Ir para o conteúdo

Eurococas Eurococos

Tela cheia

Blog Eurococas/Eurococos

3 de Abril de 2011, 21:00 , por Desconhecido - | No one following this article yet.
Un clone de TIE-Iberico y algo más... :-)

DAVANT EL 1 D'OCTUBRE, QUÈ FER ABANS I DESPRÉS?

27 de Setembro de 2017, 8:55, por Feed RSS do(a) TIE-Ibérico

El govern de Mariano Rajoy, amb el seu immobilisme polític davant el conflicte d'encaix de Catalunya a l'Estat Espanyol, el seu llast permanent de corrupció i les seves polítiques antisocials, s'ha convertit en el factor decisiu que afavoreix i estimula l'independentisme.


L'expresident Artur Mas i el seu partit CiU, campions de la corrupció i de l'aplicació de les polítiques d'ajust i austeritat imposades per les institucions de la Unió Europea, privatització de la sanitat, de l'educació, retallada del PIRMI, etc .; que van donar suport amb el seu vot al congrés de diputats la contrareforma laboral i la llei orgànica d'estabilitat pressupostària, que és l'instrument polític i fiscal per imposar les retallades socials (inclosa l'actual intervenció de Montoro al govern de la Generalitat), s'han servit del malestar social per canalitzar cap al somni d'una independència de Catalunya com una via de recuperació del benestar social perdut.


En aquesta il·lusió han trobat el suport de les forces independentistes de llarga tradició com ERC i la CUP. En la seva aposta prioritària per la "independència formal de Catalunya", el bloc independentista no ha respectat el mateix Estatut i les regles parlamentàries, ha traït la defensa dels interessos la majoria social i de la classe treballadora en aprovar uns pressupostos antisocials, o un "llei de transitorietat" que preserva la relació d'esclavitud de la ciutadania de Catalunya amb deute il·legítim amb les fons i bancs de la Unió Europea, que conserva les lleis d'ajust i austeritat que tenen la seva matriu a la UE, i que es compromet a aplicar les noves lleis que aquesta pugui acordar en el futur... Per no parlar del model presidencialista amb trets autoritaris de la República catalana on el poder judicial veu disminuïda la seva independència.


Aquesta renúncia a la sobirania econòmica, a més de trair els fonaments d'una independència real, mostra el veritable caràcter de l'independentisme de Catalunya: una lluita pel repartiment del poder polític per a perpetuar la dominació sobre les classes populars.


Davant l'erosió de la mobilització independentista, com demostren les enquestes del Centre d'estudis d'opinió vinculat a la Generalitat, i els canvis del mapa polític a Espanya, on la irrupció de Units-Podem i els canvis al PSOE, caminen a l'una amb el desgast d'un Partit Popular lluny de la majoria absoluta i que pot ser expulsat del govern davant d'una moció de censura reeixida, el bloc independentista ha posat l'accelerador.


Apostant a quant pitjor millor, ha promogut un referèndum d'autodeterminació sense garanties democràtiques, sense un mínim de participació per donar-li legitimitat, sense la transparència exigible per obtenir el seu reconeixement internacional. En aquestes condicions aquest referèndum posa en safata al Partit Popular i partits centralistes l'argumentari per treure-li credibilitat democràtica davant la majoria social a Catalunya que no és independentista i provoca el seu aïllament i hostilitat entre la gran majoria social a l'estat espanyol.


Lluny de negociar i buscar el consens amb forces polítiques emergents com "Catalunya Si Que És Pot" o "Catalunya en Comú" amb l'objectiu d'ampliar les aliances a Catalunya i la resta de l'estat, el bloc independentista es dirigeix a una derrota segura , arrossegant a una gran part de la seva base social a la frustració, el victimisme o la resignació.


