en una patraña más del ‘régimen cubano’. Escribía en su pluridecorada bitácora: “Ellos respondían a órdenes, yo soy un alma libre.Al final de la noche me sentía como después de una batalla contra los demonios del mismo extremismo que atizó los actos de repudio de aquel año ochenta en Cuba. La diferencia es que esta vez yo conocía el mecanismo que fomenta estas actitudes, yo podía ver el largo brazo que los mueve desde la Plaza de la Revolución en La Habana”. Es decir, personas que pensaban diferente, ejemplo puro de la democracia brasileña, se conviertieron en enviados de la embajada cubana, procastristas y extremistas.

Ya solamente esas formas de considerar las críticas, dejan bien claro el nivel de democracia que esta megalómana desconocida quiere llevar adelante en su añorada Cuba futura y hace fracasar su imagen de persona plural.

Pero, más que todo eso, el viaje a Brasil ha sido un auténtico fracaso por otra razón fundamental. Ha destruido finalmente la imagen que se quiere vender a la opinión pública mundial, es decir, la de la bloguera indefensa, paladina de los derechos humanos, y ha enseñado todo su carácter derechista y la total sumisión a la política del gobierno norteamericano y, sobre todo, a la más repugnante prensa terrorista anticubana radicada en el sur de Florida.

Entre otras cosas, por ejemplo, la bloguera se negó a firmar una declaración contra el bloqueo y por la liberación de los Cinco antiterroristas cubanos y, dos días después, tuvo un discurso en la Cámara de Diputados de Brasil y ahí hizo determinadas declaraciones sobre estos temas.

Hablando del bloqueo norteamericano contra el pueblo de Cuba, dijo: “Hay un concepto que se utiliza mucho en Cuba: en una plaza sitiada, disentir es traicionar. Por eso quiero que termine el embargo, para ver como va a explicar el gobierno cubano su fracaso”.

Luego, referiéndose a los Cinco héroes cubanos, encarcelados en Estados Unidos por infiltrarse en grupos terroristas de Miami para descubrir planes de atentados contra la Isla, afirmó: “La cantidad de dinero que está gastando el gobierno de mi país en esa campaña de viajes por el mundo, espacios en la prensa internacional para la campaña de los cinco miembros del Ministerio del Interior, la cantidad de horas en las escuelas que se gastan en hablar de esas cinco personas, en aras de que eso termine deberían liberarlos, estoy preocupada por las arcas de mi país y preferiría que los liberaran y a ver si así ahorramos más porque hay más temas sobre el tapete”.

Y muy tímidamente dijo: “Sobre Guantánamo. Soy una civilista, una persona que quiere el respeto a la legalidad, por lo que no puedo estar de acuerdo en un sitio donde no se respeta la legalidad”. Esto es todo lo que dijo sobre el centro de tortura de Guantánamo, alguien que supuestamente debería ser una patrocinadora de derechos humanos. No habló de Estados Unidos. No habló de tortura. No habló de muertos. Fue muy cuidadosa en usar los términos “no se respeta la legalidad” en vez de describir la situación así como es, es decir, un auténtico centro de tortura legalizado; todo eso, sin considerar la soberanía cubana violada en dicho territorio.

 A pesar del escualor de estas declaraciones -sobre todo, cuando llegan de una ciudadana cubana que, antes de hacerse tan famosa, habrá seguramente sufrido las escaseces debidas al aislamiento económico de Cuba tras el derrumbe del campo socialista y, más que todo, como habanera habrá vivido sobre su piel la temporada de los atentados terroristas en La Habana- la repugnante prensa anticubana de Miami, en un ejemplo de su intransigencia batistiana, atacó a la bloguera por “pedir la liberación de los cinco espías”.

Yoani Sánchez pide la liberación de espías cubanos” tituló Univision23 desde Miami. El también miamense CubaNet escribió: “En una declaración que podría no ser bien recibida en la comunidad exiliada de Miami, la bloguera cubana Yoani Sánchez dijo este miércoles en Brasil que está a favor de la liberación de los cinco espías cubanos […] En su encuentro con los legisladores brasileños, Sánchez criticó también el embargo comercial de Estados Unidos. La calificó de injerencista y sostuvo que en la práctica no ha funcionado. [...]Inmediatamente saltaron las alarmas en las redes sociales. En Miami, según estas declaraciones de hoy, puede que la reconocida bloguera no sea bien recibida.”. Otros medios del mismo nivel informativo, publicaron artículos parecidos que, tras unos días, desaparecieron.

Frente a la estigmatización mediática from-Miami, Sánchez decidió aclarar bien su postura y lo hizo con el más bajo nivel moral que esta bloguera haya tocado nunca, es decir, publicó unaaclaración importante:

Por lo pronto, rectifico, los Cinco fueron juzgados, bien juzgados, y eran espías sin lugar a dudas… A veces usar el sarcasmo y la ironía trae ese tipo de malentendidos. En primer lugar no les diría ‘Cinco Héroes’, para mí son cinco espías que han sido juzgados, que han tenido sucesivas oportunidades legales para probar su culpabilidad o inocencia y en todos esos tribunales, formados por gente diversa y plural, han sido ratificados como culpables… Todo el mundo sabe que es práctica común del gobierno cubano vigilar y espiar en territorio norteamericano ampliamente, por tanto en ningún momento pedí la liberación

pardo rescateY para no dejar dudas sobre su sumisión a los amos del norte y a los grupos terroristas del sur de Florida, horas después, publicó en su cuentatwitter, un mensaje (retwitteado desde la cuenta del Orlando Luis Pardo, el grosero y osceno ‘fotoreportero’ que ultrajó con un acto de autoerotismo a la bandera cubana): “24 Febrero: Cuba de luto por nuestros Hermanos Al Rescate”.

El mensaje se refería a las dos avionetas -procedentes desde Miami, de la organización Hermanos Al Rescate- que violaron el espació aereo cubano y fueron derribadas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias, en 1996. Hermanos Al Rescate es una organización terrorista, vinculada a la CIA y a la Mafia batistiana de Miami, responsable de varios ataques contra el territorio cubano. Sus patrocinadores fueron Jorge Mas Canosa, fundador de la también terrorista Fundación Nacional Cubano Americana, y Ramón Saúl Sánchez Rizo, también vinculado a varios ataques contra Cuba. (más información sobre la organización Hermanos al Rescate aquí).

Es decir, la democrática Yoani Sánchez quiso aclarar adecuadamente su pensamiento sobre los Cinco cubanos que estaban en Estados Unidos para impedir atentados contra su país, procedentes de las organizaciones terroristas radicadas en Miami, y además cogió la oportunidad para dar su respaldo, su solidaridad y, quizás, su admiración a los miembros caídos ese 24 de febrero de 1996.

A pesar de que muchos ‘solidarios con la bloguera’ han relacionado el viaje de Sánchez con un ‘inminente fin del castrismo’, no hay ninguna duda de que su primera gira exterior ha sido un auténtico fracaso para la más mediáticas de las blogueras que no ha encontrado ningun respaldo popular concreto y sólo ha dado a la opinión pública mundial muchos más elementos para evaluar la real postura y entender definitivamente que hay más allá de esa controvertida figura, es decir, un rostro oportunista, derechista, terrorista y pronorteamericano, algo que ella misma intenta -sin éxito- disimular.

Claramente habrá muchos otros elementos que surgirán y desmontarán otros fraudes mediáticos de esa bloguera. Este solamente es el primero capítulo de una larga serie de apuntes de viaje que contarán toda la gira mundial de esta mentirosa oportunista. (Tomado de Capítulo Cubano)

Artículos relacionados: