Ir para o conteúdo

David Díaz Ríos

Voltar a Blog
Tela cheia Todas as versões

Donald Trump: entre el guiño confabulador y la mueca sarcástica

20 de Junho de 2017, 12:22 , por David Díaz Ríos - 0sem comentários ainda | No one following this article yet.
Visualizado 37 vezes

 

Donald Trump: entre el guiño confabulador y la mueca sarcástica / Por José F. Echemendía Gallego / Universidad de Sancti Spíritus / Intranet Uniss

 
Que el empresario multimillonario y hoy presidente de los EE.UU., Donald Trump,  vive literalmente encima de un “cachumbambé”, no constituye noticia. La novedad de hoy son las declaraciones hechas con respecto a la política de acercamiento y normalización con Cuba, iniciada por su antecesor B. Obama a finales de 2014.
 

Desde que comenzara su campaña electoral por la presidencia de la nación norteña mostró sus tremendas habilidades para subirse a ese artilugio de entretenimiento para niños -auténticamente cubano-, según la RAE; lo mismo aseguraba que podría abrir un hotel en Cuba, que anunciaba exigiría al gobierno cubano “gestos” para continuar con el proceso de normalización, marcando claramente una posición que le asegurara el financiamiento y los votos de la derecha anticubana de la Florida. Ya rebasados sus primeros cien días en la Casa Blanca (¿tendrá unos segundos?) su claque gubernamental ha considerado oportuno cumplirle a los retrógrados de la fauna miamense, para que puedan contentar al contribuyente de origen cubano, y seguir viviendo del cuento patriotero “de luchar por la libertad de Cuba”; lo que demuestra que ignoran, o se hacen el chivo con tontera, que esa tarea fue cumplida por el pueblo cubano liderado por Fidel Castro Ruz hace ya 58 años.


 
Ahora vuelven sobre el tema  de los viajes de estadounidenses a Cuba, la receta: endurecer las restricciones con respecto a estos viajes, de por sí ya restringidos a doce categorías. Cierto es que desde la distención de las relaciones a partir de los pronunciamientos de los presidentes de Cuba y EE.UU. en el año 2014, se produjo un incremento considerable en la cantidad de ciudadanos de esa nación interesados en conocer la realidad cubana y disfrutar de su clima, de las bondades de su naturaleza y de la conocida hospitalidad de los cubanos; pero también es cierto que la inmensa mayoría de los turistas que llegan a la mayor de Las Antillas son canadienses, alemanes, españoles, y de otros estados europeos; por lo que los principales perjudicados serán los norteamericanos de esa nación.
 
 
¿Qué alcance puede tener la doble moral de los gobiernos estadounidenses? Difícil de responder, por una parte exigen a Cuba “mayor libertad y respeto a los derechos humanos”; cómo interpretar entonces las exigencias de un gobierno que dicta a sus habitantes cómo y dónde gastar su dinero (solo en negocios privados), demostrar que para viajar a Cuba forman parte de un grupo y califican en una categoría “autorizada”; y finalmente entregar a las autoridades un plan, cronograma u horario completo de sus movimientos en la Isla; vaya concepto de LIBERTAD que tiene esta administración.
 
 
Por otra parte se refiere a la prohibición de toda transacción económica o financiera con instituciones u organismos del Estado vinculados con las Fuerzas Armadas. Pretenden establecer la matriz de que Cuba es un estado con elevado gasto en el terreno militar, y que los beneficios que reportarían las negociaciones con el gobierno norteamericano en el ámbito económico y financiero irían a parar a ese campo; pretenden de este modo ponernos en su lugar. Estados Unidos de Norteamérica es el país con el mayor gasto militar del planeta: $600 mil millones de dólares ($381 mil millones más que China), mayor que la suma de los ocho países que le siguen; mientras que en el presupuesto nacional de la mayor isla del Caribe se dedica el 51 % del PIB a los sectores de educación, salud y la asistencia social.
 
 
Señor millonario, siga con su política “aparentemente errática”, de hoy decir una cosa y mañana otra; pero siempre con un propósito muy claro, beneficiar a los que tienen mucho y perjudicar a los que no tienen casi nada. Hace bien en mirar hacia el sur, porque también existe, pero trate de hacerlo con más sentido común y seriedad. Es seguro que al final de su mandato (si es que llega) nosotros estaremos aquí todavía, perseverantes, tozudos y firmes en la construcción de nuestro sueño.
 
 
Fotos tomadas de Granma digital (En vivo: Los anuncios de Trump sobre Cuba)


Tomado de la Intranet UNISS

 

LEER MÁS


 
 

 
 
 

0sem comentários ainda

    Enviar um comentário

    Os campos realçados são obrigatórios.

    Se você é um usuário registrado, pode se identificar e ser reconhecido automaticamente.

    Cancelar