L'enorme divisió social provocada, té caràcter transversal, i pot provocar danys difícils de reparar en la societat. En aquestes circumstàncies, és comprensible que Catalunya en Comú al no reconèixer el caràcter de referèndum d'autodeterminació, rebutjar el seu caràcter vinculant i en conseqüència oposar-se a la declaració unilateral d'independència, ha optat per una proposta prou flexible perquè la seva afiliació es trobi còmoda i no es divideixi. La reducció a una mobilització política pel dret a decidir persegueix mantenir llaços de comprensió amb una part de la ciutadania i reconstruir els ponts socials i polítics que permeti impulsar una alternativa que pugui donar una solució satisfactòria a un problema polític d'envergadura. No obstant això, l'interès del bloc independentista per implicar en el procés la posició de Catalunya en Comú té com a objectiu elevar la participació en el referèndum i guanyar en legitimitat per declarar la independència unilateral. Els riscos de confusió i divisió a la base electoral de Catalunya en Comú són molt elevats, i només podran ser neutralitzats amb un discurs clar i ferm de no reconeixement del seu caràcter vinculant, i per tant, desobeint qualsevol temptació del President Puigdemont de declarar la independència de Catalunya.


La crisi del règim de transició a Espanya té les seves arrels en la pèrdua de sobirania popular i econòmica amb la integració en una Unió Europea al servei de les oligarquies centre europees, particularment d'Alemanya. Mentre no s'abordi aquesta qüestió crucial, i es continuïn aplicant les polítiques neoliberals antisocials, la crisi social i política a Espanya i Catalunya continuarà el seu curs i adoptarà diverses formes en el futur.


Davant la greu crisi institucional que obre l'aventura del bloc independentista i el tancament del govern de l'estat, les organitzacions de l'esquerra transformadora i sobiranista a Catalunya i Espanya, hem de promoure una alternativa política i social que impedeixi la regressió centralista de l'estat i la extensió de les pràctiques antidemocràtiques que el govern intentarà justificar davant el pols independentista.


L'objectiu que pot unir a les classes populars i els pobles de l'estat espanyol és l'articulació d'una àmplia aliança per fer fora al Partit Popular del govern de l'estat, mitjançant una moció censura. Però aquesta només serà possible si és promoguda per una mobilització popular sostinguda en carrers i places, dirigida també a derogar totes les lleis injustes com la contra-reforma laboral, de les pensions, la llei orgànica d'estabilitat pressupostària, la llei mordassa, privatitzacions, etc., així com avançar en les principals reivindicacions socials que permetin superar la desocupació, etc. Aquest procés s'ha de basar en reclamar sobirania popular real, preservant la unitat i autonomia dels moviments socials, així com les relacions basades en el diàleg, la racionalitat i la fraternitat davant un conflicte particularment emocional.


En aquest procés cal oposar-se a tota irracionalitat, al cultiu de l'odi, a enfrontaments fratricides que busquen dividir a la gent, a tot exercici de violència per defensar opinions diferents. Ni detencions, ni depuracions, ni exclusions resoldran les coses. Fem una crida a preservar en els objectius comuns d'emancipació i els drets democràtics de la gent. Molt en particular en el si dels moviments socials i de les forces transformadores.


A Catalunya davant el fracàs de l'estratègia sense sortida del bloc independentista, hem d'impulsar el desenvolupament de la força transformadora i alternativa que desallotgi del govern de la Generalitat a les forces conservadores i falsament sobiranistes.


En aquesta tasca, hem d'abordar amb decisió la mobilització social i popular per trencar amb el règim de la monarquia i obrir un procés constituent en el conjunt de l'Estat que permeti l'encaix de les legítimes aspiracions dels pobles d'Espanya en una federació de lliure adhesió , per a que sigui un pas real en la recuperació de la sobirania econòmica i popular, per superar el capitalisme i avançar cap al socialisme.


Setembre 2017
 
Xarxa Socialisme 21

Versió castellana: http://tie-brasil.com.br/tie-brasil/ante-el-1-de-octubre-que-hacer-antes-y-despues



Los golpes en América Latina

23 de Março de 2016, 11:03, por Feed RSS do(a) TIE-Ibérico

Por Elaine Tavares

Golpenao
Foto: Rafaela Martins

No es de hoy que se ha observado el movimiento a la derecha en América Latina. La clase  dominante nunca estuve quieta, hasta porque los gobiernos más progresistas que surgieran no fueran revolucionarios y buscaran la vía por las instituciones burguesas, apostando en la democracia liberal, que nada más es que la dictadura del capital. En Venezuela, donde el proceso de transformación a la izquierda ha sido más intenso, durante todo el tiempo de gobierno de Chávez, la elite local, patrocinada por instituciones estadounidenses, nunca ha dado tregua y llegó a dar un golpe en 2002, rechazado por la gente en la calle. Hoy, con Maduro, la batalla sigue cada vez más fuertes y con victorias por parte de la derecha, una vez que el gobierno bolivariano manca entre errores. Lo que ha asegurado el gobierno es el Pueblo, que, mismo conociendo los equívocos, no ha querido volver al pasado, cuando estaba fuera de las decisiones.

Ocurre que la clase dominante latino-americana no ha conseguido soportar siquiera la perdida de algunos anillos, que es lo único que ha sido provocado por los gobiernos dictas populares. En Honduras, en al año de 2009, cuando el hacendado Mel Zelaya ha buscado apuntar algunos pequeños ayustes en el sentido de incluir los más pobres desde acuerdos con Venezuela, fue debidamente tumbado por un golpe judiciario. La historia fue muy parecida con la que acontece hoy en Brasil. El Ministerio Público de Honduras ha expedido un orden de prisión en contra del presidente, alegando que era necesaria una detención preventiva de Zelaya, para evitar que el desapareciera algunos documentos que los procuradores consideraban relevantes en un proceso contra el presidente, o que el mismo se fuera del país. Pues, no había cualquier indicio de que eso pudiera acontecer.  Zelaya entonces fue secuestrado por los militares y llevado para fuera del país, en flagrante violación a la Constitución y tuve impedida su defensa.

El que se siguió en Honduras ahora es historia. El golpe fue respaldado, Zelaya fue depuesto y su único “crimen” fue tener convocado al pueblo para decidir si quería o no una nueva Constitución. Nuevas elecciones fueran llamadas, sin la participación de la izquierda y, mismo ilegítimas, tuvieran la aprobación de toda la comunidad internacional. Era la vuelta de los golpes, de esa vez disfrazados en la acción del Judiciario.

El año de 2012 ha visto nuevo golpe ser aplicado en un gobierno progresista de América Latina. De esa vez fue en Paraguay. Fernando Lugo, que avanzaba tímidamente en el debate con los campesinos en la búsqueda de una reforma agraria, fue violentamente rechazado por la clase dominante local, que no quería tener cualquier pérdida de sus históricos privilegios. Acusado por el judiciario de ser el responsable por una masacre de campesinos en el contexto de una lucha por tierra, ha iniciado un proceso de impedimento del presidente. El inédito es que ese proceso ha durado menos de 24 horas.  La Cámara de los Senadores de Paraguay ha dado a los abogados del presidente menos de cinco horas para la defensa. Fue un golpe judiciario/parlamentario rápido y violento. En una votación apresada y marcadamente decidida sin cualquier prueba de culpa del presidente, por 39 votos a 4, Fernando Lugo fue sacado de la presidencia. De nuevo, el mundo ha respaldado el golpe. Elecciones fueran marcadas y la clase dominante volvió al poder, libre de cualquier amenaza “comunista”. Todo fue olvidado y la vida se fue a frente. Pero, en verdad, lo que pasaba era la consolidación de un nuevo tipo de golpe, ya sin la presencia de los cañones, aunque igualmente destruidor.

El Brasil

Hoy el Brasil vive proceso semejante. Con base en acusaciones hecha por personas – delaciones premiadas – sin que tengan sido presentadas pruebas reales y concretas, están en curso dos vías del golpe. Una de ellas, muy parecida con la que sucedió a Zelaya, involucra el judiciario y la tentativa de prisión forzada de Luis Inácio Lula da Silva, potencial candidato a las elecciones de 2018. El ex-presidente, acusado de corrupción, seria preso para evitar que se fuera del país, esa es la alegación de juez Sérgio Moro, elevado a la condición de héroe por los medios comerciales, por la élite e por los enemigos del PT. Hay indicios de que durante su detención forzada para que prestase declaración en una sala de un aeropuerto de São Paulo, había un plan para sacarlo del país, exactamente como se hizo con Zelaya. Y eso no habría pasado por cuenta de la recusa del comandante de la base en participar, en permitir el secuestro.

La otra vía es la parlamentar, con la aceptación del pedido de impedimento de la presidenta Dilma Roussef, también basado en acusaciones de personas  de que ella estaría involucrada en los casos de corrupción en Petrobras. Nada de pruebas, solo testigos de delaciones. El proceso en el Congreso Nacional también es viciado. De los 65 parlamentares escogidos para la comisión que habrá de analizar el pedido de impedimento, más de 35% de ellos están acusados de corrupción, e con bases reales. El propio presidente de la casa, Eduardo Cunha, tuve descubiertas las cuentas que tiene en el extranjero. Pruebas reales. Pero a esos, nadie toca. Ellos representan intereses dominantes, que quieren recuperar la silla del Palacio del Planalto.
Lo más trágico en toda esa “novela” brasileña es que el PT siquiera se aproxima de lo que podría ser llamado de un gobierno progresista. Mientras todo ese tempo que está en el poder ha gobernado con el grande capital. El propio Lula ya ha dicho que nunca los ricos ganaran tanto cuanto en su gobierno. Pero los medios – que es el brazo armado del sistema – han resuelto que ese es un gobierno “comunista”, cosa que revolvería los cuerpos de Marx y Lenin en la tumba. Lo que el PT ha hecho fue crear una serie de políticas que posibilitó a los más pobres entraren en la rueda del consumo y a los extremamente pobres salieren del hambre crónica.  Un paso tan chico  y que aún no ha sido “engullido” por la clase dominante. Cotas para negros, indígenas y alumnos de escuela pública llevaran millones de empobrecidos para las universidades, 13 nuevas universidades fueran creadas, bolsa-familia, programas de pleno empleo y otra serie de políticas que, además de usaren parte minúscula del PIB, hacen la diferencia en la vida de otras millones de personas.

En el bloque de izquierda las opiniones se dividen en esa hora de agonía del gobierno petista. Parte de ella no quiere saber si está en curso un golpe o no. Es contra del PT y lucha contra él, apuntando que la salida para la crisis tiene que ser definida por los trabajadores. Grita “fuera todos” y pide nuevas elecciones. Otra parte, mismo siendo crítica del gobierno petista desde la primera hora, entiende que ese es un momento en que se precisa, primero, evitar el golpe judiciario/parlamentario/mediático en curso, pues eso enflaquece el frágil proceso democrático burgués que sustenta el país. En el medio de todo eso están también los apoyadores del gobierno, que no apenas luchan contra el golpe, pero defienden con uñas y dientes el modo petista de gobernar, que compone con el capital.

Es una encrucijada, pero cada uno está haciendo sus escojas. Marchas son llamadas a toda hora. La derecha organizada, financiada por partidos de derecha y  e entidades empresariales, como la FIESP (federación de empresarios de São Paulo), ha reunido su gente e salido a la calle, arrastrando también una capa media que, además de haber llegado al consumo en esos años petistas, se ha bandeado para la derecha, tratando de buscar más privilegios. Junto con ella también se van aquellos que, por no conseguir ver atendidas sus demandas en el gobierno petista, han buscado apuntarlas. En esos grupos se ve un festival de cosas bizarras como los que piden la intervención militar, o la ayuda de Donald Trump.

También se van a las calles los militantes de la izquierda, sea junto con los gubernistas en la opción de lucha conjunta contra el golpe, sea en la lucha aislada buscando reunir los trabajadores para una salida sin composición con el gobierno.

Lo hecho es que las movilizaciones mostraran a los golpistas que, además de tener el judiciario, el parlamento y un número expresivo de gente en las calles, aún existe un contingente muy grande de personas dispuesto a luchar en contra del golpe. En la primera movilización de la derecha hubo  cierta euforia, pues no es común que la clase dominante se exprese en la calle, en marchas. Y, al final, fueran casi dos millones los que salieran en paseatas por todo el país. Pero numero semejante ha formado una vaga roja días después, y eso ha colocado un dado a más en la evaluación de coyuntura de la derecha. La gente esperaba que la prisión de Lula fuese anunciada al final de la semana, cosa que no pasó. Y hoy, martes, día 22, las piedras del tablero aún no se han movido.

La semana, que es santa para los católicos, está así, en clima de tensión. El golpe sigue apretando los nudos, con la ayuda fundamental del oligopolio de los medios. Y, mientras tanto, el Congreso Nacional, lo más conservador de los últimos tiempos, sigue votando leyes que acaban con derechos y profundizan los males de los trabajadores.

Version en portugues en tie-brasil

Fuente: IELA-UFSC



Telefonica-Movistar: ¡¡¡Viva la Huelga de los Telefônicos en España!!!

14 de Abril de 2015, 10:23, por Feed RSS do(a) TIE-Ibérico

Miles de técnicos precarizados de Movistar–Telefónica en España llevan adelante una huelga indefinida que comenzó en Madrid el 28 de marzo y se ha extendido por toda España en la primer semana de abril.

Telefónica intentó firmar un acuerdo con las tercerizadas y sucontratadas para precarizar aún más  las condiciones de trabajo  de los técnicos, con el "sistema de puntajes” y trabajo por “productividad”. Esto fue la gota que rebalsó el vaso de la precarización salvaje en las condiciones de trabajo que incluyen los siete días a la semana con jornadas que superan las diez horas para poder completar un salario que es apenas la mitad de la canasta familiar.
 
Miles de trabajadores telefónicos de toda España se encuentran en una Huelga que se conoce como "la huelga de las escaleras". El reclamo de los trabajadores organizados en comités de empresas y que han puesto en pie sus propias organizaciones incluye terminar definitivamente con la división del colectivo de trabajadores que implica la tercerización laboral, mejoras salariales y en las condiciones de trabajo.
 
Muchas de las empresas contratistas y subcontratistas que utiliza Telefónica en España son las mismas que utiliza Telefónica en Argentina. Con lo que se confirman las denuncias de que las contratistas y subcontratistas no son más que una pantalla armada desde su "casa matriz" para precarizar a los trabajadores.

La lucha de los instaladores y técnicos reafirma la tendencia de los trabajadores a organizarse y luchar por sus reclamos. Desde la Naranja Telefónica nos solidarizamos con esta gran lucha y llamamos a apoyarla y difundirla en todo el gremio. 
 
Los sindicatos y federaciones telefónicos de Argentina (Foetra, Fatel, Foeesitra) deben aportar al fondo de huelga y llamar a movilizar por el triunfo de esta lucha.

¡Viva la lucha de los telefónicos de España! ¡Basta de precarización y tercerización laboral!



Telefonica-Movistar: ¡¡¡Viva la Huelga de los Telefônicos en España!!!

14 de Abril de 2015, 10:23, por Desconhecido

Miles de técnicos precarizados de Movistar–Telefónica en España llevan adelante una huelga indefinida que comenzó en Madrid el 28 de marzo y se ha extendido por toda España en la primer semana de abril.

Telefónica intentó firmar un acuerdo con las tercerizadas y sucontratadas para precarizar aún más  las condiciones de trabajo  de los técnicos, con el "sistema de puntajes” y trabajo por “productividad”. Esto fue la gota que rebalsó el vaso de la precarización salvaje en las condiciones de trabajo que incluyen los siete días a la semana con jornadas que superan las diez horas para poder completar un salario que es apenas la mitad de la canasta familiar.
 
Miles de trabajadores telefónicos de toda España se encuentran en una Huelga que se conoce como "la huelga de las escaleras". El reclamo de los trabajadores organizados en comités de empresas y que han puesto en pie sus propias organizaciones incluye terminar definitivamente con la división del colectivo de trabajadores que implica la tercerización laboral, mejoras salariales y en las condiciones de trabajo.
 
Muchas de las empresas contratistas y subcontratistas que utiliza Telefónica en España son las mismas que utiliza Telefónica en Argentina. Con lo que se confirman las denuncias de que las contratistas y subcontratistas no son más que una pantalla armada desde su "casa matriz" para precarizar a los trabajadores.

La lucha de los instaladores y técnicos reafirma la tendencia de los trabajadores a organizarse y luchar por sus reclamos. Desde la Naranja Telefónica nos solidarizamos con esta gran lucha y llamamos a apoyarla y difundirla en todo el gremio. 
 
Los sindicatos y federaciones telefónicos de Argentina (Foetra, Fatel, Foeesitra) deben aportar al fondo de huelga y llamar a movilizar por el triunfo de esta lucha.

¡Viva la lucha de los telefónicos de España! ¡Basta de precarización y tercerización laboral!



Todos contra a Terceirização - Não ao PL 4330

14 de Abril de 2015, 10:20, por Desconhecido